Inicio > Policiales > Estaban robando en casa de sus padres, buscó su arma y mató al ladrón

Estaban robando en casa de sus padres, buscó su arma y mató al ladrón

Lucio Daniel Soria (46) escuchó ruidos en la casa de sus padres y se asustó. Tenía un arma, la tomó y recorrió los metros que separan su vivienda de la de ellos. Allí, encontró a dos ladrones y les disparó: mató a uno, que cayó muerto en el acto en el patio delantero, e hirió al otro, que quedó tirado en la vereda. La Policía lo demoró unas horas en la comisaría, pero el fiscal considera que “habría actuado en legítima defensa” y lo liberó.

Habían pasado unos minutos desde las 22 y el partido de la Selección Argentina estaba por terminar cuando “Cacho” y Teresa Soria sintieron que alguien entraba a su casa de avenida La Plata 2068, en Quilmes Oeste, provincia de Buenos Aires. Los ladrones eran dos y -según informaron fuentes policiales- entraron “al grito de ‘Policía, Policía’”. Uno estaba armado y vestía una remera con la leyenda “Policía de Investigaciones” y el otro lo secundaba. “Llegaron en un Peugeot 308. Otros dos se quedaron en el vehículo haciendo de campana”, agregaron los voceros.

“Cacho” y Teresa viven en una casa al frente, sobre una avenida sumamente transitada y con mucho movimiento de autos. Atrás, en el mismo terreno, su hijo Lucio Daniel Soria (46) tiene otra vivienda, que comparte con su familia. Es mecánico y en el barrio lo conocen como un “hábil tirador”, que solía practicar en la Asociación de Tiro de Quilmes.

“Escuchó ruidos y salió a ver qué pasaba. Cuando vio la escena disparó enseguida”, contaron los investigadores. “Los ladrones estaban golpeando a sus padres y los tenían amenazados para robarles”, agregaron vecinos y amigos de la familia.

Soria tiene una pistola Taurus calibre 40 que, según declaró, está registrada legalmente. En el lugar encontraron unos ocho casquillos en total, fruto de los disparos realizados por Lucio Soria.

Ninguno de los integrantes de la familia resultó herido. Tras el enfrentamiento, David Colman (35), el ladrón que tenía puesta la remera con la inscripción policial, cayó muerto en el jardín delantero con dos tiros en el pecho. Cuando llegó la Policía, descubrió que tenía una pistola calibre 9 milímetros en un mano. El otro asaltante, identificado por la Policía como Braian Alarcón (19), recibió un disparo en el abdomen y quedó herido en al vereda.

Los otros dos cómplices que esperaban en el auto huyeron. Pero como Lucio tomó una precaución extra -llamó al 911 antes de salir a enfrentarlos-, un patrullero que estaba en la zona los ubicó “en un operativo cerrojo”. Uno escapó, pero detuvieron al otro, según confirmaron fuentes del caso. El auto en el que se movía la banda había sido robado en Flores y tenía pedido de secuestro.

“Escuchamos los ruidos, pero pensamos que eran por el partido de Argentina. Después nos dimos cuenta de que eran tiros, cuando ya había pasado todo y vimos los patrulleros”, contó a Clarín una vecina de la cuadra, todavía sorprendida.

La empleada de un negocio de uniformes escolares ubicado a metros de la casa agregó: “La zona está bastante mal: hay muchos robos. Hace un tiempo que empeoró la situación. Se ve que pasan los patrulleros, nunca policías caminando. Pero parece que no alcanza. A la panadería que está a dos casas de lo de los Soria ya la asaltaron dos veces en este último tiempo. Y puede ser a cualquier hora, no les importa nada”.

La entradera y la muerte de Colman son investigados por la Fiscalía N°1 de Quilmes, a cargo de Ariel Rivas. “Se entiende que fue en legítima defensa”, informaron extraoficialmente fuentes del caso. Por el momento Lucio Soria está en libertad, mientras avanza la investigación y se realizan las pericias.

Fuente: http://www.clarin.com/policiales/Entraron-padres-busco-enfrento-ladron_0_1685231621.html

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Consejos para iniciar un negocio online

¿Sabías que cada día se crea un nuevo negocio en Internet? Ya casi 2/3 de …