Inicio / Juegos de azar & Casinos / El Fast Food Predispone A La Ludopatía ?

El Fast Food Predispone A La Ludopatía ?

Un nuevo estudio preparado por el Laboratorio Experimental de Juego de la Central Queensland University de Australia demostró que existe una relación entre el juego y el consumo de alimentos de alto contenido en sal y azúcar, típicos de las comidas rápidas o fast food.

El estudio, dirigido por Matthew Browne, muestra los mismos rasgos de personalidad subyacentes que llevan a algunas personas a un exceso de consumo de alcohol, los cigarrillos y los alimentos ricos en energía, que podría indicar una predisposición al juego.

Ya está reconocido que las personas que juegan son más propensas a consumir alcohol y cigarrillos, pero el doctor Browne dice que esto podría explicarse porque estas cosas tienden a ocurrir en el mismo lugar, al mismo tiempo.

“Lo que nos interesa es saber si los juegos de azar, lo que no implica la ingestión de una sustancia, puede considerarse como un comportamiento de consumo”, dijo.

Llevado a cabo por encuestas telefónicas a unas 1700 personas, el estudio demostró que -por primera vez- existe una correlación entre la probabilidad de consumir alimentos con alto contenido de sal y azúcar, y la probabilidad del juego de azar.

La encuesta preguntó a los encuestados acerca de la cantidad de sal que utilizan mientras cocinan y la cantidad usada en la mesa del comedor, para calcular una puntuación.

Las puntuaciones se calcularon también para el consumo de alimentos en los aperitivos, así como otros factores, como los juegos de azar.

La encuesta encontró rasgos de personalidad que influyen en las decisiones del estilo de vida, que son buenos indicadores de la probabilidad de consumir productos de juego.

“Si usted está jugando en las tragamonedas y gana, las luces se apagan y la máquina hace ruido, y esto es similar a la sensación que puede llegar a ocurrir mordiendo un Big Mac de prisa”, dijo el doctor Browne.

La misma búsqueda de sensaciones impulsivas, un rasgo que conduce a consumo excesivo de alimentos, por ejemplo, puede llevar a un consumo excesivo del juego.

Aunque los factores demográficos y sociales influyen en la probabilidad del juego de azar, el Dr. Browne dijo que las dimensiones de la personalidad son mucho más precisas.

“Hemos evolucionado para ser sensibles a estas determinadas sustancias”, aclaró. “Ellas nos dan sensaciones intrínsecamente fuertes”.

Por su parte, Nick Xenophon senador activista contra el juego, dijo que los hallazgos son interesantes, pero no debe significar perder de vista el hecho de que estas máquinas están diseñadas para ser adictivas.

“La gran diferencia entre un Big Mac y una máquina tragamonedas, es que sólo se puede comer tantas hamburguesas hasta estar lleno, pero las tragamonedas tienen un apetito insaciable para  tomar el dinero de la gente”, dijo el senador de Australia del Sur.

Fuente:www.theaustralian.com.au

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco Hace justo cuatro años, un avión operado …