fbpx
Maradona echó a todos de su casa

Maradona echó a todos de su casa

El sábado 17 estaban en su vivienda sus hijas Gianinna -que había ido de visita- y Jana -más presente, se queda a dormir allí-, su ex Verónica Ojeda con su hijo Dieguito Fernando, y los habituales colaboradores del Diez. En un momento Maradona quiso tomar vino -según cuentan los presentes-, hecho que desencadenó en una disputa verbal que fue subiendo el tono y que terminó con el grito final de Diego “echándolos a todos de ahí”.

Gianinna Maradona estuvo presente en la discusión que puso en duda el festejo de Diego por su cumpleaños número 60
Gianinna Maradona estuvo presente en la discusión que puso en duda el festejo de Diego por su cumpleaños número 60

Gianinna le reprochó a su padre sus deseos de tomar alcohol -pidiéndole que no lo hiciera por su salud-, él se ofuscó y comenzó una discusión en la que todos opinaban a favor y en contra de tal ingesta hasta que el dueño de casa terminó el debate alegando: “Tengo 60 años y hago lo que quiero”. Acto seguido, dijo que no quería una fiesta de cumpleaños de ningún tipo y que estaba “harto” de que todo el mundo se meta en su vida.

Bajando los ánimos, Gianinna se marchó dando un portazo, Verónica también se fue al rato y Jana pernoctó en la vivienda. Las tres “conviven” en un mismo espacio pero Gianinna no se habla con Ojeda, quien sí tiene buenas migas con Jana. Entre tanta gente, los bandos y sub-bandos no permiten que la paz reine en ese hogar. En el medio, una cocinera apodada Monona -madre soltera con un hijo- soporta que todo el mundo le dé ordenes a su paso; aunque su fastidio apunta sobre todo a Ojeda, quien “se hace cargo de la casa como si fuera suya” -dice- y genera discusiones con su ex. “¿Por qué no venís ya comida desde tu casa?”, le espetó Maradona frente a la cocinera en plena pelea por decidir el plato a preparar.

Entre versiones cruzadas según qué parte del entorno las cuente, todos los que rodean a Maradona forman parte de una “tribu” bastante variopinta, cuando lo que en realidad preocupa es la salud del Diez. “Maradona no tiene problemas con la bebida”, afirman pese a los rumores y a los propios dichos de su médico. Lo que nadie puede asegurar es cómo será, finalmente, el festejo del cumpleaños de Diego en cinco días. Todos apuntan a que a la larga irá “cayendo gente al baile” y el que quiera pasar a saludar será bien recibido. Aunque en estos días puedan terminar armando la reunión “imposible”: Maradona y sus hijos, todos juntos, aunque sea para la foto. /Teleshow

Te puede interesar >>>

¿Cómo hacer que el envío de tu mercancía por España y Europa sea más sostenible?

¿Cómo hacer que el envío de tu mercancía por España y Europa sea más sostenible?

La contaminación está afectando gravemente al medio ambiente, por lo que si quieres tomar acciones …