Inicio > Sociedad > Primera etapa de investigación del buque científico Coriolis II
Primera etapa de investigación del buque científico Coriolis II

Primera etapa de investigación del buque científico Coriolis II

El buque Coriolis II arribó ayer al puerto de la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia. La embarcación es parte de la primera campaña oceanográfica conjunta entre la Argentina y Canadá. El barco científico fue recibido con un acto en el que participaron el coordinador ejecutivo del Gabinete Científico Tecnológico del Ministerio de Ciencia de la Nación, Alejandro Mentaberry; el gobernador de Chubut, Martín Buzzi; el secretario de Ciencia de la provincia, Rubén Zárate; la embajadora de Canadá en la Argentina, Gwynetz Kutz y los coordinadores científicos de la campaña, los doctores José Luis Esteves y Gustavo Ferreyra. El buque arribó a la ciudad chubutense tras finalizar la primera etapa en las tareas de investigación de carácter oceanográfico, geofísico y geoquímico que se están realizando en el área del Golfo San Jorge incluido el litoral costero de la provincia de Chubut hasta el próximo 2 de marzo. La primera incursión del Coriolis II se desarrolló en la zona del Agujero Azul en el talud continental. Allí se realizó una caracterización del ecosistema local; se relevó la biodiversidad en los denominados “hot-spots” o estaciones y se realizaron estudios sobre algas nocivas y tareas de geología marina, entre otras disciplinas involucradas. Durante el acto de bienvenida, Mentaberry resaltó que la elaboración del plan de campaña del Coriolis II “aúna el cuidado y el estudio de los recursos ambientales con las cuestiones productivas, y esto marca un camino nuevo”. Además, afirmó que “el Ministerio ha decidido poner estos temas entre las prioridades de investigación para este año”. Por último, celebró la cooperación entre la Argentina y Canadá y manifestó que “estos dos países han encontrado un espacio común para realizar investigación juntos, y esperamos poder profundizar esto a futuro”. El gobernador Buzzi expresó: “Este buque marca claramente la decisión política y la vocación de dejar de vincularnos con el mar solamente a través de los buques pesqueros, para poder aplicar conocimiento y a partir de allí tener importantes opciones de desarrollo”. Coriolis II es una campaña oceanográfica conjunta durante la cual instituciones académicas de la Argentina y Canadá buscarán facilitar y alentar el trabajo de sus científicos, expertos en investigación y becarios, haciendo hincapié en la capacitación de los recursos humanos desde un enfoque multidisciplinario. La formación será un punto prioritario dentro de la iniciativa, para lo que se estimulará la movilidad de estudiantes argentinos y canadienses entre ambos países para realizar estudios de maestría y doctorado en oceanografía, física, química, biología y geología. La novedad en la propuesta científica de la tarea que llevará a cabo el Coriolis II reside en que, hasta el momento, no existe un estudio integral del Golfo San Jorge. El barco tiene una eslora total de 49,95 metros y pesa unas 836 toneladas. Para su propulsión utiliza cuatro motores Deutz diesel de seis cilindros, con dos hélices de paso variables de 750 revoluciones por minuto, lo que le permite alcanzar una velocidad de 15,75 nudos. La embarcación puede albergar hasta 14 científicos a bordo.

Te puede interesar >>>

Ser escritor: ¿algo que se aprende o con lo que se nace?

Ponerse delante de un teclado y comenzar a desarrollar una idea para algunos es innato. …