Inicio > Tecnología > Casas de construcción no tradicional

Casas de construcción no tradicional

su buen aprovechamiento permitiría un avance hacia una ciudad con menor consumo de energía. Hablamos con María José Martín quien luego de una experiencia de capacitación en Mendoza capital comenzó a implementar este novedoso sistema en nuestro departamento. Actualmente ha aplicado este método en un proyecto de Los Reyunos.

En cuanto a los materiales la principal diferencia con el sistema tradicional es el absoluto reemplazo del hormigón y el ladrillo. Esto permite que el peso total de la obra terminada sea el 10% de lo que pesa una obra de hormigón. El principal beneficio que esta característica aporta es que en caso de sismos son más resistentes por ser considerablemente más livianas.

Otra de las especificaciones que destacan este sistema de construcción en seco es su mejor aprovechamiento energético. Debido a una mayor aislación térmica este sistema brinda la posibilidad de calefaccionar o refrigerar el interior con menos energía. En Buenos Aires ya se ha aprobado la ley de eficiencia energética dividiendo las edificaciones en cuatro categorías A,B,C y D, siendo la A las de mayor eficiencia. Las construcciones que utilizan la técnica de Steel Framing lograron calificaciones de A y B mientras que las casas de hormigón y ladrillos no superaban la calificación C. “Esta ley ya se ha aprobado a nivel nacional, por lo que aquí también tendremos que lograr la misma eficiencia y el método de construcción en seco Steel Framing provee las mejores condiciones de aprovechamiento energético” nos explicó María José.

Otro de los puntos destacados de este sistema de construcción en seco es que reduce considerablemente el tiempo de edificación, ya que gran cantidad de tareas se pueden realizar en forma simultánea. En 13 meses se puede concretar la construcción completa de una casa de 100 metros cuadrados. Esto con terminaciones e instalación completa de los servicios correspondientes.

En cuanto al costo no hay mayores diferencias respecto de los sistemas con hormigón y ladrillos. La parte de obra gruesa que ocupa un 40% del costo total de construcción tiene costos similares debido a que utiliza acero como materia prima y en Argentina el precio del acero es alto.

Uno de los edificios que están utilizando este sistema de construcción no tradicional es el Cedronar que se lleva adelante en el barrio El Sosneado. María José nos aclara que “el hecho de que se esté utilizando este método en una obra pública va a hacer que se potencie su conocimiento en la gente”

Además, es aplicable a toda clase de construcciones residenciales, comerciales e industriales, caracterizándose por su simplicidad, eficiencia estructural y reducido peso estructural. En países como Chile donde los terremotos han ocasionado daños considerables, este tipo de sistemas livianos han tomado gran  fuerza debido a las ventajas antisísmicas. Habrá que ver cómo es aprovechado en nuestro país.

Te puede interesar >>>

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017 Se sabe que uno …