Inicio > Política > Corcho Rodríguez vada vez más complicado en la causa Oderbrecht por nexos con Julio de Vido y José López

Corcho Rodríguez vada vez más complicado en la causa Oderbrecht por nexos con Julio de Vido y José López

Corcho Rodríguez vada vez más complicado en la causa Oderbrecht

Odebrecht reconoció el pago de sobornos en la Argentina para poder acceder a distintas obras. Se refirió a unos 35 millones de dólares aunque ahora se sospecha que la suma es muchísimo más grande. También reconoció haber utilizado varias sociedades off shore para canalizar las coimas y, para el caso argentino, una pieza clave fue la participación que la Justicia le atribuye al empresario Jorge “Corcho” Rodríguez.

 

La expareja de Susana Giménez ahora quedó más complicado. El fiscal Federico Delgado investiga el presunto pago de sobornos en las obras que AySA encargó en Paraná de las Palmas, Tigre, y otra planta potabilizadora en Berazategui. En las últimas semanas toda la fiscalía está abocada a un gran entrecruzamiento de información que da cuenta de lo que podría asemejarse al “mecanismo” detrás del Lava Jato. Es decir, cómo se hacían los pagos de dinero ilegal de empresarios a funcionarios, a través de intermediarios.

Para el caso argentino, y en lo que hace a las obras de AySA, Odebrecht pagó los sobornos a través de las off shore Innovation Research Engineering Development LTD, Select Engineering Consulting and Services INC, Magna International Corp, Sabrimol. También, a través de Southern Cross Aircraft LLC y el Meinl Bank LTD, uno de los dos bancos que la constructora brasileña utilizó para canalizar esos pagos ilegales.

 

En total, Odebrecht transfirió entre 2011 y 2014 unos 10.396.513 dólares y 684.283,5 euros a la firma Sabrimol Trading S.A, que, según la investigación del fiscal Delgado, es del “Corcho” Rodríguez, más allá de que formalmente al frente de la misma aparecen sus contadores. La conexión está dada porque uno de ellos, Carlos Dentone, respondió vía mail a una consulta de la fiscalía en la que dijo que Rodríguez era el verdadero dueño de la compañía. Además, la firma Bralex S.A, sí reconocida por el “Corcho”, designó dos mandatarios en Sabrimol Trading y recibió de ésta última empresa transferencias de dinero.

 

Justamente, el entrecruzamiento en el que viene trabajando el fiscal Delgado tiene en cuenta la fecha de los pagos ilegales a Sabrimol Trading S.A, los llamados que rodean al “Corcho” Rodríguez durante esos días con los funcionarios del Ministerio de Planificación Federal, como Julio De Vido y José López, entre muchos otros, pero en paralelo también cómo el empresario se comunicaba con los principales directivos de la constructora Odebrecht.

 

En cada una de esas fechas clave de aumento de precios o adendas al presupuesto original de la obra de Paraná de las Palmas, el “Corcho” se comunicaba con José López, con el secretario de De Vido, José Olazagasti, e inmediatamente estos dos con el entonces Ministro de Planificación. Según los registros, el entonces funcionario devolvía el llamado hacia abajo siguiendo la misma cadena. Todo finalizaba con una nueva llamada: Rodríguez les hablaba a los directivos de Odebrecht.

 

También se cruzaron las visitas de empresarios a funcionarios y los vuelos a Uruguay vía el Aeropuerto de San Fernando, que Rodríguez hacía en los días posteriores a los depósitos de las off shore. La sospecha está en que se hacían retiros de dinero en efectivo para luego distribuir entre los funcionarios involucrados.

Una de esas fechas clave fue el 18 de julio de 2012, cuando se fijó el precio de la obra Paraná de Las Palmas en 2.166.480.907, 32 de pesos. Entre al menos abril y agosto de ese año, unas cinco off shore de Odebrech depositaron en Sabrimol Trading S.A unos 2.664.395 dólares y 464.237,50 euros.

