Inicio / Internacionales / ¿China seguirá financiando al chavismo?

¿China seguirá financiando al chavismo?

El nuevo gobierno de Xi Jinping podría revisar los acuerdos y endurecer los términos de intercambio con Venezuela

Por Norma Cohen para http://www.cronista.com

Tras la muerte de Hugo Chávez, Venezuela perdió a un polémico y carismático líder que venía acumulado una enorme de deuda con China.

Teniendo en mente las próximas elecciones que tendrían lugar en un mes, muchos se preguntan inevitablemente si los banqueros de Beijing estarán dispuestos a seguir financiando a los sucesores de El Comandante.

Informes de medios de comunicación venezolanos indican que China ya se mostraba más severa y menos dispuesta a otorgar nuevos préstamos desde que Chávez fue reelegido en octubre pasado. El mes pasado, el ministro del Exterior venezolano Elías Jaua Milano viajó a China en busca de más crédito pero regresó con las manos vacías.

Sin embargo, allegados al pensamiento del Banco de Desarrollo de China (BDC), la principal fuente de financiamiento de Caracas, sostienen que Beijing está preparado para una nueva era en el país y tiene intenciones de continuar cooperando, incluyendo la práctica de otorgar préstamos a cambio de petróleo.

El BDC, que es estatal, le prestó a Venezuela u$s 42.500 millones desde 2008, cerca de la mitad de la financiación que recibió el país durante ese período. Casi todos esos préstamos están respaldados por contratos de venta de petróleo.

Los envíos de crudo hacia China, a cargo de la petrolera estatal PdVSA, se incrementaron casi diez veces desde 2006 y el país actualmente vende cerca de 19% de su producción de crudo al gigante oriental, que se convirtió en el segundo mayor socio comercial de Venezuela detrás de Estados Unidos. Desde la perspectiva de Beijing, Venezuela hoy es su séptimo proveedor de petróleo más grande y está ganando posiciones.
Ese es un gran incentivo para que Beijing y el BDC sigan abasteciendo al país con un constante flujo de crédito barato, sin importar quién esté conduciendo el show en Caracas.

Con la asunción en China de un nuevo liderazgo bajo Xi Jinping del partido comunista, podría haber algún cambio de énfasis y la muerte de Chávez quizás brinde a BDC la posibilidad de negociar condiciones levemente mejores para cualquier préstamo nuevo que le otorgue a su sucesor.

Pero si se observan con detenimiento los términos de los créditos que hasta ahora ha extendido BDC, el banco chino hace tiempo que se venía planteando cómo recuperaría el dinero cuando Chávez ya no estuviera en escena.

Además de asegurar el pago de la mayoría de los préstamos mediante contratos de petróleo, el BDC insistió en que la mayoría de los créditos se empleara en proyectos que beneficiaran directamente al pueblo venezolano, en particular en construcción de viviendas y obras de infraestructura pública.

Parte del mandato del BDC es apoyar a empresas chinas en su expansión en el extranjero, por lo que grandes tramos de los préstamos que otorga a Venezuela y a otro países están sujetos a que compañías chinas obtengan contratos para construir esas viviendas e infraestructura.

Fuentes cercanas a BDC señalaron a Financial Times que mientras el dinero prestado a Venezuela se destine a proyectos claramente beneficiosos para la nación, el sucesor de Chávez, cualquiera sea, no podrá fácilmente dejar de pagar los préstamos.

Lo interesante de esa línea de pensamiento es que el resultado buscado es similar al que persiguen los préstamos que otorgan el Banco Mundial y entidades de crédito occidentales.

Durante década, China mantuvo una política externa de “no interferir en los asuntos internos” de otros países y a menudo critica que occidente esté imponiendo todo tipo de condiciones a su ayuda y financiación en Africa, Latinoamérica y otros lugares.

Pero los términos de los préstamos a Venezuela demuestran simplemente hasta dónde la política de no interferencia de China se vio erosionada por la creciente participación del gigante oriental en todo el mundo.
A menudo se acusa a las instituciones chinas, incluyendo del BDC, de ser poco transparentes, de estar mal dirigidas y de corrupción en sus procedimientos dentro del país, pero cada vez están en mejor posición para exigir buen gobierno a sus deudores.

El BDC hasta creó varios mecanismos para monitorear el desembolso y eventual uso de sus préstamos en Venezuela, tal como podría haber hecho en el pasado el Banco Mundial o un gran donante occidental en China.

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco Hace justo cuatro años, un avión operado …