Inicio > Policiales > Consejos para evitar un secuestro virtual
Consejos para evitar un secuestro virtual

Consejos para evitar un secuestro virtual

El fiscal federal general de Mar del Plata da las claves para no caer en el engaño de los delincuentes que exigen dinero a cambio de liberar a familiares supuestamente raptados.

Un fiscal general pidió a los ciudadanos a que estén atentos los denominados “secuestros virtuales”, luego del desbaratamiento de una banda en la ciudad de Mar del Plata que operaba desde un penal.

El “secuestro virtual” comienza con una llamada del presunto captor a la familia o allegado al que primero le informan que determinada persona se encuentra secuestrada y luego proceden a pedir una suma de dinero para liberarlo.

Ese pago suele ser solicitado en un lapso muy breve, por lo general, como máximo, piden que se concrete en no más de una hora. El secuestro es falso, desde luego, pero ante la imposibilidad de comunicarse con el que estaría afectado, muchos caen caído en el engaño y entregan el dinero.

Además, en el último tiempo, los delincuentes añadieron a la operativa el uso de varios celulares a la vez para bloquear todo intento de pedido de ayuda o contacto con el supuesto secuestrado. También buscan información en Internet sobre las personas para mejorar su engaño y hasta amenazan con mutilar o matar al presunto capturado. Y hasta se hacen pasar por las falsas víctimas simulando gritos de auxilio con el fin de quebrar al familiar que escucha del otro lado del teléfono.

Frente a esta situación, Daniel Adler, fiscal general federal de Mar del Plata, señaló que lo primero que debe hacer la persona que recibe el llamado es intentar ubicar lo más pronto posible al familiar que estaría secuestrado. Luego, debe comunicarse con la policía para que intervenga en el caso, según comunicó el Ministerio Público Fiscal.

Asimismo, si lo que se recibe es un llamado de un desconocido con la excusa de que un familiar se encuentra internado o con un problema grave, lo que aconsejó fue no dar información sobre la persona, ya que de ese modo se facilita la concreción del secuestro.

Adler agregó que lo importante radica en que la población esté alerta y consciente de que “se trata de un relato falso. En este tipo de hechos la inseguridad no existe y es creada en forma ficticia por personas inescrupulosas que cometen un delito”.

De acuerdo a la experiencia frente a estos casos, el engaño comienza con una llamada telefónica al azar, hasta que al fin el delincuente consigue comunicarse con alguien. En el último tiempo, las llamadas se han hecho mayormente los fines de semana por la madrugada, cuando los padres duermen y los hijos se encuentran fuera de la casa.

Adler aconsejó que en ese momento, al recibir el llamado, resulta importante tener la lucidez para comunicarse con el presunto afectado o algún amigo.

La otra variante de los secuestros virtuales suele ser cometida por asaltantes detenidos en penales, que se aprovechan de la sorpresa y alarma que causa recibir la noticia sobre un familiar accidentado. Sin embargo, no es común que actúen solos, sino que integran parte de una banda y ellos estarían a cargo de reunir información sobre la familia.

Sobre este punto, remarcó que hubo un muy buen trabajo de los fiscales provinciales frente a esta problemática. Entre otras cosas, puso de relieve el desbaratamiento por parte de estos magistrados de una banda que se dedicaba a los secuestros virtuales desde la cárcel.

Te puede interesar >>>

Los complementos de Hotmail para Android ya están disponibles

Desde hace algún tiempo Hotmail ha estado trabajando en llevar sus complementos a los Smartphone …