Inicio / Negocios & Dinero / Una forma de aprovechar la inflación

Una forma de aprovechar la inflación

Por | Yahoo! Finanzas

Lo primero que tenés que saber del leasing es que funciona como un alquiler con opción a compra, entonces el banco compra la máquina que necesitás y te cobran un alquiler mensual por utilizarlo durante un período que va de los 3 a los 5 años. Cuando vence ese contrato, vos podés devolver el bien o pagar un saldo remanente y quedártelo. Entonces, como durante el período de pago de las cuotas mensuales el bien está a nombre del banco, vos no vas a pagar Bienes Personales.

También mejora el impacto del pago del impuesto a las Ganancias. Por que si el bien es de tu propiedad podrías amortizarlo en un plazo de 10 años, en cambio, como en el leasing vas a enviar a gastos el monto de la cuota, lo vas a terminar de amortizar en los 3 o 5 años de plazo que dure el financiamiento, lo que te ahorrará un buen dinero en impuestos.

Pero hay una ventaja impositiva adicional, si estás inscripto en el IVA, de cada cuota que pagues podrás recuperar ese impuesto. Aunque si lo que compraste con el leasing es un automóvil, el crédito del IVA sólo se podrá tomar en su totalidad si el vehículo es utilizado para el funcionamiento de la sociedad. De otro modo, sólo podrá recuperarse el crédito del IVA por un monto máximo de 20.000 pesos.

Según José Luis Romani, gerente de la banca empresa del Banco Credicoop, el costo financiero de la operación puede bajar más de 3,5 puntos como consecuencia del recupero de IVA, Ganancias y Bienes Personales. Es decir, si la tasa de interés del crédito es del 20% anual, cuando consideras el recupero impositivo el interés efectivo por el préstamo es del 16,5% anual.

“Para los monotributistas también es ventajoso por el plazo de financiación, pero no hay ventajas impositivas porque no tributan Ganancias ni IVA”, aclara el ejecutivo.
Los bancos Francés, Credicoop y Provincia lideran en la oferta de este sistema de financiamiento. Entre las automotrices, el grupo Peugeot Citröen tiene el producto más competitivo porque financia el 60% del vehículo y deja un saldo del 40% para cancelar al momento de decidir si quedarse o devolver el automóvil. Aunque debés saber que la tasa de interés de las financieras es varios puntos más alta que la de los bancos.

En un contexto de inflación ese sistema es muy ventajoso para el comprador. ¿Por qué? Porque el saldo a pagar del vehículo se define cuando se toma el crédito y al momento de saldarlo representará mucho menos que el 40% del vehículo por efecto de la inflación.

Un ejemplo para entenderlo: el automóvil a comprar vale 100.000 pesos, por lo que el saldo a pagar en 5 años será de 40.000 pesos. Si el vehículo aumenta de precio un 10% por año, el mismo cero kilómetro costaría en 5 años 160.000 pesos y el 40% equivaldría a 64.000 pesos, cuando el saldo es de 40.000 pesos. La inflación que tantos dolores de cabeza te trae día a día, te da una ventaja cuando tomás un crédito de este tipo.

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco Hace justo cuatro años, un avión operado …