Inicio > Destacadas > El poder de compra de los salarios caerá 8% este año

El poder de compra de los salarios caerá 8% este año

En medio de la polémica que se generó la semana pasada por la negativa del Gobierno a reconocer la caída del salario real, los centros de estudios vinculados a las entidades sindicales muestran que, en promedio, este año la pérdida del poder de compra de los empleados y trabajadores formales será del 8%. Y en el caso de los asalariados que están alcanzados por el impuesto a las Ganancias, la caída llegará hasta el 12%. De estos porcentajes se desprende que la pérdida salarial será equivalente a dejar de percibir en el año entre un aguinaldo y un aguinaldo y medio. Esto explica la insistencia de la mayoría de los gremios en reclamar un aumento de emergencia o el pago de un plus de fin de año para compensar este deterioro en el poder de compra de los sueldos. Según un informe de la Secretaría de Acción Social de la CGT que dirige Hugo Moyano “el poder adquisitivo de los trabajadores ha tenido una pertinaz caída, producto de que los mismos han perdido la carrera contra una fórmula mixturada por el índice de inflación, y la presión impositiva, en particular por Ganancias”. En tanto, según el Observatorio Social de la CTA Autónoma, que encabeza Pablo Micheli, “el crecimiento de la inflación este año profundizó la caída del salario real que ya se había verificado en el 2013. Se trata del segundo año consecutivo de caída del salario real. Al mes de agosto de este año (última información disponible), el salario real de los trabajadores registrados del sector privado era un 6,4% inferior al correspondiente en el mismo período del año anterior”. Este deterioro, que se estima será mayor entre los empleados del sector público y los que se desempeñan “en negro”, continuó en setiembre y se profundizará hasta fin de año por lo que se descuenta una caída salarial en torno del 8%, equivalente a un sueldo. Por su parte, hasta Hugo Yasky de la CTA oficialista admitió que “este es el primer año en que los salarios están perdiendo terreno en relación con los precios, van quedando atrás de los aumentos”. Y la Unión Industrial admitió que, por ese retroceso salarial, podrían otorgarse compensaciones salariales según las actividades. Estas cifras explican además la disminución del consumo privado, que reconoce incluso el Indec, y la caída de la inversión y de las ventas minoristas que mes a mes informan entidades empresarias. Lo que sucede es que, en promedio, los primeros convenios 2014 se firmaron con subas salariales en 2 ó 3 cuotas de menos del 30%, en medio de una expectativa inflacionaria de esa magnitud. Pero la incidencia de la devaluación de enero, la reducción de los subsidios para el gas y el agua, el fuerte incremento de los precios de los combustibles y los persistentes incrementos de los precios de los alimentos, llevaron a que la inflación ronde ahora el 40% y pueda ascender, en diciembre, al 43% interanual. Días tras, el ministro Julio De Vido adelantó que continuará la reducción de los subsidios y que incluirá a la energía eléctrica. Los más perjudicados fueron los trabajadores de los sindicatos que firmaron las primeras paritarias, con aumentos en 2 cuotas de entre el 26,5% y 29%, como metalúrgicos o empleados de comercio. Bancarios acordó un incremento anual del 30% de una sola vez, pero como buena parte del gremio está alcanzado por Ganancias una parte de esa suba fue absorbida por este “impuesto al salario”. Este año el Gobierno no ajustó el mínimo no imponible y siguieron congeladas -ya van 14 años con una inflación acumulada en ese lapso del 1.000%- las escalas salariales sobre las que se aplican las cuotas. Luego, con la aceleración de la inflación, hubo una segunda ronda de paritarias, con aumentos salariales del 33%, en muchos casos en 3 cuotas, con el último ajuste (de entre 5 y 8 puntos) que recae en enero o febrero de 2015.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Sarna: Que es, síntomas, transmisión y tratamiento

La sarna es una infección en la piel que parece antigua pero que cada cierto …