Inicio > Sociedad > Las claves para no abandonar la dieta y poder lograr la figura deseada
Las claves para no abandonar la dieta y poder lograr la figura deseada

Las claves para no abandonar la dieta y poder lograr la figura deseada

Las claves para no abandonar la dieta y poder lograr la figura deseada

Por Jordi Llorca (Publicado originalmente por Vice.com, traducido por Infobae.com) Lunes, 7:00 de la mañana, suena el despertador, respiro hondo y siento que algo ha cambiado. Hoy comienzo la dieta, basta ya de excusas, solo depende de mí y la dejadez que llevo arrastrando se va a terminar. La pizza de ayer fue una excepción, pero hoy -HOY- es el principio de mi nueva vida. Aparto la bollería: toca tostadas de pan integral con pavo y un café con leche de soja para mi desayuno equilibrado. Me echo a la calle con la mochila del gym, almuerzo fruta en el trabajo y me como una ensalada de legumbres.Salgo de la oficina tarde: estoy mentalmente agotado. Al final no voy al gimnasio porque el único día que puedo quedar con ese amigo es hoy. Nos sentamos en el bar y me tomo una cerveza, pico unas bravas y, como ya no he seguido la dieta, ceno otra vez pizza porque un día es un día y mañana será el momento, EL DE VERDAD, en el que comenzaré a cuidarme. Ya sabes, cada vez que amaneces es una oportunidad (para el fracaso). Esto lleva pasándome más de un año. Cada mañana lo tengo claro, estoy convencido y solo pienso en cuidarme y hacer deporte porque desde hace ya unos meses solo claudico ante la dejadez, la desidia y mis creativos sabotajes, pero en lo que transcurre la jornada laboral, solo necesito un pensamiento fugaz disuasorio para no hacerlo a modo de excusas patéticas. En el camino me martirizo, estoy incómodo con mi cuerpo y me prometo a diario que debo cambiar. El desprecio que siento al querer reconfortarme con mi físico es proporcional al que siento por no hacerlo. Quizás porque siempre he hecho deporte, he comido bien y, sin ser del todo consciente, y por culpa del entorno -medios de consumo, redes sociales y las expectativas mías y de los demás-, he asimilado esa construcción cultural con cánones de belleza que conscientemente critico. Soy otro patético humano del siglo XXI. Adriana Oroz, nutricionista y dietista del centro Alimmenta, me explica que muchas personas buscan una dieta para comenzar nuevos hábitos saludables y solo se conforman con unos patrones concretos y no vuelven más. Una pena, porque seguir ciertas recomendaciones o pautas durante unos días es fácil, pero durante más tiempo, no tanto. Y es en este tiempo donde más se trabaja en consulta. El dietista-nutricionista no es solo quien da un planning de dieta y ya está, sino que es quien acompaña en el proceso, motiva, educa, enseña y ayuda a ser constante y perseverante con los cambios y objetivos. Me imagino que algo tendrá que ver la falta de paciencia y la inmediatez en la que estamos sumergidos. Si hago dieta, quiero perder 5 o 6 kilos en un mes. En dos meses, como mucho, estar prácticamente en el objetivo, y en tres solo aspiro a que mi posado casual en ropa interior presida la lona de edificios céntricos en las ciudades más importantes del mundo en la nueva campaña de Calvin Klein donde todos admirarán mi torso apolíneo. Lo que permite conseguir los objetivos y mantenerlos, no es hacer una dieta perfecta una semana o un mes, sino ser capaz de ser constante con estos hábitos y cambios siempre. Con las dietas express no existe una educación alimentaria, no enseñan a comer, a cambiar o mejorar nuestros hábitos y estilo de vida y así hacer un cambio duradero y de por vida. Simplemente dan unos pasos a seguir que muchas veces no tienen ningún fundamento científico. En lugar de enseñar a disfrutar de una buena alimentación, solo fomentan la restricción, los miedos, creencias, el rechazo y la culpa al consumir ciertos alimentos, concluye la nutricionista que detalla con precisión mi caso, y me reconforta afirmándome que es muy común, sobre todo cuando el contexto cambia. El entorno, el contexto y cómo respondo yo ante los inputs y cambios. Para hablar sobre ello me he puesto en contacto con Nuria Tarifa, psicóloga experta en trastornos alimenticios del Centro GRAT. ¿Por qué siento la obligación de hacer dieta y deporte para verme bien y no para cuidarme?

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Remedios naturales para la psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad que se manifiesta de diversas formas y afecta por igual …