fbpx
jueves, julio 18, 2024
10 cosas que deberías saber para contratar seguros de mascotas

10 cosas que deberías saber para contratar seguros de mascotas

En nuestro país, cada vez hay más amigos perrunos y gatunos que nos acompañan durante buena parte de nuestra vida. Y es que, como no todos saben pero sí perciben, tener una mascota puede convertirse en una experiencia altamente enriquecedora a partir de lo que estos amorosos animales nos dan, demostrando su cariño mediante lamidas en el rostro o queriendo jugar a cada rato. Estas simples acciones mejoran la calidad de vida, reducen el estrés, la ansiedad y aumentan los niveles de felicidad diaria.

Como esta significativa relación puede durar al menos unos 10 añosuna decisión muy inteligente es adquirir un seguro de mascotas para que tanto el animal y vos estén cubiertos en caso de que este se enferme, necesite ir al veterinario, produzca daños a terceros, y demás imprevistos.

Si bien ayudan a eliminar la soledad y le dan diversión a la vida, la realidad es que ninguna mascota está exenta de la posibilidad de enfermarse, tener un accidente, perderse, etc. Mantener en las condiciones debidas a un animal puede ser algo bastante costoso, por lo cual contratar un   seguro será algo muy útil.

10 cosas que deberías saber para contratar seguros de mascotas

¿Qué cubren los seguros?

Un seguro de mascotas puede incluir bastantes tipos de coberturas. La responsabilidad civil es una de ellas, y hace referencia a las lesiones corporales y daño material que el animal pueda provocarle a personas, otras mascotas, u objetos. Cada póliza puede tener un límite de cobertura distinto, por lo cual recomendamos leer bien ese número.

Otra cobertura muy aprovechada por quienes tienen mascotas aseguradas, es la asistencia sanitaria tanto por enfermedad como por accidente. Más pólizas importantes que pueden incluir los seguros son las garantías de indemnización si se roban al animal o simplemente se extravía, defensa jurídica con la respectiva cobertura de los gastos, reembolsos en caso de hospitalización, cobertura si debe ser sacrificado, etc.

¿Son obligatorios?

En términos generales, las leyes de nuestro país no indican que sea obligatorio asegurar a las mascotas. Sin embargo, para quienes cuenten con un PPP (perro potencialmente peligroso) se sugiere que tengan una póliza para que se haga cargo de los daños que el animal pueda causar. Estas razas se caracterizan por su ferocidad, aunque criados de manera responsable se reducen drásticamente las probabilidades de que genere problemas. También, para quienes posean gatos o perros y quieran tener la tranquilidad de tener cobertura en caso que sucedan imprevistos, o simplemente para tener un reintegro al momento de realizar controles, estudios o por la compra de un medicamento, esta es una opción más que recomendable.

Si el perro es “potencialmente peligroso”

Este es un tema bastante polémico, pues para muchos no existen esta clase de perros mientras que otros sostienen que son un verdadero peligro y se debe reducir su adopción. Lo cierto es que, sin importar la raza, un perro mentalmente estable criado con amor y responsabilidad jamás generará problemas, pudiendo relacionarse a la perfección tanto con humanos como con otros animales. No obstante, es clave tener al menos un seguro de responsabilidad civil para que se haga cargo si el animal se escapa y en un acto de desesperación ataque a alguien.

Asegurar un gato

Ciertas personas creen que son perfectos equilibristas, que por su resistencia tienen más de una vida, que siempre caen de pie, y demás mitos extendidos que poco tienen que ver con la realidad. Lamentablemente, a veces pasa que un gato se coloca al borde de la terraza o ventana y pierde el equilibrio, cayendo desde una altura que podría lesionarlo o incluso matarlo. Los seguros para gatos son poco frecuentes, pero necesarios siempre que priorices su bienestar.

¿Qué cubre la responsabilidad civil?

La responsabilidad civil empieza a correr cuando el perro/gato provoca lesiones corporales, daños materiales, y molestias generales a terceros. A su vez, no tendrá participación alguna en caso de que la mascota te dañe a vos, tu pareja, y familiares en general. Un ejemplo sencillo: si cualquier persona que circula por la calle se tropieza con la correa del perro, cae y se fractura el brazo, la totalidad del daño estaría cubierta con su respectiva indemnización.

A su vez, si destruye la alfombra del vecino o rasguña la pared/puerta, no tendrás que hacerte cargo de nada. Si el damnificado vive en tu casa, entonces la aseguradora no podrá intervenir.

Seguros de asistencia sanitaria

Cuando hablamos de esta clase de atención, las aseguradoras suelen diferenciar según la causa/razón por la que llega al veterinario. Algunas se hacen cargo solo si hay un accidente, u otras también en caso de enfermedad. Los seguros más completos (y costosos) responden ante gastos de consultas, pruebas clínicas, análisis de laboratorio, operaciones, hospitalización, y más. Aunque generalmente no incluyen medicina preventiva, hay excepciones en las que cubren chequeos y vacunación, e incluso tratamientos de belleza.

Con un seguro, ¿puedo llevar al animal a la clínica de confianza, o es necesario ir a otros lugares? 

Esto dependerá enteramente de la compañía contratada. Algunas tienen hospitales y clínicas colaboradoras, mientras que otras carecen de ello. Las que no trabajan de esa manera permiten ir a cualquier centro, pagar la factura, solicitar los detalles y luego gestionar el reembolso de todos los gastos o un buen porcentaje de ellos.

 

Robo, extravío o fallecimiento

Sabemos que el amor que le tenés a tu mascota es invaluable. Ahora, siempre hay escenarios posibles que pueden ocurrir. Si tu mejor amigo se pierde, sufre un accidente o en caso extremo, fallece, gran parte de las empresas garantizan una indemnización por el valor del animal. También es importante mencionar que, si se extravía o te lo roban, no todas las aseguradoras cubren los gastos de publicación de anuncios en la radio o prensa para facilitar su localización.

Qué rol juega la edad, raza, e historial clínico

Estos apartados dependerán de la empresa, pero generalmente hay exclusiones referidas a la edad, raza, y problemas de salud previos. Si bien existen compañías con seguros especiales para cachorros y perros muy adultos, generalmente el límite de edad finaliza cuando llega a los 10 años. Otras causas de exclusión son las intervenciones quirúrgicas, enfermedades congénitas, y también las hereditarias.

Si ya tengo un seguro de hogar, ¿cubre este a mi mascota?

En caso de tener contratado un seguro de hogar con responsabilidad civil, entonces la mascota estará dentro de la póliza. Generalmente no hace falta especificarlo de manera literal ya que la cobertura se aplica automáticamente a todos los que vivan en el domicilio.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Ventajas de los sistemas de pago en casinos online

Ventajas de los sistemas de pago en casinos online

Así como los casinos garantizan ciertos beneficios a los jugadores, el uso de métodos de …