Inicio / Mundo Bizarro / Una madre que amamantaba a su bebé en un restaurante es acusada de terrorista

Una madre que amamantaba a su bebé en un restaurante es acusada de terrorista

Por Jesús Del Toro

Un restaurante elegante en el estado de Nueva York resultó tener malos modales, poco aprecio por las maravillas de la maternidad y la vida y una exacerbada paranoia.

Rosaline Remans, de 34 años, y su esposo Tom Neijens, de 36, y primer secretario de la representación de Bélgica ante Naciones Unidas, se detuvieron a comer en el Metropolis Country Club, en White Plains, Nueva York, según relatan Yahoo! Shine y ‘The New York Post’. Aunque ellos no eran miembros de ese club, se les asignó una mesa para comer como al resto de la clientela. Con ellos estaba su bebé Luka.

El lalmuerzo de la familia originaria de Bélgica habría sucedido sin contratiempos, pero cuando la madre comenzó a amamantar a la bebé, una supervisora del restaurante les pidió que se fueran de inmediato, pues estaban “molestando a los miembros” del club. Neijens intervino a favor de su esposa y dijo que dar el pecho a la bebé no demoraría demasiado, pero se exigió a la madre terminar de hacerlo en el baño.

“No se le pide a una persona que coma en el baño, ¿por qué pedirle a un bebé que lo haga”, dijo el padre, según el relato de ‘The New York Post’.

Entonces llegó la policía local, que parece que fue singularmente veloz en responder a tamaño incidente. Un oficial, con pistola y taser en mano, clamó que la pareja estaba ilegalmente en una propiedad privada y que otros clientes pensaban que la pareja belga  era terrorista por una mochila negra que portaban. Aunque parezca increíble, el policía habría dicho a la pareja como justificación que “en Sri Lanka los bebés son usados por los terroristas”.

Cuando Neijens mostró su identificación como diplomático el policía se relajó, pero aún así la familia debió salir del local por la puerta trasera después de escuchar que el restaurante había sufrido amenazas terroristas en el pasado, pero no se les especificó cuáles.

Esta historia podría parecer irrisoria si no fuera porque la pareja y el bebé la sufrieron con rudeza.

Días después, el diplomático escribió al Metropolis Country Club pidiendo una disculpa e indicó en su mensaje que estaba profundamente preocupado de que el personal del lugar “no pudiera distinguir entre una pareja europea buscando un lugar tranquilo para amamantar a su bebé y terroristas suicidas con mochilas”, según narró el diario neoyorquino.

Luego, la policía declaró que el asunto había sido un “malentendido cultural”.

No obstante, detrás de la anécdota de los ‘terroristas de Sri Lanka’ subyace el persistente rechazo de ciertos sectores de la sociedad al derecho de las madres a dar el pecho a sus bebés en lugares públicos. Existen numerosos casos de madres que han sido echadas o aisladas en restaurantes, iglesias, oficinas y otros sitios por amamantar a sus bebés.

“Las mujeres son continuamente acosadas y discriminadas por dar el pecho en público y esto debe terminar”, dijo a Yahoo! Shine la cofundadora de la organización Best for Babes, Bettina Forbes.

Muchos estados y la ley federal garantizan el derecho a las madres a amamantar a sus hijos en lugares públicos y en los centros de trabajo, siempre que estén autorizadas para estar en ese lugar. Sin embargo, es poco lo que la ley y las autoridades hacen para garantizar ese derecho, como señala el portal breastfeddinglaw.com, donde se indica que aunque la madre agraviada desee presentar su caso ante una corte, los costos de abogados y otros trámites disuaden a la mayoría de las demandantes.

Fuente > http://ar.noticias.yahoo.com/

 

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco Hace justo cuatro años, un avión operado …