Inicio > Política > Capitanich tiene ahorrados más de 2 millones y medio de pesos, pero dice que el ahorro promueve la avaricia
Capitanich tiene ahorrados más de 2 millones y medio de pesos, pero dice que el ahorro promueve la avaricia

Capitanich tiene ahorrados más de 2 millones y medio de pesos, pero dice que el ahorro promueve la avaricia

Por: Juan Cruz Sanz jsanz@infobae.com

Al plantear la posibilidad de retirar los subsidios en los servicios públicos a quienes compren dólares, el jefe de Gabinete había dicho que “el ahorro promueve la avaricia” y que es “poco solidario con el resto de los argentinos”. Sin embargo, el funcionario nacional acumula $2.711.939 entre plazos fijos y dinero en efectivo

n el famoso “colchón”. “Si todos tuviéramos una actitud constructiva y solidaria, el dinero excedente no se destinaría a la especulación sino a la inversión”, remarcó.

Según su última declaración jurada de bienes, presentada ante la Oficina Anticorrupción, Capitanich tiene ahorrados $2.711.939 entre dinero en efectivo y plazos fijos. El gobernador de Chaco en uso de licencia, sostiene poseer dos plazos fijos: uno por $2.472.679 y otro por $127.713. Si en el mercado financiero hay algo especulativo, eso es el uso de un plazo fijo. Sin querer, el jefe de Gabinete volvió a complicarse con sus declaraciones, como ya lo había hecho con la eventual “importación de tomates”, la posible instalación de cortes programados o la modificación de bienes personales.

Capitanich no es el único ahorrista del gobierno nacional. Imposibilitados en hacerlo en dólares, ya que la Presidente ordenó la pesificación de todos los ahorros de sus ministros y colaboradores para “dar el ejemplo”, los funcionarios kirchneristas apuestan fuerte al colchón pesificado. El ministro de Salud, Juan Manzur, declaró ante la OA ahorros por $1.150.000. El tucumano es uno de los funcionarios más ricos del Ejecutivo. Pese a las órdenes de Cristina, algunas de las figuras claves de La Cámpora siguen con sus ahorros en dólares y se suman a los que definió Capitanich como ciudadanos “poco solidarios”. La embajadora argentina en los Estados Unidos, Cecilia Nahón, declara una caja de ahorro con 20.000 dólares. Mismo monto declaró el sucesor del inefable Guillermo Moreno, el secretario de Comercio, Augusto Costa: además de los dólares, posee ahorros por $528.000. Juan Ignacio Forlón, presidente del Banco Nación, afirmó tener en su alcancía $400.000.

Algo más humildes son los ahorros del ministro de Economía, Axel Kicillof: $190.000. Según Capitanich, en los últimos 10 años los argentinos atesoraron 143 mil millones de dólares. “Si ese monto se hubiese orientado a la inversión, hubiésemos crecido un 33,1% más en la década, y eso implicaría entre 500 y 800 mil empleos y mejores salarios”, evaluó.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, fue contundente y lapidario: incluso con él mismo. “El ahorro promueve la avaricia y es poco solidario con el resto de los argentinos”, sentenció el jefe de ministros esta mañana, en su habitual conferencia de prensa. Aun así, no se quedó en esa frase. “El ahorro retrasa la expansión y el crecimiento económico”, sentenció. Capitanich intentó castigar a aquellos que deciden ahorrar en dólares, en lugar de hacerlo con lo moneda nacional. Su frase no fue certera y atacó en forma directa a los que deciden guardar dinero en un plazo fijo o en el famoso “colchón”. “Si todos tuviéramos una actitud constructiva y solidaria, el dinero excedente no se destinaría a la especulación sino a la inversión”, remarcó.

Según su última declaración jurada de bienes, presentada ante la Oficina Anticorrupción, Capitanich tiene ahorrados $2.711.939 entre dinero en efectivo y plazos fijos. El gobernador de Chaco en uso de licencia, sostiene poseer dos plazos fijos: uno por $2.472.679 y otro por $127.713. Si en el mercado financiero hay algo especulativo, eso es el uso de un plazo fijo. Sin querer, el jefe de Gabinete volvió a complicarse con sus declaraciones, como ya lo había hecho con la eventual “importación de tomates”, la posible instalación de cortes programados o la modificación de bienes personales.

Capitanich no es el único ahorrista del gobierno nacional. Imposibilitados en hacerlo en dólares, ya que la Presidente ordenó la pesificación de todos los ahorros de sus ministros y colaboradores para “dar el ejemplo”, los funcionarios kirchneristas apuestan fuerte al colchón pesificado. El ministro de Salud, Juan Manzur, declaró ante la OA ahorros por $1.150.000. El tucumano es uno de los funcionarios más ricos del Ejecutivo. Pese a las órdenes de Cristina, algunas de las figuras claves de La Cámpora siguen con sus ahorros en dólares y se suman a los que definió Capitanich como ciudadanos “poco solidarios”. La embajadora argentina en los Estados Unidos, Cecilia Nahón, declara una caja de ahorro con 20.000 dólares. Mismo monto declaró el sucesor del inefable Guillermo Moreno, el secretario de Comercio, Augusto Costa: además de los dólares, posee ahorros por $528.000. Juan Ignacio Forlón, presidente del Banco Nación, afirmó tener en su alcancía $400.000.

Algo más humildes son los ahorros del ministro de Economía, Axel Kicillof: $190.000. Según Capitanich, en los últimos 10 años los argentinos atesoraron 143 mil millones de dólares. “Si ese monto se hubiese orientado a la inversión, hubiésemos crecido un 33,1% más en la década, y eso implicaría entre 500 y 800 mil empleos y mejores salarios”, evaluó.

Según una encuesta realizada por la Universidad Católica Argentina y la consultora Gallup, en el año 2013, solo un 13% de los argentinos depositaría sus ahorros en un banco. Esto se obtuvo como respuesta al preguntar por la mejor alternativa en caso de tener dinero disponible para el ahorro.

Un 27% guardaría los pesos en casa y la misma proporción considera que la opción más conveniente sería destinar el dinero al consumo. El estudio se realizó sobre 1.010 personas en 26 localidades de todo el país durante septiembre de 2013. La preferencia por guardar los pesos fuera del banco es mayor en los más jóvenes (34%) y en el Interior del país (30%); mientras que gastarlo en compras resulta más atractivo para los mayores de 65 años (37%), los niveles medios (31%) y los universitarios (35%). En el análisis comparativo, se observó que se ha ido incrementando la preferencia por guardar los pesos en casa (del 20% en 2010 al 27% en 2013), al igual que ha crecido la proporción de quienes prefieren destinar el ahorro al consumo (del 23 al 27% en el mismo período), reveló la encuesta. El 90% de los argentinos que compraron dólares para ahorro desde la entrada en vigor de la nueva normativa del Gobierno no los ingresaron en los bancos, una decisión que el Ejecutivo de Cristina Kirchner desvinculó hoy de la “liquidez y solvencia” del sistema financiero. Los funcionarios demuestran que son verdaderos exponentes de la sociedad a las que representan.

Fuente > infobae.com

Te puede interesar >>>

6 tips de Martin Eraso para crear tu primer emprendimiento

Emprender es de valientes pero también de personas que saben lo que hacen. Requiere esfuerzo, …