Inicio > Dinero & Negocios > El test del cepillo de dientes: la fórmula del fundador de Google para invertir

El test del cepillo de dientes: la fórmula del fundador de Google para invertir

Larry Page, CEO de la empresa, realiza un curioso análisis a hora de comprar una empresa. Conocé de qué se trata.

A la hora de querer comprar una empresa o elegir invertir en una, muchas variables suelen estar en juego. Su facturación, el cash flow, la cantidad de clientes que tenga, su ganancia y la lista continúa. Sin embargo, Larry Page, CEO y cofundador de Google, tiene otro análisis: el test del cepillo de dientes.

Con este test, Page descarta las variables tradicionales y lo cambia por una pregunta simple: ¿es algo que usarías una o dos veces al día y mejora tu vida?

“Larry ve los potenciales acuerdos en una etapa muy temprana. Los banqueros pueden ayudar pero no son claves en las discusiones”, señala Donald Harrison, vicepresidente de desarrollo corporativo en Google a The New York Times.

Muchas de las compras de la compañía de Page buscan obtener patentes, sin embargo, otras son para contar con innovación que no están generando. Es el caso de empresas como Nest, la compañía que creó un termostato inteligente que fue adquirido por US$ 3 mil millones y hoy genera pérdidas para la firma.

Según este medio, compras como la de Microsoft con Skype, Apple con Beats, Facebook con Oculus Rift o Yahoo! con Tumblr fueron realizadas sin el asesoramiento de ningún actor de la banca. Según señalan varios empresarios, cuando se trata de una compañía joven muchas veces el dinero que genera no es lo más importante. “Es más un arte que una ciencia a veces”, señaló un ejecutivo.

Fuente > http://www.infotechnology.com/negocios/El-test-del-cepillo-de-dientes-la-formula-del-fundador-de-Google-para-invertir-20150506-0003.html

 

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Sofía Jujuy Jiménez habló de los rumores de romance con Juan Martín del Potro

La ex participante de “Bailando” y el tenista estuvieron juntos en un boliche de Palermo… …