Inicio > Sociedad > Más testimonios complican a los policías por la muerte del cadete Emanuel Garay en la Rioja
Más testimonios complican a los policías por la muerte del cadete Emanuel Garay en la Rioja

Más testimonios complican a los policías por la muerte del cadete Emanuel Garay en la Rioja

Más testimonios complican a los policías por la muerte del cadete Emanuel Garay en la Rioja

El instructor decía que nosotros no lo ayudáramos a Garay; el instructor decía: ‘Déjenlo, déjenlo, que se muera; Hay una persona que está muerta, que podría haber sido cualquiera de nosotros. El grupo de WhatsApp de los aspirantes a policía y cadetes de La Rioja no fue ajeno a la muerte de Emanuel Garay (19) por un cuadro agudo de deshidratación producto de los extremos ejercicios que le hicieron realizar a altas temperaturas y sin poder ingerir líquido. En el chat expresaron lo que vivieron ese 5 de febrero trágico en la Escuela de Cadetes. Los audios de distintas mujeres que fueron testigos de los tormentos y de otras que participaron de los entrenamientos en el primer día de los aspirantes en la Escuela de Cadetes riojana exhiben las torturas. Lo que dice la China es verdad, el instructor decía ‘déjenlo, déjenlo que se muera’. Y después fue a mí, cuando yo me desmayé a la mañana, que también dijo la instructora y una de las cabos que estaban ahí. Cada uno tiene su opinión, otros salen a defender a los instructores y otros no, pero ellos no saben que hay una persona que está muerta, y que podría haber sido cualquiera de nosotros, relata una aspirante en una audio al que accedió Perfil. ¿Qué es lo que dicen? ¿Que nosotros lo dejamos morir a Garay? Por una parte, es verdad que el viejo ese, el instructor, decía que nosotros no lo ayudáramos a Garay porque si no íbamos a pagar los platos rotos nosotros, cuenta otra de las cadetes. Una tercera mujer relata que le prohibieron socorrer a una aspirante que no podía pararse y que quedó tirada al rayo del sol. Según los distintos testimonios, las temperaturas rondaban los cuarenta grados ese día. Es verdad, porque cuando yo quise salvar, ayudar a la Peque, la instructora no me dejaba, decía que la dejara ahí. La dejó en medio del sol, sabiendo que nadie la podía parar, solo una chica se puso ahí para que no le diera el sol. Era algo loco lo que hemos pasado nosotros, cada quien sabe cómo la ha pasado, opina. El abogado de la familia de Garay, Nicolás Azcurra, pidió que se sume el agravante de violencia de género. Según explicó, se debe a que más de cuarenta estudiantes de policía mujeres fueron víctimas de parte de los oficiales. Ante la Justicia, uno de los aspirantes declaró: Estuvimos más de tres horas haciendo ejercicio sin parar, sin tomar un trago de agua ni desayunar. Estábamos en presencia de los hermanos Leguiza (hoy detenidos), quienes no intentaron frenar ni calmar un poco el ejercicio ni las torturas. Son ocho los detenidos que tiene la causa: los comisarios Dardo Gordillo, Adriana Rodríguez y Ramón y Jorge Leguiza. Y los oficiales Nadia Bravo, Elio Marcial, Ivana Luna y Marcos Miranday.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Tensión en París por otra marcha de “chalecos amarillos”

Este quinto sábado de movilización supone una prueba para el presidente francés Emmanuel Macron, muy …