Inicio > Sociedad > En medio de la inflación, bajan los precios de los televisores y celulares hasta un 25 %
En medio de la inflación

En medio de la inflación, bajan los precios de los televisores y celulares hasta un 25 %

En medio de la inflación, bajan los precios de los televisores y celulares hasta un 25 %

Los hinchas de la selección que no encuentran motivos para la alegría en el funcionamiento del equipo de fútbol nacional quizá puedan hallarlos en las casas de artículos de electrónica. Sucede que, contra la tendencia habitual que muestran las vidrieras por estas semanas, presas de una remarcación constante de precios debido a la inflación, los valores de los celulares y los televisores -dos dispositivos claves que se utilizarán a partir del 16 de junio para ver al equipo de Lionel Messi en el Mundial de Rusia- se desplomaron en los últimos cinco meses hasta un 25%. Más todavía: debido a la devaluación de la moneda local frente al dólar, la caída de los valores en términos reales es aún mayor. Las cifras surgen de un relevamiento hecho por la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), que representa a las empresas que fabrican esos artefactos en Tierra del Fuego. Según sus números, la caída más importante se dio en uno de los televisores Phillips SmarTV de 43 pulgadas, que costaba $13.349 el 6 de octubre pasado para compras online y en marzo de este año se conseguía a $9999. La pantalla chica aporta más ejemplos de esta rareza del consumo. Al menos tres modelos LED de 32 pulgadas (de las marcas Noblex, Philips y Samsung) bajaron entre 11,22% y casi 13% en el mismo período analizado (de octubre de 2016 a marzo pasado). Y de una lista de nueve productos, el que más creció superó apenas el 2%, de manera que su precio perdió claramente contra la inflación. Algo similar ocurrió con los teléfonos celulares. Uno de marca LG modelo Q6 costaba en octubre pasado $9413, pero en marzo se conseguía por $7719. Y solo en el período enero-marzo bajó un 17,5 por ciento. Pese a que esa clase de tecnología está sujeta a una renovación constante en sus modelos, algo que afecta sus precios, algunos de los productos más onerosos también fueron remarcados a la baja por las terminales y los comercios. Por caso, un Samsung S8 cuesta hoy $20.235, por debajo de los $20.534 de febrero pasado. El Gobierno celebra La Casa Rosada está al tanto de las cifras y los funcionarios del Gobierno las celebran cada vez que pueden, en especial el ministro de Producción, Francisco Cabrera. En esa cartera agregan las heladeras entre los productos cuyos precios se orientaron a la baja en el último tiempo. En el sector coinciden en que la baja de precios no se debe al recambio tecnológico. La infrecuente caída se da por diversos motivos. La más importante, quizás, está relacionada con el temor a la extinción que sufrieron a principios del año pasado los fabricantes de tecnología de Tierra del Fuego, entre los que se encuentra la firma Mirgor, del empresario Nicolás Caputo (cercano al presidente Mauricio Macri). Poco tiempo después del cambio de mando, la administración de Mauricio Macri les hizo llegar de manera inequívoca su descontento por los valores de sus productos a nivel local, en comparación con las cifras que se manejaban en los países vecinos. A principios de 2017, el descontento de la Casa Rosada con el sector le dio cuerpo a una medida concreta: se eliminaron los aranceles para la importación de computadoras, lo que implicó prácticamente la desaparición de las fábricas locales destinadas a la producción de esos artefactos y a la importación masiva de productos. Nadie en el Gobierno escuchó seriamente los cuestionamientos que les hacían la industria fueguina y los gremios por la supuesta pérdida de empleos. Mario Quintana, uno de los vicejefes de Gabinete, quien por aquel momento le dedicaba la mitad del día a pensar el futuro industrial del país, les respondía de manera frontal. Palabras más, palabras menos, les reprochaba que quienes hacían ese cálculo tenían en cuenta los empleos que se perderían en la etapa de producción, pero no consideraban que se crearían nuevos puestos de trabajo por el aumento de las ventas en otros eslabones de la cadena, como la logística o el retail. Argumentos del sect

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

La confianza en la nueva generación de esteroides

Una de las cosas más solicitadas en la última década, a la hora de hablar …

Deja un comentario