Inicio > Policiales > Liberaron a Oscar Nakazato
Liberaron a Oscar Nakazato

Liberaron a Oscar Nakazato

El juez de Garantías de Morón, Humberto Meade, ordenó este martes dejar en libertad a Oscar Nakazato, el militante de la UCR de Hurlingham que desapareció durante un mes con 90 mil pesos. Días atrás, Nakazato declaró ante la Justicia y aseguró que quiere devolver la plata -robada de un club infantil-, que gastó en bingos de Capital Federal y el norte del Gran Buenos Aires. “Está libre desde hoy a la tarde”, confirmó su abogado Orlando Fernández en declaraciones radiales. “No tiene antecedentes de ninguna naturaleza y el Juzgado de Garantías hizo lugar al pedido de la defensas”, agregó. Asimismo, afirmó que “el monto del que se habla es de alrededor de 90 mil pesos y Nakazato tenía el cargo de tesorero” en el club. También resaltó: “La mujer contribuyó a la detención, hoy se reencontraron. Ella lo esperó en la salida de la comisaría de Morón”. “La intencionalidad de ella es que él de la cara y ponga fin a esta situación. Le puso fin al calvario de toda una familia y de él mismo, porque no debe ser nada grave estar prófugo”, opinó al ser consultado sobre la actitud de la esposa. Asimismo, añadió: “Él es un ludópata, le creo porque tiene un antecedente: hace cinco años tuvo un problema con un dinero propio e hizo un tratamiento que lo mantuvo alejado de los juegos de azar durante mucho tiempo. Ahora le reapareció este brote ludopático”. “El delito es excarcelable, no tiene antecedentes. Mi consejo profesional fue que declarara y contara dónde está el dinero. Es la única forma que tiene de limpiar su honor”, aclaró. El dirigente del fútbol infantil que estuvo 32 días desaparecido pidió disculpas por lo que hizo y dijo que devolvería el dinero, perteneciente a una Liga de Fútbol, que iba a ser destinado a la compra de trofeos. En su declaración ante la fiscal de Morón Cecilia Corpfield, que lo investiga por la presunta defraudación, Nakazato reconoció su responsabilidad en el delito y se mostró arrepentido, actitud que podría jugarle a favor a la hora de la sentencia. El hombre, de 55 años, apareció sano y salvo una semana atrás en el barrio porteño de Retiro y quedó detenido por estafa. La policía pudo dar con su paradero luego de que su esposa, de nombre Mónica, informara que recibió un llamado de Nakazato en el que le dijo que se comunicaba con ella para despedirse. Fuentes del caso revelaron que Nakazato, con antecedentes de ludopatía, contó que se jugó el dinero en distintos bingos de Capital Federal, Pilar y zona norte del Gran Buenos Aires.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Ordenan suspender los cortes de gas por falta de pago

El Juzgado Federal de Dolores hizo lugar a un amparo colectivo presentado por la Asociación …