Inicio > Autos > Sólo quedan seis modelos 0 Km a menos de $ 150.000

Sólo quedan seis modelos 0 Km a menos de $ 150.000

El combo que en 2014 conjugó una fuerte devaluación, la irrupción del impuestazo a los  Km y una escasez de modelos, producto del creciente “cerrojo” importador, determinó un importante salto en los precios de los vehículos.

Y este encarecimiento alcanzó tanto a los autos importados –de todas las gamas-, como a los nacionales, dado el alto contenido de autopartes traídas del exterior a precio dólar, una proporción que asciende al 70%.

Según un relevamiento de Economía & Regiones, esto llevó a que los diez vehículos más vendidos de la Argentina -la mayoría de ellos del segmento entry level-, sufrieran incrementos de entre el 35% y el 65% desde enero de 2014 al mismo mes de este año.

Entre los vehículos más populares y que más se encarecieron figuran el Fiat Siena, cuyo precio se disparó un 64% en apenas un año. Dentro del top 10 de autos más patentados, le siguió otro modelo de la casa italiana: el Palio, con un alza de casi 60%.

Por detrás se ubicaron el Chevrolet Classic (+59%), Volkswagen Gol (+53%) y Toyota Etios (+52%), entre otros.

Desde la consultora E&R destacaron que, si se tiene en cuenta que la inflación a lo largo de 2014 fue del 35%, de acuerdo al IPC Congreso, “entonces la suba de los precios de los vehículos superó en más de 15 puntos dicho índice”, ubicándose además, casi 20 puntos por arriba de las mejoras salariales promedio de ese año.

Claro que la inercia inflacionaria, si bien mucho más moderada, continuó en los primeros meses de 2015. Esto llevó a que, en la actualidad, no exista ningún 0Km por debajo del límite de los $100.000.

De hecho, el Chery QQ, el auto más pequeño de la marca china que viene con equipamiento básico, ya se ofrece en los concesionarios a un valor de $104.000 en su versión más económica.

Cabe destacar que en 2013, cuando la actividad no sufría restricciones y se aprestaba a batir un récord histórico, este mismo modelo costaba $48.800. Es decir que, en apenas dos años, el precio más que se duplicó.

Con estos antecedentes, el parámetro para medir hasta qué punto un auto forma parte del segmento “económico” hoy se elevó hasta los $150.000.

El punto a destacar es que, en la actualidad, sólo quedan seis modelos por debajo de ese valor.

Entre ellos se encuentran dos propuestas de Volkswagen, una de Renault, una de Fiat y dos de Chery.

Chevrolet, que históricamente tuvo vehículos “low cost”, ya quedó fuera del rango. Y Toyota, que sumó hace dos años el vehículo más barato de su portfolio, el Etios, también superó la barrera de los $150.000.

Por debajo de este valor, siempre y cuando haya stock en las agencias y además se respeten los precios oficiales, las opciones son las siguientes:

• Volkswagen Gol Trend

Hay disponibles dos versiones: una de tres puertas y con equipamiento base a $128.100, y otra con un segundo nivel de confort, llamada Starline, a $140.000.

• Volkswagen Up!

También hay dos bajo ese límite: el 1.0 Take Up!, con aire y tres puertas, que sale $136.500 y el 1.0 Move Up!, con un poco más de equipamiento, a $149.000

• Fiat Palio

Es la única opción disponible de la marca por menos de $150.00. Incluso, el Uno que llega de Brasil superó ese escalón. Dentro del Palio hay dos versiones “económicas”: Fire 1.4 Pack Seguridad a $129.700 y el Pack Top de 5 puertas a $139.200.

• Renault Clio Mio

La casa francesa tiene en este modelo de producción nacional uno de sus caballitos de batalla, dado que todas las versiones del Clio Mio están por debajo de esa barrera de precios, con valores que van desde los $126.000 a los $146.000.

Entre las automotrices asiáticas hay una única marca con propuestas “low cost”: la china Chery.

Ofrece dos modelos:

• Chery Fulwin

La opción de cuatro puertas, según ACARA, cotiza a $133.300, en tanto que la de cinco puertas asciende a los $136.700.

• Chery QQ

El pequeño de la familia, en su versión Light Security, ya cuesta $104.700, mientras que hay que pagar unos $112.600 si se quiere acceder al Confort Security.

Opciones “peladas”

Una de las características de las alternativas que hoy cuestan por debajo de los $150.000 es que, no solo son pocas, sino que son las de menor equipamiento en seguridad y confort dentro del portfolio de cada una de las marcas.

En general, el consumidor argentino se había acostumbrado a vehículos que ofrecieran mayores prestaciones. Prueba de ello fue la decisión de Volkswagen de dejar de comercializar -a poco tiempo de hacerse presentando en el mercado local- el Up! base, para el cual prácticamente no había demanda.

