Inicio / Autoayuda / Como detectar bullying en la escuela

Como detectar bullying en la escuela

Como profesionales de la Salud, empezamos a pensar que cada avance tecnológico, como el teléfono, los celulares, la PC y las redes sociales -Facebook, Twitter, Whatsapp, etc.- nos hacen “involucionar”. Nos hacen retroceder a nivel de los vínculos humanos. Parece ser que el cara a cara ha pasado de moda. El mirarse a los ojos ya no se usa más. Hasta el sexo tiene su lado virtual. Mucho teclado, poco sentimiento. Mucha distancia, poca conexión afectiva.

De esta manera los niños y adolescentes comienzan a relacionarse virtualmente y la persecución aquí aparece con toda su furia. Así es como hablamos de hostigamiento o bullying cibernético.

Porque ya no sólo se remite al colegio, al ámbito institucional; sino que se disipa como la lava de un volcán y alcanza todos los ámbitos de la vida de la persona. Por tal motivo es muchísimo más peligroso y genera consecuencias nefastas en esa personita- niño o adolescente- que se encuentra en pleno desarrollo de su personalidad.

Antonella llega al consultorio derivada por su pediatra. Esta muy flaca, se come las uñas no quiere ir al colegio y sus notas han descendido notablemente. Los fines de semana no tiene actividades sociales con pares. Dice que no le interesa tener amigos. Que en los recreos solo habla con una nena de otro grado. Después de algunas sesiones, Antonella puede conectarse con el tratamiento y dice angustiada que sus compañeras no le hablan porque dicen que es muy linda. Muestra su facebook, en el cual aparecen fotos posteadas de ella con dibujos superpuestos muy agraviantes. Leemos juntas conversaciones de facebook altamente violentas. Me muestra que existe un grupo de whatsapp donde se habla despectivamente de su persona. Dice que hace tiempo que comenzó a suceder esta situación, que de a poquito se le pusieron en contra sus compañeras. Y que como ella se puso muy mal, esto hizo que la situación cada vez vaya de mal en peor.

Esta es una de las características del bullying: que el niño al no sentirse acompañado por sus padres o al no tener a quien recurrir para pedir ayuda o un espacio donde poder expresar lo que está viviendo, genera que el acoso hacia el niño se intensifique. A falta de una manera de poder defenderse aparece la persecución sin limite!

El bullying es un acoso y puede darse en cualquier lugar que frecuente una persona. Puede ser el colegio, el club, alguna institución de preferencia del niño. Es una acción que se da entre pares y que tiene consecuencias negativas para la persona que lo sufre.

Bulling es una palabra que está en boca de todos. Es la famosa “cargada” de esta época actual. Al que es diferente, al que es raro, al gordo, al flaco al que tiene diferentes gustos o color de piel. Incluso al que es lindo o tiene buenas notas escolares. No solamente se persigue al que tiene algún aspecto negativo o que no es aceptado por el grupo. Más bien, la victima de bullying es el punto débil del grupo. Bulling es una palabra que se comenzó a utilizar en EEUU para explicar el hostigamiento entre pares.
Es una palabra que comenzó a escucharse bajo la forma de la preocupación entre los padres y entre los profesionales de la salud que nos dedicamos a niños y adolescentes desde hace ya un tiempo. Pero la pregunta es clara y concisa. ¿Qué podemos hacer como padres y como profesionales para impedir, detectar o resolver estos problemas de relación entre nuestros niños? Nos inquieta… Nos moviliza…
En esta oportunidad, te vamos a dar las claves de detección y de bullying
Hasta hace unos años se lo menospreciaba. Nadie le prestaba atención al modo de relacionarse de los niños. Parecía que a la escuela solo se iba a aprender. Lo esencial era si el niño aprendía lo que el docente le enseñaba. Solo importaba que el niño aprobara los contenidos académicos y se portaba bien en la escuela. A nadie se le ocurría pensar si el niño tenía amigos. Si se sentía cómodo, contenido. Si tenía su grupo de pertenencia o su lugar dentro del grupo de pares.

Esta conducta persecutoria contra algún compañero es algo que se está dando con mucha frecuencia en el ámbito escolar y que está arrojando cifras alarmantes.

 

Basta recordar el caso de ese joven que se hizo famoso porque sus compañeros durante años lo molestaban diciéndole “pan triste”. Ese nombre remitía a un personaje de película, donde lo llamaban así dado su tinte melancólico. En el caso real de este joven asesino, lo llamaban de esa forma porque siempre estaba con mala cara y todo le parecía negativo. Sus compañeros no sabían, y las autoridades del colegio no se hacían responsables y no acompañaban  a este niño que claramente vivía una situación de bullying.

El desenlace de esa historia es bien conocido: el niño termina matando con un arma de fuego a dos compañeros que lo hostigaban desde hacia años. Por supuesto que hay que evitar estos finales drásticos y poder operar en el transcurso de los acontecimientos.

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que pueden estar viviendo día a día durante las horas que está en la escuela un niño o un adolescente que está siendo víctima de bullying.

Como padres, y en nuestro caso también como profesionales, debemos estar muy atentos a las cosas que aparecen en el niño. Conductas, sentimientos y signos que nos pueden indicar si el niño es víctima de bullying.

En el caso de los padres, ellos son quienes mejor conocen a sus hijos. Saben que esperar de ellos. Como se desenvuelven. Entonces, ante el menor cambio que notemos, no hay que angustiarse, sino operar positivamente y estar alertas. Prestar atención a ver si son conductas que se repiten o que se instalan definitivamente, o si son conductas pasajeras.

Como profesionales, debemos estar preparados para poder trabajar arduamente con un niño que sufre bullying, porque, como sabemos quienes trabajamos con niños y adolescentes, el bullying muchas veces es negado por la misma víctima.

Signos del bullying escolar

-Fracaso escolar

-Depresion o animo triste

-Desgano para asistir al colegio o institución

-Falta de interés en compartir momentos con compañeros de escuela

-Lesiones corporales que muchas veces son “escondidas” por las victimas

-Trastornos del sueño: insomnio, hipersomnia, pesadillas

PERFIL

La Lic. Valeria Pereira es Psicóloga egresada de la Universidad de Buenos Aires. Con una experiencia de mas de 10 años se especializa en Niños y Orientación a Padres. Además, organiza talleres en escuelas y colabora en programas televisivos de actualidad. Contacto: licpereira@gmail.com, www.facebook.com/licvaleriapereira

La Lic. Celeste Campano se recibió de psicóloga en la Universidad de Buenos Aires. Es terapeuta cognitivo conductual, especializada en discapacidad, niños y entrenamiento para padres. Cuenta con formación en Lenguaje de Señas y Sistema Braille. Además, escribe para diversas revistas de psicología. Contacto: celestecampano@hotmail.com, celeste.campano.7@facebook.com

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco Hace justo cuatro años, un avión operado …