Inicio > Destacadas > Argentina debate > Mira el primer debate presidencial en vivo aquí

Argentina debate > Mira el primer debate presidencial en vivo aquí

Ausente Daniel Scioli (Frente para la Victoria), debatirán los otros cinco candidatos que el 25 de este mes disputarán la sucesión de Cristina Fernández: Mauricio Macri (Pro), Sergio Massa (Frente Renovador), Margarita Stolbizer (Progresistas), Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) y Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal).

El debate, que comenzará a las 21 y se extenderá por casi dos horas, se hará en el salón de actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Es una iniciativa de la ONG Argentina Debate, que hace un año empezó a trabajar junto con académicos, juristas, dirigentes políticos, economistas, empresarios, medios de comunicación y sindicalistas para impulsar el intercambio entre candidatos a presidente que finalmente se dará hoy.

Los cinco candidatos debatirán sobre cuatro temas: desarrollo económico y humano, educación e infancia, seguridad y derechos humanos, y fortalecimiento democrático.

Las reglas del debate se definieron en las últimas semanas tras varias reuniones entre organizadores y candidatos. El resultado de esa negociación fue un formato altamente estructurado con instancias mínimas de intercambio.

Cada bloque temático comenzará con una introducción a cargo de un periodista que hará de moderador (serán tres en total) y seguirá con las exposiciones individuales de los candidatos (de no más de dos minutos y medio cada una).

Después de su exposición, cada candidato deberá responder una o dos preguntas de uno de sus rivales. Tanto el orden de las exposiciones como los turnos para preguntar se sortearon previamente.

Así, por ejemplo, Macri abrirá las exposiciones del primer tema y deberá responder preguntas de Stolbizer. El cierre de ese bloque correrá por cuenta de Massa, que contestará preguntas de Macri.

La televisación será acotada. Sólo el canal América transmitirá el debate en vivo y en directo. La Televisión Pública, Canal 9, Telefé y El Trece mantendrán su programación habitual. También podrá seguirse por Internet.

Cada momento del debate está cuidadosamente planificado. En el minuto y medio que dure cada pasaje de pregunta-respuesta sólo podrán intervenir el candidato que formula la pregunta y el que contesta. El moderador y el resto de los participantes tendrán que quedarse callados.

Recién en el final, después de las cuatro secciones temáticas, que se repartirán en dos bloques televisivos separados por tandas publicitarias, cada candidato tendrá apenas 45 segundos para un cierre libre.

Para los dos primeros temas (desarrollo económico y humano, y educación e infancia), el moderador será Marcelo Bonelli, de TN y El Trece, y para los otros dos (seguridad y derechos humanos, y fortalecimiento democrático), Luis Novaresio, de América. En el cierre intervendrá Rodolfo Barili, de Telefé.
Rendimiento y voto.

Según analistas consultados por La Nación, la estructura del debate, que privilegia las exposiciones individuales por sobre los cruces, reduce al mínimo la posibilidad de que ocurran “sorpresas” o de que sobresalgan desempeños muy buenos o muy malos, es decir, tiende a nivelar las performances.

“La estructura favorece a los candidatos con menos expertise y más debilidades respecto del manejo del lenguaje televisivo y permite un mayor nivel de control de las respuestas”, apuntó Graciela Römer.

“Cuanto más estructurado, menos posibilidad de fricción y menos riesgo para los candidatos”, coincidió Carlos Fara.

En este contexto, ¿cuánto podría influir el desempeño de los candidatos en el debate en el caudal de votos que consigan dentro de tres semanas? Para los especialistas, poco y nada.

“Los debates tienden en el mundo a confirmar el voto. El cambio de voto a partir de lo que pasa durante un debate es prácticamente nulo”, evaluó Ricardo Rouvier.

Federico Aurelio, por su parte, vinculó la falta de relación entre el desempeño en el debate y la intención de voto en el tono y características que, hasta ahora, tuvo la campaña.

“Es una campaña apática, de tendencias estables y variaciones muy reducidas. Ocurrieron episodios graves como la inundación y el caso Niembro que casi no afectaron [a Scioli y a Macri, respectivamente]. No es de esperar que el debate sí lo haga”, razonó el encuestador.

Tal vez atento a ese diagnóstico que, con matices compartieron Rouvier, Römer y Fara, Scioli decidió no participar.

Lejos de atenuar la polémica por su ausencia y refugiarse en el perfil bajo mientras dure el debate, Scioli se mostrará hoy en público. Desde las 18:30 participará de Rock BA, un festival de bandas organizado por el gobierno bonaerense que tendrá su fiesta de cierre en el Luna Park, el mismo lugar que el Frente para la Victoria convertirá en su búnker dentro de tres semanas.

En sintonía con el gesto de Scioli, bien lejos del debate, la Televisión Pública transmitirá, a partir de las 21:30, el partido entre Independiente y River.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Profesora de música de 28 años acosaba a un alumno de 13, su madre se hizo pasar por su hijo y la descubrió

Una docente de música de 28 años fue desplazada de su cargo por el Ministerio …