fbpx
Francella, al frente de un trío efectivo
Francella

Francella, al frente de un trío efectivo

Guillermo Francella es a todas luces la figura dominante en “Nuestras mujeres”, la comedia de Eric Assous dirigida por Javier Daulte sobre los encuentros habituales de tres hombres maduros y la relación con sus esposas, que se estrenó en el teatro Metropolitan. El capocómico es el dueño de casa, contemporizador y buen cocinero, que los viernes por la noche recibe a sus amigos -interpretados por Jorge Marrale y Arturo Puig- para jugar a las cartas e intercambiar confidencias, casi siempre en relación a sus desavenencias conyugales. Francella está separado de momento de su mujer cuestionadora e inflexible, de la que sin embargo está muy enamorado, Marrale parece tener una relación de conveniencia desde hace años sin cruzar palabra con la suya y Puig vive en conflicto permanente con su esposa, pasional y al parecer demasiado seductora con los demás. Los tres son personajes de situación económica desahogada -Francella posee una clínica radiológica, Marrale es médico traumatólogo y Puig un próspero publicista- y eso contribuye a que su filosofía de vida abarque temas como la fidelidad en las parejas, la distancia con los hijos adolescentes, la gauchada entre amigos o a lo sumo cuánto se puede mentir ante un equívoco de alguno de ellos. Eso sucede en escena, cuando el personaje de Puig no llega para la tenida y los otros dos ven que el tiempo pasa, la comida puede enfriarse y la partida de naipes amenaza con no iniciarse -de hecho no ocurre-, hasta que el hombre aparece, desencajado, y anuncia que estranguló a su mujer. Allí la acción cambia de rumbo, lo previsto se disuelve y el trío tiene que poner a prueba sus lealtades, sus hombrías deben enfrentar a sus deseos, alguna tentación de chisme se sobrepone al concepto de “yo no miro a las mujeres de mis amigos” y cuando el recién llegado se sume en el alcohol y el sueño los otros dos deben resolver el intríngulis. La cosa pasa por defender al amigo pero no ser sus cómplices y violar la ley, por tramar una coartada válida sin caer en una mentira difícil de mantener, dentro de una acción donde las llamadas telefónicas complican las cosas -el autor es un prolífico guionista de TV- aunque al final la moral y las buenas costumbres salen bien paradas. Aunque la versión local habla de la crisis del 2001 y da algún dato que hace suponer la acción en Buenos Aires, “Nuestras mujeres” es la típica comedia francesa al estilo de las de Francis Veber -“El placard”, “La cena de los tontos”, “El quilombero”- llevadera, tierna, en permanente búsqueda de la risa, con personajes que llegan con facilidad a la platea, alguna intriga y un final que desanuda cualquier situación de drama. En el marco de una escenografía de Jorge Ferrari, cuya distribución muchos querrían para su vivienda particular, todo es ágil, funcional, y el ex off Javier Daulte hace correr a sus criaturas con soltura, porque el trío sabe comunicarse con el público, aunque a veces una repentina entonación itálica los acerca al cocoliche. “Nuestras mujeres” tiene un texto que reclama inevitablemente un elenco de arraigo popular y de buen manejo de la comedia; en París se estrenó en 2014 con Daniel Auteuil al frente, sustituido luego por Jean Reno, dos intérpretes aptos para todos los géneros, ganadores de premios y garantes de boletería. El actor Richard Berry, también integrante de ese equipo, dirigió una versión cinematográfica que fue muy festejada durante la última celebración de Pantalla Pinamar, en marzo, se está viendo en estos días en el ciclo Les Avants Premieres y tiene previsto su estreno en cines locales para el próximo junio. El trío criollo no le va a la zaga a los galos y el público lo agradece, porque hay momentos de buen disfrute, algunas discusiones entre Francella y Marrale francamente divertidas y bien resueltas, con un pico insuperable en las fallidas llamadas telefónicas a la policía para denunciar el supuesto crimen. Con un Marrale de notoria formación dramática y un Puig a cargo de un personaje poco agradecido, ma

Te puede interesar >>>

Cómo proteger tu cuenta de Whatsapp de la piratería social

Cómo proteger tu cuenta de Whatsapp de la piratería social

Cuando se habla de plataformas de mensajería seguras y gratuitas, a menudo se lanzan nombres …