Inicio > Tecnología > Colocaron dispositivos satelitales en ocho ballenas para conocer la ruta que siguen al dejar Chubut

Colocaron dispositivos satelitales en ocho ballenas para conocer la ruta que siguen al dejar Chubut

La información fue confirmada por Guillermo Harris, de la Fundación Patagonia Natural, quien dirige el proyecto que concluyó este fin de semana con la colocación de los últimos dispositivos, de los cuales siete ya están enviando señales. El proyecto se denomina “Rutas de migración y potenciales áreas de alimentación de la Ballena Franca Austral” y consiste en la colocación de un dispositivo elaborado en acero quirúrgico de una sola pieza, esterilizados y aplicados de forma que quedan fijados dentro de la piel y tejido subcutáneo de animal sobresaliendo solamente la antena que envía la señal. “El dispositivo se encapsula como cuerpo extraño y lo elimina íntegramente, dejando apenas una pequeña cicatriz en la piel, como nosotros cuando nos ingresa una astilla” describió Guillermo Harris en contacto con Télam al confirmar el éxito del operativo que demandó una semana. El año pasado se realizó la experiencia piloto con cinco ejemplares que estuvieron enviando señal durante casi seis meses. Los ejemplares son “marcados” con el chip satelital que se coloca en el lomo de la ballena, tarea que estuvo a cargo de Alexander Zerbini, un especialista brasileño en este tipo de práctica que reside en Estados Unidos y arribó especialmente para este proyecto. Los primeros registros satelitales de este año entregaron información interesante acerca del movimiento de los cetáceos por aguas del Golfo Nuevo, sobre la cara sur de Península Valdés, en el extremo noreste del Chubut. Guillermo Caille, el encargado de la logística institucional, reconoció que “sería bueno contar con más dispositivos que son donados en este caso por la NOOA (National Oceanic And Atmospheric Agency), pero se trata de aparatos que cuestan entre 5.000 y 6.000 dólares, difíciles de aplicar y con un período de vida útil que nosotros no esperábamos más de cuatro meses el año pasado aunque por suerte se superó esa previsión”. Los especialistas esperan que los datos de localización de las ballenas marcadas permitan determinar rutas migratorias y las posibles áreas de alimentación, evaluar cómo utilizan el ambiente y se relacionan con actividades humanas en el océano, contribuir con el Plan de Manejo para la Conservación (CMP) de la ballena franca austral acordado por la Comisión Ballenera Internacional (CBI) y contribuir al esclarecimiento de las causas de mortalidad. El proyecto es desarrollado conjuntamente por WCS (Wildlife Conservation Society), el Instituto Aqualie de Brasil, el NOAA (National Oceanic And Atmospheric Agency) y la Fundación Patagonia Natural, con la colaboración del Instituto de Conservación de Ballenas, Ocean Alliance y, la Universidad de California Davies y la colaboración de la Cancillería Argentina. La iniciativa cuenta con la autorización y apoyo del Gobierno de la Provincia de Chubut a través de la Dirección de Flora y Fauna Silvestre, que participa activamente del mismo, la Secretaría de Turismo y Áreas Protegidas y el Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Dictaron la conciliación obligatoria en el conflicto aeronáutico

La medida fue solicitada por la Administración de tráfico aéreo. Aún no se sabe si …