Inicio / Juegos de azar & Casinos / La verdad de los casinos por internet

La verdad de los casinos por internet

Todos los practicantes de cualquier juego de casino por internet son conscientes de que están practicando un juego en el que el casino siempre lleva ventaja a largo plazo y en el que el azar tiene un peso importante.

Pero ¿Es la suerte tan decisiva como parece a la hora de jugar al blackjack o  la ruleta por internet ? y más concretamente ¿Estamos seguros de qué es exactamente la suerte?

En juegos de casino por internet en los que el azar no cuenta tanto como, por ejemplo, el poker online, estamos muy acostumbrados a escuchar quejas de jugadores que maldicen su mala suerte en tal mano o al ser eliminados de un torneo. Si lo que más cuenta a la hora de jugar al poker es el conocimiento de las reglas y la estrategia ¿Porqué todo el mundo achaca sus males a la suerte?

En los juegos de casino por internet, como en cualquier actividad en la que el azar desempeña un papel, existe una gran connotación psicológica. Parece que algunos jugadores “atraen la mala suerte” mientras que otros “atraen la buena suerte”. Pero eso es únicamente una percepción; los jugadores con suerte, suelen desarrollar y potenciar ciertos factores que les ayudan a “evitar la mala suerte” como:

Habilidad para detectar patrones peligrosos de juego. Gracias a la experiencia y la observación, los jugadores más hábiles identifican rápidamente situaciones peligrosas y evitan seguir ese camino una vez detectadas.

Alto grado de “intuición”. Una vez más, la experiencia juega un factor imprescindible en los juegos de casino por internet, ya que ante determinadas situaciones en las que se debe tomar una decisión rápida, analizamos de manera rápida (y confundimos con la intución) y reaccionamos en función de lo que hemos aprendido en el pasado.

Creación de expectativas realistas de pérdidas y beneficios. Con una definición realista de beneficios esperados por sesión, resulta relativamente sencillo llegar a la meta y acabar la sesión de juego en positivo. Cuanto más altas e irrealistas sean nuestras expectativas, mayores posibilidades tenemos de acabar en bancarrota.

Perder es ganar. En determinadas situaciones, aún actuando de manera correcta, acabamos perdiendo una apuesta que estadísticamente no podíamos perder. El buen jugador seguirá apostando una y otra vez con expectativa positiva y no se dejará influir por el resultado a corto plazo, ya que lo que cuenta es el largo plazo.

Si quieres poner en práctica diferentes sistemas para comprobar que la suerte no es lo que parece, busca un casino gratis en red y empieza a practicar en tu juego favorito.

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco Hace justo cuatro años, un avión operado …