Inicio > Destacadas > Cuanto cuesta veranear en la costa?

Cuanto cuesta veranear en la costa?

Una familia tipo puede gastar hasta $ 3.900 por día en la costa. Así lo muestra hun relevamiento en Pinamar y Mar del Plata para cuantificar los gastos del verano.

Con las vacaciones y el descanso, también llegan los gastos. Este verano, la costa atlántica es el destino más elegido por los turistas argentinos, con ocupación casi total. En un relevamiento de precios hecho por PERFIL, se desprende que una familia de cuatro personas que veranea en Pinamar o en Cariló, por ejemplo, puede llegar a gastar casi $ 3.900 por día si hace las cuatro comidas afuera, alquila carpa en un balneario exclusivo, compra licuados en la playa, compra entradas para el boliche y tragos. En Mar del Plata, en tanto, rondaría los $ 3.300.

“Tratamos de mantener los precios bajos, porque si no, la gente se viene con la heladera con todo preparado”, cuenta uno de los encargados de CR, uno de los paradores más exclusivos de Pinamar. Allí, un desayuno para dos personas, por ejemplo, asciende a $ 120, mientras que en Cocodrilo, otro parador exclusivo, un almuerzo ronda los $ 200 por persona. Los platos más pedidos son las rabas, el pescado y los mariscos. Tomarse un licuado o una cerveza cuando cae la tarde, entre $ 50 y $ 60 respectivamente.

En casi todos los paradores, las rabas son la vedette del almuerzo. En El Dorado, cerca de Bunge y el Mar, el plato cuesta $ 103, mientras que el salmón grillado con guarnición, $ 150. A la noche los costos trepan. En La Carreta, una parrilla tradicional de Pinamar, cuatro personas pueden gastar hasta $ 800. En Cariló aún más, una cena en un parador top para una familia tipo supera los $ 1.200.

En tanto, las carpas más caras cuestan $ 19.500 el mes, y $ 11.400 la quincena, es decir más de $ 700 por día. Incluyen el acceso a la pileta, los vestuarios, el spa, las canchas de fútbol y el estacionamiento. En los balnearios promedio cuestan $ 7 mil la quincena y $ 4.800 las sombrillas.

“Por ahora fui una sola vez al supermercado y vi que los precios son parecidos a Buenos Aires, algunas cosas están más caras, pero no mucho. Como somos muchos, para no gastar tanto llevamos mate y otras cosas a la playa”, cuenta Clara Etcheverry (30), que viajó con su novio, sus padres y hermanos.

En Mar del Plata la sensación es parecida. “Siento que los precios están como en Capital Federal, para cenar en un restaurante la diferencia es poca, pero la playa te invita a consumir licuados y bebidas y ahí es donde creo que gasto más”, cuenta Daniela Calito (35), de Palermo. Cada licuado ronda los $ 50, y un helado cerca de $ 40. Como ella, muchos turistas llegan a La Feliz sabiendo que gastarán un poco de más, pero no por eso dejan de buscar los mejores precios. Prueba de esto son las filas para comer en los restaurantes donde los almuerzos son más económicos: por $ 90 se compra un sándwich y una bebida. Para cenar, en La Pampita, un restaurante sobre la calle Güemes, un matambrito a la pizza con ensalada y gaseosa cuesta $ 190.

Por más escapadas. Para los que quieren playa las sombrillas están desde $ 250 y las carpas en los paradores del sur puede valer desde $ 400 hasta $ 600 por día. Sin embargo, en relación al verano anterior, los precios se mantienen. “El turismo es nuestra prioridad. Aumentamos lo mismo que en todos lados, menos del 25%”, dice un empleado de Ivo Restó, ubicado frente al mar. Desde Arenas Blancas, parador de Punta Mogotes aseguran que esta temporada la gente se fija en los gastos más que antes para poder hacer otra escapada pronto.

Los días nublados los supermercados están colmados, lo mismo cuando hay promociones o descuentos con tarjetas de crédito. “La yerba sigue siendo cara en todos lados”, se queja un fanático del mate mientras recorre una góndola. En Pinamar, en tanto, una compra de supermercado asciende a $ 1.500, incluyendo productos de limpieza, carne, huevos, leche, verduras, vino, cerveza, fiambre, café, azúcar, sal, entre otras cosas. (Perfil)

Te puede interesar >>>

¿Como tener abdominales marcados? 5 Tips

¿Quién no ha soñado con llegar al verano con los abdominales marcados? El gran problema …