Inicio > Turismo > En la XXXII Fiesta de la Sierra en Tandil

En la XXXII Fiesta de la Sierra en Tandil

En ese marco, los productores locales destacaron la importancia de contar con esta Denominación que pone en valor las cualidades de la producción local, estableciendo un parámetro de calidad de los productos regionales, al tiempo que remarcaron la importancia de contar con el apoyo del Ministerio de Agricultura de la Nación para el desarrollo de sus proyectos productivos. Para promocionar dichos productos, se hizo una preparación de platos con productos típicos tandilenses, con más de 40 variedades de quesos, 80 de embutidos y chacinados y 15 bodegas que expusieron sus vinos para acompañar las diferentes comidas. El evento contó con la participación de Narda Lepes, Juan Braceli y Juan Ferrara (de Cocineros Argentinos), y varios chefs locales. El encuentro se desarrolló en el Centro Cultural y Universitario y contó con la presencia de los subsecretarios de Agricultura, Juan Maceira, y de Valor Agregado y Nuevas Tecnologías, Oscar Solís. Además, en la Plaza de la República, se está realizando una feria de productos típicos regionales para acercar al productor con el consumidor. Oscar Solís remarcó la importancia del desarrollo de las cadenas de valor y sostuvo que “esta actividad condensa el valor que tiene esta economía regional, con un producto como el salame de Tandil que cuenta con el rótulo de Denominación de Origen y que lo ubica como un producto único en el mundo”. En esta línea, Maceira afirmó que “durante los noventa varios de los productos típicos de esta zona se hacían con insumos que en su gran mayoría eran importados, y a partir del trabajo desarrollado en la última década, con apertura de muchos criaderos de cerdo, es que llegamos a poder hablar de Denominación de Origen para el salame tandilense”. Desde el MAGYP se vienen realizando distintas políticas tendientes a potenciar el agregado de valor con arraigo en las comunidades donde las materias primas y alimentos son producidos. Este trabajo ayuda al arraigo de las personas en sus comunidades, beneficia el trabajo de los productores y potencia el crecimiento de las economías regionales. Como ejemplo de esto, el salame de Tandil fue reconocido legalmente por la cartera agropecuaria con el rótulo Denominación de Origen desde septiembre de 2011. Con esta denominación, los productores de la zona adquieren el derecho de utilizar en su etiqueta o envase un símbolo que lo identifica con cualidades diferenciales vinculadas a la región, y cuya calidad se relaciona con materias primas y técnicas de elaboración propias. El empleo de esta diferenciación pretende ser una estrategia competitiva eficaz para los consumidores que buscan mayor naturalidad, autenticidad y calidad en los alimentos que adquieren y consumen. Al proteger y promover los productos agrícolas y alimentarios que poseen cualidades particulares en razón de su origen geográfico, incluyendo tanto factores naturales como humanos, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca pone a disposición de los productores una herramienta muy apropiada para valorizar y diferenciar dichos productos de diversas regiones del territorio nacional.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Alerta por varios casos de sarampión. Lo que tienes que saber

¿Qué es el sarampión? Es una enfermedad viral muy contagiosa y potencialmente grave, que se …