Inicio > Destacadas > La otra calle Florida: así es la peatonal de la Villa 31

La otra calle Florida: así es la peatonal de la Villa 31

Se encuentra en pleno centro del barrio de retiro y es uno de los ingresos principales. Son alrededor de 500 metros con 131 comercios de todo tipo.

La peatonal Florida es una de las más representativas de la Ciudad de Buenos Aires. Pero hay otra peatonal Florida que pocos conocen. La Florida de la Villa 31. Se encuentra en pleno centro de la villa y es uno de los ingresos principales al barrio de retiro. Son alrededor de 500 metros con 131 comercios de todo tipo, zapateros, panaderías, carnicerías, verdulerías, comercios de ramos generales, un pet shop y hasta odontólogos. Es una calle transitada sobre todo por las tardes, cuando la gente vuelve de trabajar y también durante los fines de semana. No solo la gente que vive allí va a comprar, sino que cada vez son más las personas que llegan desde afuera para conseguir mejores precios o conocer el barrio. Hay mueblerías, con rebajas de hasta un 50%, peluquerías y tatuajes que pasadas las 23 cierran sus persianas y continúan trabajando hasta la madrugada para terminar su labor. Entre los peluqueros más reconocidos está Rubén Orlando, histórico peinador de grandes estrellas de la televisión. “Todos me dicen que hay muchas peluquerías, pero lo bueno es que casi todos aprendieron conmigo y me pone contento porque todos tienen trabajo. Reconoce sentirse un gringo entre esas calles, acá los argentinos son muy pocos, hay mucha cultura que traen las distintas colectividades que viven en el barrio, esa es la mayor particularidad de esta calle, solo queda disfrutarlo”, dice. En cuanto a la gastronomía las opciones son muchas, comida peruana, paraguaya y boliviana, que con sus platos típicos reviven aquellos aromas y sabores que trajeron desde sus países y que comparten con sus compatriotas que viven en la villa. José es dueño de uno de los 64 locales gastronómicos que hay en este paseo peatonal. Muchos dicen que en su restaurante se come uno de los mejores cebiches de la Ciudad. “Cada vez vienen más turistas, ya no es peligroso entrar a la villa y por eso la gente de afuera viene a conocernos”. Su idea era demostrar que se puede comenzar con un emprendimiento culinario desde un barrio y después expandirse hacia afuera. Por supuesto que hay también pizzerías, heladerías y hasta bares, los precios son bastante más económicos que los que se pueden encontrar en lugares similares de la zona. La Florida además cuenta con muchas casas que se fueron convirtiendo en los lugares más caros para vivir dentro del barrio. Tal es así que el alquiler de una habitación cuesta entre $4.000 y $5.000. Los vecinos que hace varios años residen allí suelen sacar sus mesas a la calle y ofrecer algunos productos que revenden, como galletitas, artículos de limpieza, entre otras cosas, para hacer alguna plata extra. Con la urbanización que comenzó hace unos años la calle fue mejorando, tiene asfalto y luminarias, aunque no pierde la impronta de saturación de cables, casas de tres pisos y escaleras retorcidas en las fachadas. Hay gente hasta las once de la noche, los negocios están abiertos de lunes a lunes e incluso los feriados. “Acá hay que trabajar, abrimos todos los días y todo el día”. La Florida es la calle más transitada del barrio y en ella se hacen más transacciones que en la otra peatonal Florida.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

El encantamiento de lo que aparenta imposible, la fórmula que triunfa desde hace 34 años.

Fue a mediados de 1984 que Guy Laliberté reunió a un grupo de artistas, en …