Inicio > Sociedad > Roberto Baratta, la mano derecha de De Vido en la gestión kirchnerista: era taxista

Roberto Baratta, la mano derecha de De Vido en la gestión kirchnerista: era taxista

En su declaración indagatoria por la causa relacionada a la compra de barcos de gas natural licuado, Roberto Baratta, quien fue mano derecha del funcionario Julio De Vido en el Ministerio de Planificación, reconoció que nunca fue vendedor de billetes de lotería, versión que había circulado durante años en el ambiente político, sino que era taxista. Desde hace años, circulaba la versión de que Baratta, había llegado a su cargo porque, como vendedor de billetes de lotería en un bar, se había ganado la simpatía de Néstor Kirchner. Este lunes en el marco de la declaración indagatoria del ex funcionario y ante una pregunta del fiscal Carlos Stornelli acerca de cuándo había ingresado al Ministerio de Planificación, Baratta reveló que no era vendedor de billetes sino taxista. Además, Baratta declaró ante el juez de la causa: “Vivo en un departamento de 200 metros cuadrados junto a mi esposa y mis dos hijos menores edad, una nena de cinco y el nene de dos años. Actualmente trabajo como asesor de empresas, soy licenciado en comercio internacional, tengo un ingreso mensual de entre 50.000 y 80.000 pesos, depende el mes”. Más adelante, según informó el sitio Infobae, explicó que entró a Planificación en el año 2003 y que tres años antes había conocido al ex presidente Néstor Kirchner: “Me había quedado sin trabajo, me pagaron una indemnización, compré un taxi y lo puse a trabajar en la flota de taxis de mi ex suegro… Un día de lluvia entré a un bar a tomar un café ubicado en Juncal y Uruguay, llamado Moliere, a esperar que pare de llover. Me acerqué al encargado del bar a ofrecerle los servicios de radiotaxi. En la mesa cercana estaba Néstor Kirchner, a quien tenía de vista, quien escuchó la conversación y en ese momento él me pidió tomar un café a solas conmigo. Antes de ello yo le pregunté si era gobernador de Santa Cruz, a lo que me respondió que sí y ahí me invitó a su mesa. Me preguntó a qué me dedicaba, qué había estudiado. Le conté todo eso y me dijo si me interesaba trabajar con una persona llamada Julio De Vido, que venía a Buenos Aires una vez al mes. A lo que respondí que sí. Con el tiempo se formaron los equipos técnicos de la campaña y fui realizando otras tareas referentes a mi profesión de comercio internacional. Kirchner me pasó el teléfono de De Vido, con quien me comuniqué, y después de un período de seis meses me contacté personalmente con él. De Vido en esa época era ministro de gobierno de Santa Cruz”, reconoció. A raíz de estas declaraciones, la versión sobre el hombre que vendía billetes de lotería quedó atrás en el marco de una investigación judicial.

Te puede interesar >>>

Maneras de posicionar tu página web

Internet está saturado, tener una página web es algo que ya no se sale de …