fbpx
Comprar de divisas

Comprar de divisas

¿Cómo y dónde comprar divisas?

Para comprar divisas en circulación y sacar provecho posteriormente de los beneficios vinculados al tipo de cambio, ya no es necesario ir al banco o a una oficina de cambio.

Usted puede comprar simplemente divisas (euros, dólar, Live Sterling, Yen…) directamente a partir de Internet. Para ello, deberá consultar las  plataformas de especulación igualmente llamadas agente bursátil(ROInvesting), en ellas podrá pasar órdenes de compra instantáneas.

Las ventajas en comprar divisas

Comprar divisas para especular en el Forex

Al comprar divisas con relación a otra, esto le permite realizar más tarde un beneficio en función de la cotización de este par de divisas y de su evolución. El hecho de comprar este par de divisas cuando la cotización está a lo más bajo y venderla cuando finalmente la cotización ha subido permite generar un beneficio equivalente a la diferencia entre la cotización de compra y la cotización de venta. Cuanto más es importante en el importe, mayor será la ganancia. La mejor operación consiste  en comprar estas divisas cuando sus cotizaciones están muy bajas para estar seguros que a continuación sólo pueden subir.

Tomemos un ejemplo simple: Usted compra 1000 Yen por 10$, por lo tanto, el tipo actual es de 1 Yen = 0,01$. Si la cotización del yen aumenta con relación al dólar a 1000 Yen = 14$ y si usted la vende a ese precio, hará un beneficio de 4$ para el 10$ invertidos.

Pero comprar divisas por medio de plataformas de especulación también presenta otras ventajas. En efecto, usted puede beneficiarse en línea de efectos de palanca. Estos efectos de apalancamiento consisten en multiplicar la suma que usted decide invertir por un coeficiente que va de 100 a 400 según las ofertas. Según nuestro ejemplo anterior, entonces su ganancia sería como mínimo de 400$ en vez de 4$.

Comprar divisas para pagar proveedores

El hecho de guardar una divisa también permite poder pagar por ejemplo a un proveedor extranjero con la moneda que utiliza, esto es interesante si la cotización de la moneda guardada adquiere valor. Lo que equivale a decir que gastó menos pagando el mismo precio, puesto que ya no dependerá del alza de los  tipos de cambio entre su divisa nacional y la divisa en circulación de su proveedor.

Tomemos un ejemplo simple: Usted compra 100$ por 70€ cuyo tipo actual es de 0,70€ = 1$. Si la cotización del euro sube con relación al dólar y se llega a 0,78€ = 1$, es decir, habrá ganado 0,08€ sobre esos  1$ comprados. Basémonos de nuevo en nuestro ejemplo, ahora nuestros 100$ valen 78€. Si debemos pagar a un proveedor 100$, esto nos habrá costado en resumen 70€ en vez de 78€ con relación a la cotización actual, lo que representa un ahorro de 8 euros. Esto parece insignificante si hay en juego pequeñas sumas, pero para importes más importantes, se puede llegar a decenas e incluso cientos de euros ganados. Por esta razón numerosas sociedades, pero igualmente organismos financieros como los bancos, disponen de reservas importantes en divisas extranjeras.

Otro método alterno para proporcionarse monedas extranjeras en un marco comercial es el swap de divisas.

Te puede interesar >>>

La importancia de un editor de video para potenciar el marketing de tu empresa

La importancia de un editor de video para potenciar el marketing de tu empresa

Hoy por hoy los recursos audiovisuales se han convertido en una herramienta fundamental para la …