Inicio > Sociedad > Por qué genera debate en China que muchos niños usen pantalones con un agujero en el trasero

Por qué genera debate en China que muchos niños usen pantalones con un agujero en el trasero

Por qué genera debate en China que muchos niños usen pantalones con un agujero en el trasero

Ver a un niño pequeño ponerse de cuclillas en la calle, en el parque o incluso en un centro comercial y hacer sus necesidades fisiológicas a plena luz del día, con la naturalidad de quien va al baño, es tal vez la escena que más choca a los “laowai” (como se llama a los extranjeros en China) en la Pekín contemporánea. PUBLICIDAD inRead invented by Teads Para que tengan esa libertad de movimiento, muchos bebés chinos usan el tradicional “kai dang ku”, unos pantalones abiertos en la parte del trasero. Es verdad que hoy estas prendas se usan menos que antes, pero no pasandesapercibidas. Para muchos extranjeros es difícil entender este fenómeno. La mayoría de ellos piensa que es un hábito antisocial, poco higiénico y que acaba perjudicando a los niños. “Estuve la semana pasada en The Place, uno de los centros comerciales más lujosos de Pekín, y vi a un niño agacharse para hacer el número dos. Luego vi a la madre recoger los desechos y me horrorizó, es muy extraño”, cuenta una abogada brasileña que acaba de mudarse a la capital china. Ventajas Se engaña quien cree que esos pantalones chinos tienen sólo desventajas. Los educadores chinos (y extranjeros también) reconocen que los bebés que usan este tipo de ropa pueden aprender más rápido el hábito de ir al baño, con todos sus rituales y movimientos para evacuar los intestinos. No se trata de que simplemente hagan lo que tienen ganas de hacer, como sucede con los que usan pañales. Los padres -o abuelos, que en general cuidan a los niños con más frecuencia en China-, suelen reprenderlos cuando hacen sus necesidades en el lugar equivocado. Con eso, los menores entienden más rápido cuándo y dónde realizar esta actividad. En China, los niños son entrenados para ir al baño a partir de los tres o cuatro meses de edad, mientras que en Occidente, sucede después de que cumplen un año y medio. Todo esto lleva a muchos -“laowai” incluso- a crear foros de debates en internet para discutir el tema. Los “kai dang ku” libran al medio ambiente de toneladas de basura producidas por los pañales descartables. Con el ascenso de decenas de millones de chinos a la clase media, el desarrollo de grandes centros urbanos y nuevos patrones de comportamiento, los pantalones abiertos están quedando relegados a las zonas rurales chinas más alejadas. Sin embargo, todavía les queda un tiempo de vida a mediano plazo. Hay numerosas ofertas de diferentes modelos en las tiendas online y físicas en todo el país. En un conocido mercado de ropa cerca del zoológico de la capital es difícil encontrar pantalones totalmente cerrados para bebés en los puestos de ropa infantil. Muchos fabricantes saben que los “kai dang ku” tienen su público y son populares en una capa importante de la sociedad, incluso después de la revolución de los pañales desechables, iniciada a principios de los años 2000. “Hay muchas marcas que los fabrican. Hay menos niños usando los pantalones aquí en Pekín, pero sigue siendo un hábito muy popular”, afirma Sue Chen, profesora de de 26 años. Contaminación No es raro ver a niños agachados afuera de los “hutongs” (casas típicamente chinas en los barrios tradicionales) haciendo sus necesidades como quieren, sin ninguna represión. Como resultado, las áreas públicas quedan sucias, con mal olor y en riesgo de atraer bichos y enfermedades. Esta situación es aún más frecuente en el interior del país. En el parque de un condominio considerado caro en el centro de Pekín, hay un letrero que pide a las madres que no dejen a los pequeños con “kai dang ku” usar el tobogán. La medida tiene por objetivo evitar que otros niños, que suelen bajar o subir en ese tobogán apoyando las manos -y hasta la boca-, sufran algún tipo de contaminación. Para la Medicina Tradicional China (MTC), el “kai dang ku” tiene beneficios. De usar pantalones cerrados, las partes íntimas concentrarían más Yang (que, con el Ying, forma los opuestos de energía) que otras, según Yiting Huang, doctora que practica la MTC. Permitir que los niños la li

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Se perderán $ 28.000 millones por el paro.

El Gobierno calculó en $ 28.000 millones las pérdidas por el paro La estimación provino …