Inicio > Política > Agustina Kämpfer complicada por bienes que no puede justificar

Agustina Kämpfer complicada por bienes que no puede justificar

La pericia contable que el juez Ariel Lijo ordenó sobre la periodista Agustina Kämpfer investigada como presunta testaferro de su ex Amado Boudou, consignó una serie de irregularidades vinculadas al estilo de vida de la periodista que no se condicen con sus ingresos como la adquisición de un departamento, de dólares declarados en plazos vencidos y de movimientos de dinero que no quedan del todo claros.
En diez años Agustina Kämpfer logró mejorar su situación patrimonial. En 2001 en relación de dependencia, su salario era de 575, 22 pesos. Para 2012 obtuvo más de 848 mil pesos.

Durante todos esos años, y tras el análisis de los peritos contables las observaciones fueron diversas y complican el escenario judicial de la ex de Boudou que podría ser llamada a indagatoria en breve.

Del 2001 se remarcó que no se encontró documentación respaldatoria de los montos consumidos “en función de la declaración de sus ingresos que no llegaban a 600 pesos mensuales”, señalaron fuentes judiciales. Durante ese período los peritos indicaron que llamaba la atención los gastos de recreación: ese año estuvo 26 días afuera del país. “No se sabe cómo fueron solventados los gastos”, manifestaron quienes analizaron el patrimonio de Kämpfer.

Los números fueron mejorando y para 2004 permaneció afuera del país más de 290 días. Este año ingresó documentación a la Justicia aportada por la periodista, donde consignó que desde septiembre de 2004 a marzo de 2006 tuvo un vínculo laboral con Producciones Nacionales Televisiva de México.
Los cálculos oficiales, donde se remarca que no hubo manera de corroborar a dónde se aplicaron los fondos percibidos, indican que desde el 1 de octubre de 2004 a diciembre del mismo año, Kämpfer ganó 3.232, 97 dólares. Los peritos observaron que no hay documentación respaldatoria que permita explicar el pago del monotributo y la compra de divisas, como tampoco determinar su manutención en el exterior y en el país.

Mantuvo para 2005 la relación laboral con la empresa mexicana con ingresos por 15.619, 51 dólares. Sus viajes al exterior acumularon 299 días en forma alternada. Una vez más, los peritos sostuvieron que no hay documentación que respalde la cobertura de sus gastos ni su relación con sus ingresos. Al otro año percibió 3.259 dólares por su relación laboral en México.

Las observaciones iguales para 2007, se reiteraron preguntándose cómo logró cubrir sus gastos y los 117 días en el exterior durante ese período.

En 2008 recibió de la Legislatura porteña, por seis meses, unos 29.000 pesos en concepto de “honorarios liquidados”. Para ese entonces, Telepiu (controladora de C5N) era su empleadora que le permitió ingresos similares a los que percibió de la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Al cierre del patrimonio, los peritos sostuvieron que el nivel de vida de la periodista seguían sin sostenerse con información documental.

Fue en 2009 cuando Kämpfer, ya de novia con Amado Boudou, adquirió una motocicleta Harley Davison XL1200C, por 61.600 pesos. Como monotributista ese año, facturó 22.500 pesos nuevamente a la Legislatura porteña.

Al lado de Boudou, que era ministro de Economía, empezó a levantar el perfil y fue movilera estrella de C5N. La relación con el ex vice duró cinco años. En 2014 formalizaron su separación y al tiempo Kämper se puso en pareja con el periodista Jorge Rial. Por esos días, fue panelista de Intratables y buscó dejar atrás sus nexos con el ex vice. Amante del yoga, hoy está embarazada y espera un hijo de su amigo de la infancia, el chef Agustín Badaracco. Además es panelista del programa Corta Por Lozano en Telefe

En 2009 no presentó ante la AFIP la declaración del impuesto a los bienes personales, sino que lo hizo recién en 2012. Declaró tenencia de moneda nacional y en dólares. No se observó, según los peritos, información que respalde unos 30 mil dólares.

El período siguiente arrojó otras irregularidades: La ex de Boudou compró un departamento en la calle Bonpland 1246, por 120 mil dólares. ¿De dónde sacó el dinero? De un préstamo de 90 mil dólares que le realizó Sebastián Boudou, hermano del ex vicepresidente. Los 30 mil restantes fueron con ahorros propios, explicó Kämpfer.

Los peritos señalaron que no hay constancia de la entrega del dinero por parte del hermano de Boudou. No hay fecha de recepción del dinero ni las condiciones acordadas de su devolución, según el informe pericial. Recién en 2012 y fuera de término, la periodista declaró tener una deuda con Sebastián Boudou por 207.300 pesos pero, no se detalló el origen de la deuda.

Además, señalaron los peritos que no hay documentación que acredite la tenencia de 30 mil dólares, más que la auto declaración presentada dos años más tarde. Ese año, Kämpfer registró consumos por 70 mil pesos y más de 1.000 dólares con tarjetas emitidas a nombre de Amado Boudou. No hubo información que determine cómo se cancelaron dichos gastos.

Su patrimonio cerró en 2010 en casi 700 mil pesos con un desfasaje de 316 mil pesos en relación a sus consumos e incremento patrimonial.

Al año siguiente, constituyó su empresa Ediciones del Copete SRL. Como monotributista logró facturar 68.800 pesos a las firmas Soluciones Logísticas y a Votionis SA.

Los consumos con la extensión de una tarjeta de Boudou fueron de 91.056 pesos y 9.373 dólares.
Finalmente, para 2012 sus facturaciones como monotributista fueron por 183.600 pesos que incluye a su empresa El Copete SRL. Los consumos ascendieron a 104.298 pesos y más de 3.400 dólares. Su patrimonio llegó a fines de ese año a 858.477 pesos.

Los peritos contables reiteraron que no hubo información para corroborar el nivel de gastos y cómo se solventaron los mismos, con una marcada frecuencia de viajes al exterior.

Otro departamento cuestionado

Fuera de la pericia que incluyó hasta 2012, Kämpfer sumó a las sospechas de su patrimonio la compra de un departamento en Rodríguez Peña y Arenales. Según ella vendió la propiedad de Bonpland en 172.000 dólares, un 43 % más. Esa diferencia le sirve para justificar el valor de su nueva casa.

Lo que llamó la atención es de dónde sacó los dólares en efectivo para pagar su nuevo departamento. El de Bonpland se lo pagaron una parte en Cedines, US$ 80 mil, y otra en pesos: 792 mil. Para que cierren los números, Kämpfer debería haber comprado dólares a precio oficial, 8,60. Eso, sin contar los gastos de comisión inmobiliaria, impuestos y escribano que suman 10% del total.

Fuente: Clarín

Te puede interesar >>>

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017 Se sabe que uno …