Otro signo de este cambio en la demanda lo marca también la mayor preferencia por los autos equipados con caja automática, versiones que históricamente siempre fueron más costosas que las manuales.

Sin embargo, el salto de precios que ha venido experimentando la industria automotriz, está llevando a que los “gustos” y las comodidades cuesten cada vez más.

Así es como hoy en día, para acceder a un auto que tenga un equipamiento que a esta altura es considerado base -como puede ser el aire acondicionado, dirección hidráulica y levantavidrios eléctrico-, se necesiten más de $160.000.

Otro dato a tener en cuenta es que, en general, los autos dentro de la categoría “low cost” son modelos chicos sin baúl. De modo que prácticamente no hay propuestas con mayor espacio de carga -ideales para una familia- a precios más accesibles.

El poder adquisitivo, la clave

Como se mencionara, al finalizar 2014, la suba promedio para toda la industria fue de 50%, cambiando radicalmente el factor que había beneficiado al sector hasta ese momento: que los valores de los 0Km se movieran por debajo de las me mejoras salariales.

Este año, si bien el ritmo de aumentos se ha moderado, no se pudo evitar que los vehículos acumulen un alza del 11% promedio para el primer trimestre.

Claro que hay que considerar una variable no menor: el menor stock de las automotrices para atender la demanda, que hace que los precios oficiales sugeridos por las marcas muchas veces disten de la realidad que se encuentra en los concesionarios que, ante la falta de oferta, se encargan de sumarle un “plus” en determinados modelos.

Sin embargo, en la industria esperan una leve recuperación en el nivel de ventas, dinámica que se observaría al menos hasta el tercer trimestre del año, de la mano de la actualización de los salarios, que correrían unos puntitos por encima de la de los 0Km.

Según proyecciones de Abeceb, con un incremento de los valores de los autos del 26% previsto para todo 2015, y una recomposición del ingreso de un 30% promedio, esto determinaría un leve abaratamiento de los 0Km en términos reales.

Así, mientras que en el arranque del año se necesitaba el equivalente a 13 salarios para comprar un auto chico, como un Gol Trend, a partir de la mejora en las remuneraciones esta proporción caería hasta los 10 salarios.

Los números de ventas correspondientes a abril, de hecho, ya muestran algunas señales de mejora. De acuerdo con datos de ACARA, los patentamientos se ubicaron apenas 4% por debajo del registro del mismo mes del año pasado, lo que implica que el mercado empezó a encontrar su piso.

Sin embargo, dese Abeceb, Gonzalo Dalmasso aseguró que la principal limitante para el crecimiento continúa siendo la falta de stock.

De hecho, pese a la recuperación parcial del poder de compra por parte de los argentinos, para el economista, entre enero y diciembre se esperan comercializar cerca de 625.000 vehículos, lo que implicaría una caída de casi 10% respecto a los niveles de 2014.

Esta contracción, cabe recordar, se suma al desplome cercano al 30% que tuvo lugar el año pasado respecto a 2013, cuando se marcó el último récord histórico.

Al mal tiempo… más novedades

Pese a que se espera una nueva caída de ventas y que los dólares disponibles para “bancar” importaciones no llegan a la velocidad requerida, las marcas continúan apostando por el mercado interno, a la espera de un cambio de contexto.

De hecho, sólo hasta marzo, los lanzamientos de nuevos modelos equivalieron al 50% de las presentaciones de todo el año pasado.

El segmento de los autos más económicos, no será la excepción. Por el contrario, en momentos en que se contraen las ventas, más marcas prefieren apostar por los vehículos entrada de gama.

Los dos lanzamientos más esperados son el nuevo Hyundai Grand i10, que llegará en agosto y el Ford Ka, que se podría sumar a fines de este año.

El Grand i10, al menos en una primera etapa, convivirá con el i10 tradicional. Según adelantaron desde la marca coreana, será unos centímetros más ancho y largo y aumentará la capacidad de carga del baúl y también su tanque de combustible, que pasará de 35 a 45 litros.

El Ford Ka, en tanto, se presentó el año pasado en Brasil -donde se fabrica- y llegaría para ubicarse por debajo del Fiesta KD.

Esta generación creció en dimensiones respecto del último Ka que se ofrecía en la Argentina. Todas las versiones vendrán de serie con doble airbag frontal y ABS, como indica la nueva legislación, pero la gama más alta contará con control de estabilidad y hasta con control de tracción.

Así, de la mano del escenario recesivo que vive la industria, la familia de autos más económicos se agranda, en una Argentina en la que los importados de lujo, por el contrario, se volvieron una “rareza”.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/210491-Autos-baratos-una-especie-en-extincin-slo-quedan-seis-modelos-de-0Km-a-menos-de-150000

Te puede interesar >>>

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017 Se sabe que uno …