Inicio > Policiales > Secuestros virtuales: ahora las bandas “clonan” celulares de las víctimas

Secuestros virtuales: ahora las bandas “clonan” celulares de las víctimas

Con el avance de la tecnología, las bandas dedicadas a los secuestros virtuales cuentan con más elementos para llevar adelante sus delitos. Además de usar técnicas de persuasión violentas y de jugar con el pánico de las víctimas para hacerles creer que tienen en su poder a un familiar, ahora los delincuentes incorporaron un nuevo elemento que causa alarma y les facilita el trabajo: “clonan” los celulares.

De esta manera, cuando hay víctimas que dudan de la veracidad del secuestro y llaman al familiar “secuestrado”, los atiende un integrante de la banda que les confirma el rapto. Estos casos se vienen repitiendo, y ya generan alerta entre las autoridades judiciales y policiales.

Un caso así ocurrió en la Ciudad de Buenos Aires y tuvo como víctima a una pareja que recibió el llamado de una banda, que les aseguraba que su hijo estaba secuestrado y exigía el pago de un rescate. En medio del desespero, un integrante del matrimonio comenzó a llamar al teléfono de su hijo, pero fue atendido por otro presunto raptor.

Las víctimas pagaron el rescate, pese a que en realidad su hijo nunca estuvo secuestrado, sino que sus llamadas se desviaron a un teléfono clonado por los captores virtuales. Sumaron tecnología de última generación. Y tienen acceso a base de datos de clientes de telefonía celular”, señaló una fuente policial a Diario Popular.

La asociación Madres y Familiares de Víctimas (Mafavi) viene trabajando para concientizar a la población sobre los secuestros virtuales. “Primero hacen inteligencia, consiguen base de datos con los números de celulares, averiguan a qué colegios, clubes van los niños, etcétera. Luego de eso, comienzan llamando a los menores que saben que no están en sus casas, les dicen que hablan de una empresa de celulares y que detectaron que el teléfono esta siendo clonado y que para solucionar el problema necesitan que tengan apagado el celular durante una hora para que no le venga una sobrefacturación. Luego llaman a la casa y comienza el secuestro virtual ya conocido”, indicó.

Lo cierto es que estas bandas se las ingenian para burlar a las autoridades y aprovecharse de las víctimas. Emplean un sinfín de técnicas y métodos. Por ejemplo, hace unos meses, la Policía Bonaerense alertó sobre una nueva modalidad. Emplean punguistas o “mecheras” para robar los celulares de las personas que hacen la fila para entrar al cine, al teatro, a un boliche o a otro tipo de espectáculo. Durante el tiempo que la víctima permanece dentro del espectáculo, los delincuentes revisan la agenda con contactos, donde usualmente aparecen los números guardados como “casa”, “mamá”, “papá”, lo que es aprovechado para concretar el falso rapto telefónico.

También se advirtió, entre otras técnicas, la modalidad de los gritos en la noche. Primero se oye una voz anónima que simula ser de un familiar golpeado. Luego un presunto secuestrador atiende y exige dinero a cambio de su liberación. Se aprovechan de que la víctima está dormida y no tiene capacidad de reacción.

Te puede interesar >>>

Lo que las compañías de celulares no te contaron

El año pasado en Argentina se registró el hurto de 700 celulares al día, un …