fbpx
Inicio > Dinero & Negocios > Cómo afrontar un concurso de acreedores de la manera más eficiente

Cómo afrontar un concurso de acreedores de la manera más eficiente

El concurso de acreedores es, sin ningún género de duda, la situación en la que ninguna empresa desea verse a lo largo de trayectoria, pues supone un fracaso en la estrategia de negocio previa. Sin embargo, este es un escenario que se ha repetido con notable frecuencia a lo largo de los años recientes, especialmente desde que la crisis económica se hiciera patente y durante el tiempo posterior a la misma, provocando grandes estrategas en todo tipo de compañías y negocios.

Concurso de acreedores: ¿hay vida más allá?

Pero lejos de la creencia popular, que posiciona el concurso de acreedores como un punto de no retorno para todas aquellas empresas que tengan que enfrentarlo, entrar en esta situación no tiene que significar necesariamente el cese de la actividad y disolución de la empresa. Si bien es cierto que el día a día y las operaciones pueden verse afectadas, hay posibilidad de revertirlo si se sabe cómo y poder, en futuro no tan lejano, recobrar la estabilidad previa.

Es imprescindible en el área empresarial, por consiguiente, saber lo que pasa después de un concurso de acreedores, cuáles son los procedimientos a seguir, las medidas a adoptar y, sobre todo, qué pasos hay que dar para conseguir devolver a la empresa al buen camino. No será algo sencillo, pero tampoco es una tarea del todo imposible, como en muchas ocasiones parece asumirse de manera directa.

El temido concurso de acreedores

La entrada en el concurso de acreedores es un hecho temido, razón por la cual en un buen número de ocasiones se realiza tarde y mal por parte de los propios empresarios que se encuentran en apuros. Esto puede derivar, en un primer momento y a medio y largo plazo en una peor situación para la empresa, dado que no se han adoptado las medidas necesarias desde el primer momento, cuando habría sido más sencillo comenzar a atajar el problema y evitar que se propagase e hiciera más grave.

Así lo asegura Igor Ochoa, un reconocido experto internacional, español, especializado en gestión de crisis de la consultora Dipcom Corporate, acostumbrados a enfrentarse a casos de gestión de empresas en concurso de acreedores que habrían sido más fáciles de llevar a buen puerto con una intervención más rápida. Esto puede evitar, entre otras cosas, que el director o administrador de una empresa no pierda sus derechos de gestión de la misma, algo que puede ocurrir si la entrada en concurso es forzada.

Es por esta razón que los concursos de acreedores son vistos como un túnel sin salida, una creencia que se ha propagado, precisamente, por no saber afrontarlos de la manera adecuada y que ofrece unos resultados óptimos. Tener el conocimiento de los mismos y de las posibilidades de los procesos es imprescindible en el manejo de una empresa, y no deben pasarse por alto las herramientas de las que se dispone para ello. Bien aprovechadas, son el revulsivo final que durante mucho tiempo una firma no consiguió encontrar de la manera acertada.

Recurrir a profesionales es obligado

Cuando una empresa se ve obligada a encarar el concurso de acreedores, entre los pasos más fundamentales que hay que efectuar se encuentra la contratación de servicios profesionales que puedan ayudar a gestionar de la manera más correcta dicha eventualidad.

Solo mediante los mismos, que disponen de primera mano el conocimiento propicio para obrar de forma acertada, se podrán conseguir unos resultados favorables para la empresa que den la posibilidad, en última instancia, de salir victoriosos del proceso de concurso de acreedores en vistas a comenzar una nueva etapa libres de las cargas fiscales que llevaron a este. Es importante tenerlo muy claro, pues de otro modo el fracaso se puede dar casi por seguro.

Dichos especialistas serán de gran ayuda en el momento de determinar cuáles son las circunstancias más acuciantes en cuanto a su resolución se refiere, pudiendo pasar las soluciones por un ERE o una reestructuración completa de los procesos operativos. Una vez establecidos los protocolos y aplicados, en poco tiempo es más que probable que el negocio se encuentre encarando un nuevo horizonte de solvencia que hasta hace no tanto tiempo habría parecido poco menos que inimaginable.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Mejores películas de todos los tiempos

La industria cinematográfica ha captado la atención de muchas generaciones. Y es que parece que …