Inicio / sociedad / Escrachan a los autos de clientes de travestis de la zona roja

Escrachan a los autos de clientes de travestis de la zona roja

El sitio en Internet está armado por un grupo de mujeres que decidió revelar quiénes son los clientes de una Zona Roja.

Una página de Internet realizada por mujeres anónimas sube a la red cientos de
fotografías de autos con sus patentes, cuyos propietarios o conductores visitan la llamada “Zona Roja” del barrio de Palermo en busca de servicios sexuales ofrecidos por travestis.

El escandaloso “escrache” digital comenzó meses atrás, y quienes están detrás de la web sostienen que las visitas no paran de crecer, de acuerdo con lo señalado en una nota publicada por el matutino Diario Popular.

Ante este fenómeno, expertos en jurisprudencia explicaron que se trata de un delito que atenta contra el derecho a la protección de datos personales y fundamentalmente la privacidad.

Pero a su vez, quienes impulsan la movida señalaron desde la propia página que el blog está creado “para proteger a las mujeres de enfermedades de transmisión sexual y a los hijos de ellas”.

El blog en cuestión se llama, de manera directa, “travestispatentes.blogspot.com.ar”, en el cual aparecen infinidad de imágenes fotográficas exhibiendo la parte trasera de los automóviles conducidos por clientes de travestis, aunque también se encargan de mostrar la actividad de otras personas que presumiblemente venden drogas.

“Queremos compartir con ustedes la ‘diversión’ que tienen muchos hombres en la Ciudad de Buenos Aires, con el visto bueno del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y los políticos de todos los partidos que están de acuerdo que los travestis se prostituyan en la calle, en Zonas Rojas o ZR como la denominan en la jerga de estos puerquitos sexuales como el Rosedal, el Lawn Tennis Club, el Golf Club en Palermo, Constitución y otros barrios”, explican en la página.

Las mujeres, asimismo, le dan fundamento a su actividad, que promete devenir en escándalo: “El asunto es que tanto los travestis como sus clientes, muchísimas veces no usan forros o preservativos y tienen sexo oral o anal, entre ellos, donde luego le llevan enfermedades como SIDA, HIV, gonorrea, sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual a sus esposas, novias, etc. Y cuando usan preservativos, los dejan tirados en la calle, donde cualquier niño puede tocarlos y enfermarse”, señalan.

Desde la página también aseguran: “Si quieren tener sexo que lo hagan en un lugar privado, en un departamento y no exponiéndose, ni prostituyéndose a la vista de los transeúntes que incluyen niños, amas de casa, ancianos”.

El abogado Daniel Monastersky, integrante de la organización Identidad Robada y especialista en legislación sobre delitos informáticos, explicó a Diario Popular que “el tema va más allá de los gustos sexuales de cada uno y responde al derecho a la intimidad del cual todos gozamos”.

Precisó sobre la actividad del grupo de mujeres que “el blog recopila fotos de los autos que visitan la zona y las publica escrachando tanto a los conductores como a los travestis que trabajan allí”.

“El debate reabre la polémica instaurada con el recordado caso de la página de internet llamado Chicas Bondi sobre el derecho a la protección de datos personales. Si bien el objetivo del blog en cuestión es, según su propia descripción, defender a la mujer de las enfermedades de transmisión sexual y a los hijos de ellas, loúnico que logra es violar el derecho a la privacidad, amparado también por garantías constitucionales”, afirmó Monastersky.

Frente a ello, las mujeres del blog redoblan la apuesta: “Como todos saben, es muy fácil averiguar a través del número de patente a quién pertenece el dominio, conseguir nombre, apellido, domicilio y hasta teléfono. Por eso no tenemos miedo en denunciar a estos degenerados que vienen con su doble moral”, advierten.

“Seguiremos subiendo a la web fotografías de aquellos que tengan sexo con travestis en la vía publica”, señalaron las mujeres.

A su vez, Monastersky remarcó que “la discusión está planteada: ¿corresponde que con la intención de brindar un supuesto servicio, sus creadores cometan un delito para denunciar este tipo de hechos? Aquí caemos en la discusión de catalogar a internet y las redes sociales como el quinto poder y cómo, escudándose en el anonimato, se intenta hacer justicia por mano propia”.

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco Hace justo cuatro años, un avión operado …