 

Llamativamente el 10 de julio, o sea pocos días después de dos de los depósitos hechos en Sabrimol Trading S.A el 26 de junio y el 2 de julio, el “Corcho” Rodríguez viajó vía San Fernando a Uruguay en un vuelo privado de ida y vuelta en el día.

También durante enero y agosto de ese año, Carlos Wagner, titular de la Cámara Argentina de la Construcción y dueño de una de las empresas que hizo la obra de Berazategui, visitó a Roberto Baratta (mano derecha de De Vido) y a José López. No termina ahí: Rodney Rodríguez de Carvalho, director de Odebrecht, también vio al 31 de julio al ex subsecretario de Recursos Hídricos, Edgardo Bortolozzi.

 

El 31 de octubre de 2012 hubo una actualización del precio de la obra y se fijó en 2.451.774.067,16. Entre septiembre y diciembre Sabrimol Trading recibió de las off shore de Odebrecht unos 1.804.790 dólares en varias transferencias. Curiosamente, el “Corcho” también viajó a Uruguay en tres oportunidades, dos de las cuales fueron a siete días de dos operaciones que se hicieron por más de medio millón de dólares. También el grupo de trabajo de la fiscalía de Delgado tuvo en cuenta que entre el 1° de noviembre al 18 de diciembre de ese año hubo 14 llamados entre el “Corcho” y José López, y 63 entre el empresario y Rodney Rodríguez de Carvalho.

 

El 15 de noviembre de 2013 se dio una secuencia similar. Todo fue para fijar una adenda al proyecto de las Paraná de las Palmas por 696 millones de pesos. Las off shore de Odebrecht transfirieron unos 2.704.700 dólares a Sabrimol Trading S.A. Otra vez Rodríguez emprendió viajes a Uruguay durante esos días, en total unos cinco, y son inmediatamente posteriores a cada una de las fechas de las transferencias. También lo hizo vía el Aeropuerto de San Fernando y en dos viajes fue acompañado: en uno por su contador, Osvaldo Gandini, quien sí aparece al frente de Sabrimol Trading S.A; y en el otro por Flavio Bento de Faría, un jerarca de Odebrecht.

La secuencia de llamados analizados es clave. Tres días después de un depósito de 500 mil dólares, el 14 de octubre de 2013, José Olazagasti se comunicó con José López y a las dos horas lo hace con el “Corcho”. Al día siguiente se dio otro novedoso cruce: Olazagasti llamó al ex de Susana Giménez; luego, a las tres horas, habló con De Vido; y a los 15 minutos siguientes, el “Corcho” conversó con el entonces secretario del Ministro. Así se dio sucesivamente los días de noviembre.

 

En total hubo unos 51 llamados entre Olazagasti y “Corcho” Rodríguez entre octubre y diciembre.

 

El 17 de diciembre, el día en que todos estuvieron pegados al teléfono

A las 10.49 de la mañana, López llamó al “Corcho”, a los 10 minutos el empresario habló con el directivo de Odebrecht, Rodney.

 

A las 13.27 Olazagasti conversó con el “Corcho” y a los 40 minutos aquel primero llamó a De Vido, luego a Rodney, otra vez a Rodríguez y, 15 minutos después, le devolvió el llamado al directivo de Odebrecht.

 

A las 15.52 López llamó al “Corcho” y a la hora Rodney habló también con Rodríguez.

 

A las 20.12 Olazagasti se comunicó nuevamente al terminar el día con el “Corcho”.

 

El mensaje a López

Esa secuencia frenética de llamados que involucran a De Vido, su entonces secretario de confianza López, el “Corcho” y directivos de Odebrecht se repiten durante otros cuatro días de diciembre de 2013. Incluso el 25 de ese mes y año, figura un mensaje de texto en el teléfono del exsecretario de Obra Pública. “José te deseo lo mejor para vos y los tuyos, más allá de las idas y venidas para llevar adelante las cosas, sabé que te aprecio y te respeto tu compromiso con nuestra Argentina, un placer trabajar día a día con vos. Abrazo. Corcho”.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Ordenan suspender los cortes de gas por falta de pago

El Juzgado Federal de Dolores hizo lugar a un amparo colectivo presentado por la Asociación …

Deja un comentario