Inicio / Internacionales / Las falencias de Maduro abren “un campo para la sorpresa”

Las falencias de Maduro abren “un campo para la sorpresa”

• Se habría acortado la ventaja del oficialismo, que se moviliza hoy en Caracas

Por: Marcelo Falak

En la Venezuela del presidente encargado y candidato oficialista para las elecciones del domingo, Nicolás Maduro, ocurren prodigios. El cáncer se puede inocular por vía endovenosa. El alma de los muertos encarna en aves que bendicen a sus seres queridos, con quienes se comunican a puro trino. Y los fallecidos ilustres son capaces de interceder ante el Espíritu Santo para el nombramiento de los papas.

¿Será posible que, también, se pierdan elecciones ganadas de antemano?

Ésta es la pregunta que desvela por estas horas a los venezolanos, unánimes sólo a la hora de contener el aliento de cara a comicios que darán inicio a una nueva era política. Es que si es Maduro el que gana, comenzará, ahora sí, el poschavismo en serio; si el que vence es Henrique Capriles, el país se embarcará en una aventura política tan esperada por casi la mitad de la población como plena de acechanzas.

El delfín designado por el propio Hugo Chávez en su dramático mensaje a la nación del 8 de diciembre ha asegurado que se impondrá el domingo por quince puntos sobre su rival, ni más ni menos que un promedio de las últimas encuestas conocidas.

Sin embargo, otro prodigio venezolano es que el tiempo pasa muy rápidamente, por lo cual el impacto fenomenal que supuso la muerte del caudillo bolivariano ha pasado en alguna medida. Y, según encuestas que se sugieren pero no se revelan en estas horas de veda legal para esos estudios, la errática campaña oficialista ha cerrado notablemente la brecha entre los dos contendientes.

Capriles encabezó una impactante caravana de dos kilómetros y medio a modo de cierre en el estado de Mérida. “Nadie puede quedarse sin votar”, arengó a sus seguidores, consciente de que una abstención mayor que la históricamente baja registrada en las elecciones que perdió en octubre último frente a Hugo Chávez puede marcar toda la diferencia en la nueva cita.

Así, si el triunfalismo hace que muchos simpatizantes oficialistas se queden el domingo en sus casas, Maduro podría enfrentar un problema enorme; en paralelo, si el pesimismo ante una votación supuestamente cantada retiene a opositores, Venezuela estará ante una profecía autorrealizada: la continuidad del chavismo sin Chávez por seis años más.

Luis Vicente León es el director de la encuestadora Datanálisis, la más respetada del país y la que mejor previó los resultados de octubre, que le dieron a Chávez un triunfo con diez puntos por encima de Capriles. León respetó la veda para la difusión de encuestas del tramo final de la campaña, pero le dijo a Ámbito Financiero que “hay campo para la sorpresa”. “Está claro que Maduro es el favorito, pero la brecha ya no es tan amplia como al principio, cuando era máximo el pico emocional por la muerte de Chávez. El oficialismo ha perdido algo de terreno y Capriles, que arrancó una campaña dificilísima, con su trabajo ha conseguido ir cerrando la brecha. No se puede dar nada por definido”, añadió.

El analista Ángel Oropesa, de la Universidad Simón Bolívar, coincidió con el diagnóstico ante la consulta de este enviado. “No parece que el pleito esté definido a juzgar por los últimos ‘trackings’ disponibles. La campaña comenzó con una ventaja amplia de entre 15 y 18% para Maduro, que parecía insalvable, pero la brecha se ha ido cerrando al punto que todo apunta a que nos acercamos a una elección muy reñida en términos de resultados”, arriesgó.

León explica que “la campaña chavista no ha sido buena y eso ha logrado verdaderamente levantar un muerto”. La violencia de su discurso, con insultos y excesos como haber acusado de homosexual a su rival, y su al menos curiosa espiritualidad, como la expuesta en la “gaffe” del pajarito en que había encarnado el alma de Chávez, más destinada a impactar en algún segmento del electorado que ya tiene cautivo que a agradar a vitales sectores medios oscilantes, son ejemplos de esos errores.

Oropesa amplía la idea. “Hay tres razones fundamentales para lo que está ocurriendo. Por un lado, la campaña de Maduro ha sido muy errática, intentando fundamentalmente vender la asociación con el expresidente Chávez, pero sin explotar las supuestas ventajas o cualidades del candidato para votar por él. Segundo, la campaña de Capriles logró su primer objetivo estratégico que era aglutinar y recobrar anímicamente a la población opositora, y convencerla de que es posible ganar. Por último, los cien días de gobierno de Maduro como presidente encargado han arrojado un saldo bastante negativo, con dos devaluaciones de aproximadamente el 46% de la moneda, un incremento de la inseguridad y la delincuencia, el desabastecimiento de alimentos en el 20% y de medicamentos en el 40%”, explica.

La cartelería partidaria en Caracas es profusa, y no se ven afiches rotos por la militancia rival. De cualquier manera, el oficialismo se impone en ese cotillón de manera abrumadora. Toda la propaganda callejera se basa en el rostro de los candidatos. De los candidatos y del padre ausente, claro, habida cuenta de la decisión de Maduro de adherir fanáticamente su imagen a la de Chávez. El proselitismo callejero es parco en eslóganes. El “todos somos Chávez” de la elección pasada se sostiene, reciclado en Maduro. “Todos somos Venezuela” es, más inclusivo, el modo de Capriles de movilizar a los suyos.

Pero no todo son carteles; se veía ayer también militancia en las calles. Sobre todo, de Capriles, con presencia de jóvenes convencidos como de personas, evidentemente pagas, que vendían CD con “canciones de la unidad venezolana”, pulseras de goma y gorras tricolores, réplicas de las que luce el gobernador de Miranda. Sí, aunque sea curioso para ojos argentinos: los elementos de campaña se venden, no se reparten.

¿Y los chavistas? Se los veía escasamente en las calles. Seguramente ultimaban sus preparativos para el cierre de hoy en la avenida Bolívar de esta capital, que promete una masividad y un color que serán dignos de contar, lector.

fuente > http://www.ambito.com

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco Hace justo cuatro años, un avión operado …