fbpx
Invertir en Bolsa es ahora más fácil que nunca, aprende a comprar acciones con estos sencillos pasos

Invertir en Bolsa es ahora más fácil que nunca, aprende a comprar acciones con estos sencillos pasos

Los mercados financieros están hoy día más al alcance que nunca. La digitalización de la sociedad y el acceso a las nuevas tecnologías ha permitido que prácticamente cualquier usuario pueda iniciarse en esta práctica sin necesidad de adquirir grandes conocimientos en la materia.

No obstante, se recomienda un interés por adquirir ciertas nociones y, sobre todo, un comportamiento sosegado y prudente cuando se participa en los mercados financieros, porque lo que se pone en riesgo es el propio capital. Os mostramos a continuación cuáles son los pasos a seguir de manera sencilla, como comprar acciones y dotar de cierta estabilidad a las operaciones que se inician.

La figura del broker como agente intermediario

Comprar o vender acciones en Bolsa implica contar con la asesoría y la participación de un broker. Esta figura, que puede ser una persona, una empresa o una plataforma a través de internet, es quien está autorizado para realizar las acciones en el mercado.

El usuario, que es el inversor o trader, solo tiene que indicar qué operaciones ha de realizar el broker. En estos casos lo habitual es conectarse a internet, darse de alta en alguna plataforma y abrir una cuenta. Desde ese espacio web ya pueden comenzar las operaciones simplemente pulsando el ratón.

Muchos bancos ofrecen también el servicio de broker, y puede ser una opción interesante pensando en el ahorro, pues si hacemos esto mismo con un broker regulado que no es un banco, hay que darse de alta en la plataforma y poner dinero en ella. En cambio, con los bancos actuando como broker este capital puede salir de la propia cuenta corriente.

Otro apunte importante es el momento de ejecutar las operaciones. Las órdenes de compra y venta se pueden lanzar en cualquier momento del día, pero los mercados bursátiles actúan solo en horarios comerciales, de modo que si esa orden se lanza fuera de horas quedará almacenada y se pondrá en práctica al inicio de la siguiente jornada bursátil.

Este dato es relevante, especialmente si se lanzan órdenes en fines de semana, cuando la Bolsa no abre hasta el domingo y puede que las acciones de la empresa en cuestión caigan debido a sucesos económicos.

¿Qué cantidad de dinero se necesita para comprar acciones?

Esta pregunta no tiene una respuesta fácil, o al menos concreta, pues va a depender del capital personal y del riesgo que se esté dispuesto a asumir. Cualquier persona puede hacerlo a partir de cantidades ínfimas, si bien es cierto que si se desea obtener una rentabilidad mínimamente aceptable hablamos de cifras que están por encima de los 10.000 dólares, y siempre que se diversifique la inversión en varias partidas.

Diversificar implica no poner todos los huevos en la misma cesta. Un consejo sería dedicar parte de la inversión a diferentes empresas, como comprar acciones de nokia, de PayPal, de Aviva o de Astrazeneca, una empresa que está en la picota en los últimos meses por sus intensos trabajos y avances para generar una vacuna contra el coronavirus.

Una vez dejado claro este punto, hay que saber también que las ganancias en Bolsa se pueden obtener a través de dos vías, mediante la compra y venta de acciones con las plusvalías que se generen o bien, actuando como accionista de una empresa que cotiza en los mercados bursátiles y obteniendo dividendos. La primera opción es la más accesible pues se necesita mucha menos cantidad de dinero.

La inversión en Bolsa siempre conlleva riesgos

Otra de las preguntas frecuentes al invertir en Bolsa es cuánto dinero se puede perder. Es muy evidente que el mercado bursátil puede ofrecer altas rentabilidades, pero no hay que olvidar que igual que se gana, también se pierde dinero, y si no se opera con sensatez, esto puede ser muy peligroso.

A priori no es posible conocer cómo variará la rentabilidad de las acciones, pero sí se puede asumir que es posible perder dinero. Una opción recomendable en algunos casos es realizar acciones stop loss, que están encaminadas a parar las pérdidas. Estas órdenes consisten en deshacer la posición de mercado si el precio va en sentido contrario al deseado. De ese modo, no se gana dinero en Bolsa, pero al menos no se pierde gran parte de la inversión.

De este modo, y comprendiendo que los mercados financieros siempre conllevan riesgos, es aconsejable hacer una previsión (de ahí la idoneidad de conocer bien cómo funciona la Bolsa y tener ciertas nociones básicas) y destinar a esta actividad únicamente ahorros o capital que no vaya a ser necesario en el corto plazo.

Además, en ocasiones la Bolsa no conlleva solo ganar o perder dinero, sino tener esas inversiones durante mucho tiempo inmovilizadas. Si dedicamos parte del sustento o de las necesidades básicas a esta actividad sin conocer su riesgo, podemos poner en peligro la economía propia en poco tiempo.

Te puede interesar >>>

Habrá temporada teatral con protocolos

Habrá temporada teatral con protocolos

El Ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense, Augusto Costa, y el viceministro de …