fbpx
La siembra a lo largo del territorio argentino y su relación con el déficit hídrico actual

La siembra a lo largo del territorio argentino y su relación con el déficit hídrico actual

No es ninguna novedad que cada temporada la disponibilidad de agua es uno de criterios de mayor importancia a la hora de definir la elección de la siembra.

El déficit de agua previsto para el próximo trimestre en la región este de la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, hacen que sea importante destacar la presencia de buenas reservas de agua en el suelo, producto básicamente de las lluvias, en este caso, producidas durante el mes de enero.

El mes de febrero, en cambio, no fue el más favorable en cuanto a favorecer los cultivos, que transitaron por un periodo bastante crítico. Sin dudas, la disponibilidad del agua es uno de los factores determinantes a la hora de definir la variedad de la siembra. Y, en consecuencia, es muy importante realizar el análisis de las perspectivas del clima, para elegir qué sembrar.

Cabe destacar en este sentido, que una de las formas de garantizar la sustentabilidad del sistema de producción, sin dudas, es el doble cultivo. Potenciar la producción hoy, se traduce en intensificar los sistemas, alimentando el suelo, además de que las ganancias son tanto más interesantes que con el monocultivo en épocas de poca agua.

La siembra a lo largo del territorio argentino y su relación con el déficit hídrico actual

Siembra en la Argentina zona por zona

La agricultura, representa sin lugar a dudas una de las principales actividades locales, que no sólo abastece al mercado interno, sino también genera grandes ganancias con las exportaciones.

Los cultivos que mayor superficie ocupan en el territorio nacional son los de trigo, maíz, soja, cebada, sorgo y girasol.

Las buenas proyecciones en la actividad para la campaña 20/21, sin dudas, potencian también el mercado de maquinaria agrícola del tipo de cosechadoras, tractores o sembradoras usadas en venta, como las que encontramos, por ejemplo, en este sitio de compra y venta de maquinaria nueva y usada.

Los puntos fuertes de siembra a lo largo de todo el país son los siguientes:

Buenos Aires

Destina el mayor porcentaje de su territorio al cultivo de oleaginosas como girasol y soja.  Y en segunda instancia a los cereales.

Norte de Buenos Aires, como mencionáramos anteriormente, presenta excelentes condiciones para el doble cultivo, destacando la cebada y la soja de segunda como principales opciones.

Zona sur, mismas perspectivas en relación trigo/cebada y soja de primera y segunda. El punto de partida de la situación hídrica actual es bastante favorable para casi la totalidad de la provincia y la región pampeana, exceptuando algunas zonas del sur de Buenos Aires.

Córdoba

Se destaca por el cultivo de legumbres, al igual que el avance, sobre todo para esta próxima campaña, de la inversión en trigo. Las buenas condiciones climáticas proyectadas y los muy buenos precios alientan la intención de siembra haciéndola escalar casi un 30% respecto de la campaña previa.

Córdoba también se destaca por su producción de maíz, siendo considerada la principal fuente de producción a nivel nacional y novena a nivel mundial, junto con Estados unidos y Brasil.

El cultivo de soja también arroja incrementos de hasta un 16% siendo uno de las principales generadoras de adquisición de bienes como es el caso de la inversión en insumos, infraestructura y maquinaria agrícola entre las cuales se destacan la inversión en tractores, muy por encima de la media, y la tendencia de buscar sembradoras usadas en venta, producto, entre otras cosas, del difícil acceso al crédito.

Santa fe

Una de las principales productoras de soja, junto con Buenos Aires y Córdoba. Y este dato sin duda responde a que Argentina es el principal exportador de aceite y harina de soja. Representando alrededor del 18% de la producción mundial de oleaginosas.

El sur de Santa fe también se caracteriza por la buena producción de maíz. La Bolsa Comercial de Rosario, ha ido marcado campaña tras campaña el incremento en la producción del cereal, habiendo registrado cosechas récord en campañas previas recientes.

Condiciones generales actuales

Cabe destacar que durante los últimos cinco años, en relación al trigo, la Argentina, duplicó su producción y triplicó su exportación, lo cual explica el incremento en la inversión en este sector y la necesidad imperiosa de dar un salto de calidad en cuanto a la adquisición de nuevas tecnologías, las maquinarias agrícolas como las sembradoras usadas en venta, como ya hemos mencionado, resultan una gran alternativa para no perder capital y poder invertir en nuevos insumos que garanticen la producción.

Las proyecciones indican muy buenos pronósticos y cosechas récord para la campaña actual.

Te puede interesar >>>

Linkedin, una herramienta efectiva para vincularse con los empresarios más importantes de Argentina.

Linkedin, una herramienta efectiva para vincularse con los empresarios más importantes de Argentina.

Una de las redes sociales más interesantes y con excelentes proyecciones para los que participan …