Inicio > Noticias Sitios Argentina > El Girador, el Girado y la Justicia Giratoria

El Girador, el Girado y la Justicia Giratoria

La política banalizó el episodio de la picaresca digno de Francisco de Quevedo o Roberto Payró.

escribe Oberdán Rocamora Redactor Estrella, especial para JorgeAsísDigital Previa Escenografía de persecución A través de la Justicia, el Tercer Gobierno Radical supo montar una categórica escenografía de persecución. Pero sirvió apenas para radicalizar a los convencidos. Los consolidó en la furia equiparable a la impotencia. Lo refleja la transparente candidez de los “tontos con énfasis” que reflexionan: ¿Cómo puede ser que, con tantas pruebas evidentes de corrupción, el kirchnerismo aún concentre vitalidad electoral? Menos pueden entender cuando la Justicia que persigue se siente, de pronto, perseguida. Asediada por las fantásticas derivaciones del episodio ordinario, aunque aleccionador, que los supera. La tradicional “girada” de un Buscón que prefieren atribuir, por facilidad interpretativa, a una “operación”. Del enemigo. Sobredimensionan la capacidad de daño del kirchnerismo perverso que no entienden. Con perseguirlo, en los Tribunales, no alcanza. Los viciosos disfrutan, en la práctica, del enorme fracaso de la virtud (cliquear). Carolina Mantegari Para una comprensión entretenida de la historia de Los Giradores y Los Girados se propone una línea con dos vértices. Un vértice lo ocupa el Fiscal Federal Carlos Stornelli. El otro vértice lo ocupa el periodista Horacio Verbitsky. Ambos -Stornelli y Verbitsky- de manera indirecta le deben al presidente Carlos Menem gran parte del prestigio conquistado. Verbitsky, por haberlo mortificado (a Menem) con la consagrada polvareda del best seller “Robo para la corona” (que sin embargo no evitó que Menem pudiera ser reelecto). Stornelli, por haberlo puesto preso a Menem, con la causa de la venta de armas (a Croacia, justamente, con la venia de Estados Unidos, impulsor de la Argentina como aliado extra OTAN). Verbitsky lo hostigó a Menem con su literatura política, pero Stornelli lo encanó en la Quinta de Gostanián. Aquel Menem los acercaba. Posteriormente los alejaría la dinámica de los acontecimientos acaecidos durante la patología del kirchnerismo. Extrañamente hoy están situados en bandos opuestos. Para Stornelli, el Perro Verbitsky es el Diablo. Para Verbitsky, Stornelli es “Extornelli”. Como Fiscal, Stornelli llegó a manejar la causa cumbre. Al borde de la jubilación, como el juez Claudio Bonadío, al que Verbitsky llama “doctor Glock”. Con Bonadío como compañero de ala, hoy Stornelli persigue recaudadores delictivos del kirchnerismo mientras luce sus dotes de “arrepentidor”. Con atributos que consiguen hacer, de poderosos empresarios, simples arrepentidos. Libres. O por lo menos no presos. Mientras tanto, Verbitsky prosigue, en su rol de periodista, con los fastidios al poder. Impugna la arquitectura de procedimientos de los “arrepentidores”, en el torneo de aficionados para saber quién es el mejor buchón. El que aporta más datos, para algarabía de la banda presentable. La otra banda señalada, la de Justicia Legítima, se utiliza como estampilla para la descalificación. Regla del Punto de Vista En el Taller Literario suele enseñarse la “Regla del Punto de Vista”. Para eficacia de la narración, la Historia de los Giradores y Girados corresponde tratarla desde el punto de vista del antihéroe. El presunto doctor Marcelo D’Alessio, El Girador, “máximo especialista en narcotráfico”, colgado como “agente de la DEA”. Emblema del Buscón inspirado, sin saberlo, en el iniciático Buscón don Pablos, que don Francisco de Quevedo inmortalizara en el siglo XVII. Cuando existía la digna Inquisición. Con inquisidores menos permeables que los destacados hoy en los medios de comunicación. Los que impulsan, desde la virtud, la destrucción de la banda viciosa. Cuesta encarar la problemática del Buscón moderno sin calibrar el extraordinario papelón del periodismo. Por la estremecedora inocencia -que puede pasar por buena fe- de dos grandes diarios. Uno de ellos digital. Profesionales accesibles que presentaron al Buscón como “experto en narcotráfico” y flagelos varios. Semejante envoltorio le facilit

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

“Machos, con pistola”: el abuso policial, desde adentro

Mujeres que pertenecen a distintas fuerzas de seguridad dieron testimonio sobre la violencia física, psicológica, …