Inicio > Redes Sociales > Nueva obsesión de las parejas de saber la ubicación del otro por WhatsApp

Nueva obsesión de las parejas de saber la ubicación del otro por WhatsApp

Nueva obsesión de las parejas de saber la ubicación del otro por WhatsApp

“Mandame la ubicación ¡Ya!”, le dice la actriz y cantante Laura Miller (42) a su marido, Nicolás Traut (39), en la escucha que trascendió tras la detención del ex piloto de TC 2000 por el hackeo y robo de $ 3.600.000 de las cuentas del municipio bonaerense de 25 de Mayo.

Ella le dice que él sabe que no puede hacer lo que hace y le recrimina por qué no volvió a almorzar. Ante el planteo, él responde que se le “complicó” y que está “trabajando con gente”. Entonces, ella sube la apuesta: “Mandame la ubicación porque te denuncio”. “Ahora te la mando…”, contesta Traut.

El hábito ya instalado entre los argentinos de mandar la ubicación por WhatsApp -originalmente se creó para ayudar a guiar con el GPS del smartphone el encuentro entre amigos y próximamente permitirá que un grupo o contacto vea dónde nos movemos en tiempo real- volvió a ser tema de conversación en las redes sociales por esta función que podría traer problemas a las parejas.

Entre el machismo de que las mujeres siempre son las celosas -por el solo hecho de ser mujeres- y que los maridos ahora se tienen que preocupar por el “efecto Miller”, en Twitter el hashtag #MandameLaUbicación fue tendencia en Argentina el día del escándalo.

Pero ¿Es más difícil la infidelidad en tiempos de ubicaciones enviadas y recibidas? Antes de la voluntad -o no- de enviar la ubicación, en Ajustes o Configuración, tanto en iOS como Android, deben estar concedidos los permisos de geolocalización de WhatsApp.

Dentro del chat, en Android hay un “clip” en el espacio para escribir, junto a un ícono para acceder a la cámara. Desde ahí se elige compartir ubicación.

En iOS, esta posibilidad aparece en la parte inferior izquierda, con el símbolo + y ahí se pulsa en Ubicación. Se muestra el punto real en el que estamos y debajo del mapa aparece enviar ubicación y ocultar lugares.

Para “truchar” la ubicación en iOS simplemente hay que pulsar sobre ocultar lugares para que el mapa se agrande. A su vez, arriba de “enviar mi ubicación” está la opción de 3D y de una chincheta. Al pulsar sobre la chincheta, ésta aparecerá de color verde en el mapa. El truco es arrastar el mapa con el dedo para elegir el lugar en el que queremos decir que estamos. Una vez ahí, se pulsa sobre “enviar esta ubicación” y el destinatario recibirá ese punto en el mapa.

En el caso de Android, la posibilidad de enviar las coordenadas falsas está en el extremo superior izquierdo del mapa, con el símbolo de un cuadrado que se expande. Ahí también hay que mover el mapa con el dedo para elegir la geolocalización que se quiere enviar.

Los destinatarios más atentos sabrán que cuando se envía la ubicación real no aparece la dirección escrita debajo del mapa. En cambio, cuando se elige a dónde se quiere atestiguar que se está, sí aparece. Fin del misterio.

Te puede interesar >>>

Trump logró que la Cámara Baja de EE. UU. apruebe su reforma fiscal

Trump logró que la Cámara Baja de EE. UU. apruebe su reforma fiscal La Cámara …