fbpx
Un grupo de estudiantes extraen pigmentos de los hongos para crear productos cosméticos

Un grupo de estudiantes extraen pigmentos de los hongos para crear productos cosméticos

En un acto de rebeldía contra el uso de sustancias nocivas y la crueldad animal de la industria de la belleza, un grupo de estudiantes de la Universidad de los Andes de Colombia trabajan en una línea de biocosméticos a partir del pigmento de los hongos.

Las sombras para ojos es el primer producto del proyecto Linneo que elaboraron las universitarias usando estos pigmentos obtenidos de los hongos del bosque cercano a su casa de estudios y una sustancia aglutinante que produce otro tipo de hongo de forma natural.

Si se superan las pruebas en piel sintética para el uso en humanos, se trataría de la primera línea de sombras que no utilizan sustancias derivadas del petróleo o el azufre para obtener la tonalidad más llamativa que resalte la belleza de unos ojos.

De esta manera también se prescinde de la utilización del mineral Mica, usado para fabricar cosméticos, y que es procedente de campamentos en La India, donde miles de niños trabajan bajo un sistema de explotación laboral.

Sobre la composición de las sombras artificiales, lo real es que la industria del maquillaje utiliza miles de sustancias nocivas, pero solo 200 han sido prohibidas en la Unión Europea.

“Aquellas tonalidades como el azul, el rosa y el violeta se consiguen porque las sombras se colorean con tintes que incluyen polímeros orgánicos como el aluminio, silicio, sodio y azufre. Para los tonos dorados o verdes se utilizan derivados del oxicloruro de bismuto y óxido de cromo, respectivamente. Según sea la tonalidad que se busque, diferente será el compuesto químico que se utilice”, explica Esther Fernández, redactora de la sección Belleza de ElDulceHogar.es.

La conocedora agrega que otro factor a tener en cuenta es el daño a la piel que provocaría el uso permanente de cosméticos artificiales.

En este punto, el proyecto Linneo también lograría una ventaja porque su línea de sombras orgánicas no solo no sería tóxica, sino que tendría un efecto positivo sobre la piel de las damas.

Otro beneficio de esta nueva línea de cosméticos naturales es que no utilizarán animales de laboratorio para probar que no sean nocivos para las personas antes de su uso, según el protocolo de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA).

Esto en correspondencia con el movimiento mundial contra la crueldad y que busca evitar que más animales sean conejillos de indias para probar un producto. En España y la Unión Europea está prohibido este tipo de prácticas desde el 2013.

Debido a estas razones y a la innovación de su propuesta, el proyecto de las estudiantes recibió un reconocimiento en el concurso internacional Biodesign Challenge 2020 que promueve la empresa Mana para buscar alternativas sustentables de los productos de belleza.

Recibieron el reconocimiento las alumnas Karen Blanco, Ana María Rodríguez, Laura Espitia, Camila Correa, Laura Méndez y Sara García, quienes después de un año de trabajo ahora están a punto de iniciar un proyecto que revolucionará la industria de la belleza en los siguientes años.

Te puede interesar >>>

Incluyeme.com se convierte en la mayor plataforma de formación para personas con discapacidad en Latinoamérica

Incluyeme.com se convierte en la mayor plataforma de formación para personas con discapacidad en Latinoamérica

Más de 500 personas con discapacidad se encuentran capacitándose virtualmente en áreas digitales de alta …