Inicio > Policiales > Confirman procesamiento de Vicente Cosme Simari por lesiones que sufrió un niño

Confirman procesamiento de Vicente Cosme Simari por lesiones que sufrió un niño

Fuentes judiciales indicaron hoy que la Cámara del Crimen confirmó el procesamiento de Vicente Cosme Simari, coordinador general de Guardianes de la Gerencia Operativa de la Dirección General de Espacios Verdes del gobierno porteño cuando se produjo el siniestro, hace más de cuatro años. Según constancias del expediente, el 8 de julio de 2011 el pequeño Salvador Asprea, de cinco años, intentó ingresar al sector de juegos de ese espacio verde cuando cayó sobre él un portón de 70 kilos de peso y le causó lesiones de gravedad que, según los jueces, se hubiesen evitado con una correcta actuación del funcionario. Los camaristas Mauro Divito, Juan Cicciaro y Mariano Scotto explicaron que Simari estaba “en conocimiento de que las pesadas puertas (de aproximadamente 70 kilogramos, según él mismo conjeturó), se hallaban apoyadas sobre la reja”, por lo que “no puede admitirse que el único cuidado asumido consistiera simplemente en advertir de ello mediante notas informales”. La referencia es en réplica al argumento de la defensa del funcionario, que manifestó que había formulado tres pedidos de reparación del portón advirtiendo “el peligro que, para las personas que concurrían al Parque, implicaban las dos puertas”, pero no obtuvo respuestas positivas. En ese sentido afirmó que su función consistía en “orientar a los vecinos para que hagan un buen uso y puedan disfrutar de los espacios verdes, hacer conocer las normas básicas de convivencia en el espacio público, velar por el mantenimiento básico de limpieza y orden de las Plazas”. “No puede admitirse -dijeron los jueces- que el único cuidado asumido por el nombrado consistiera simplemente en advertir de ello mediante notas informales, cuando del tenor de éstas, suscriptas por el propio Simari, surge palmario el peligro inminente que la situación representaba para los concurrentes al parque”. Sobre ese argumento añadieron que “más allá de las posibilidades reales de Simari de disponer o controlar el efectivo arreglo de las bisagras, en su carácter de coordinador de los guardianes del parque bien pudo haber ordenado el traslado del pesado objeto hacia otro lugar o su resguardo de algún otro modo”. Los magistrados finalmente historiaron que “el lugar contó, en julio de 2011, con 16 guardianes en los dos turnos previstos, de manera que ante la situación de riesgo que él mismo advirtió, debió haber extremado los recaudos a fin de que tal riesgo no se materializara como finalmente sucedió”.

Te puede interesar >>>

Claves de diseño a tener en cuenta antes de comenzar la renovación del hogar

Es normal que las personas piensen en grandes sumas de dinero cuando se plantean mejorar …