Inicio / Economia & Finanzas / Se viene el lunes 28/10: Cuando se habla del dólar libre a $13

Se viene el lunes 28/10: Cuando se habla del dólar libre a $13

La emisión de pesos del BCRA destinada a financiar el déficit primario y los vencimientos en pesos del Sector Público Nacional sumaría un total de $115.000 millones en 2014. Si bien la Carta Orgánica establece un techo máximo de adelantos transitorios que el BCRA puede transferir, la autoridad monetaria puede acelerar el ritmo de devaluación de forma tal de que el techo máximo se eleve. Un desdoblamiento cambiario tendría un efecto similar. La argucia es producto de una realidad: el balance del BCRA cada vez tiene menos dólares (reservas) en su activo y más pesos en su pasivo. Desde el establecimiento del cepo cambiario el dólar paralelo se mueve de la mano del tipo de cambio de cobertura, siguiendo ‘vis a vis’ su tendencia. El dólar paralelo bajaría en forma sustentable si y sólo si el BCRA volviera a acumular reservas y la base monetaria creciera mucho menos de lo que crece. Sin embargo, ¿es eso posible? Habría que introducir modificaciones en la política económica. La permanencia de Guillermo Moreno en el Ejecutivo Nacional garantiza la imposibilidad de que el BCRA vuelva a acumular reservas y corrobora la sospecha de que emitirá más pesos para financiar al Tesoro.

Economía & Regiones: “Se pierden reservas por culpa de la política oficial de desendeudamiento y por la política monetaria destinada a financiar al Tesoro. Justamente, el problema es el exceso de emisión de pesos. El exceso de oferta de pesos presiona y reduce las reservas, deteriorando la relación base monetaria / reservas e impactando negativamente sobre el dólar paralelo.”

La emisión destinada a financiar al Tesoro se ha convertido en el centro neurálgico de la política monetaria del BCRA. A diferencia de lo que ocurría años atrás cuando la autoridad monetaria emitía pesos para comprar dólares y acumulaba reservas, ahora casi todo lo que se emite se destina a financiar al Tesoro y en mucho menor medida a asistir al sistema financiero (pases y redescuentos). Por el contrario, el mercado cambiario actúa contractivamente sobre la base monetaria. El BCRA vende dólares y como contrapartida retira pesos del mercado.

En lo que va del año se emitieron $48.848 millones para financiar al sector público y $6.328 millones para asistir al sistema bancario con pases y redescuentos. Paralelamente, el BCRA absorbió $15.426 millones de pesos con LEBACs y el mercado de divisas fue contractivo en $6.808 millones. En definitiva, la base monetaria aumentó $30.590 millones, porque la emisión para asistir al Tesoro y al sistema financiero supera al efecto contractivo del mercado cambiario y las LEBACs.

La cantidad de reservas se reduce no sólo por los efectos contractivos del mercado cambiario, sino también por la política oficial de desendeudamiento que paga las obligaciones en dólares del Tesoro con reservas del BCRA. El balance del BCRA tiene cada vez menos dólares (reservas) en su activo y más pesos en su pasivo, lo cual presiona la relación base monetaria / reservas hacia el alza.

Justamente, la relación base monetaria / reservas es el tipo de cambio de cobertura, que se deprecia en la medida que el BCRA emite más pesos (para financiar al Tesoro) y pierde más reservas.

Desde el establecimiento del cepo cambiario el dólar paralelo sigue el ritmo del tipo de cambio de cobertura, copiando su tendencia. Es decir, el dólar paralelo sube a medida que el BCRA emite más pesos y pierde más reservas.

En la actualidad el dólar blue volvió a tocar y superar los 10 pesos. La pregunta del millón es: ¿El dólar paralelo volverá a bajar, se quedará en estos niveles o por el contrario seguirá subiendo?

El dólar paralelo continuará con una tendencia estructuralmente alcista si el BCRA continúa impulsando la suba del tipo de cambio de cobertura emitiendo pesos y perdiendo reservas.

Por el contrario, el dólar paralelo bajaría en forma sustentable si y sólo si el BCRA emitiera mucho menos y volviera a acumular reservas, con lo que el tipo de cambio de cobertura se apreciaría.

En este marco, un descenso sustentable del dólar paralelo exige un cambio rotundo del escenario actual, que se caracteriza principalmente por una pérdida creciente de reservas. El ritmo (23%) al cual el BCRA pierde reservas se acelera sucesivamente. En lo que va del año el BCRA ha perdido US$8.900 millones, pasando de US$43.290 millones (principio de año) a US$34.402 millones (11/20/2013).

Se pierden reservas por culpa de la política oficial de desendeudamiento y por la política monetaria destinada a financiar al Tesoro. Justamente, el problema es el exceso de emisión de pesos. El exceso de oferta de pesos presiona y reduce las reservas, deteriorando la relación base monetaria / reservas e impactando negativamente sobre el dólar paralelo.

El Presupuesto 2014 destina casi US$10.000 millones de reservas para financiar al Estado y plantea emitir $50.000 millones de utilidades contables y $20.0005 millones de adelantos transitorios para financiar al Tesoro. En otras palabras, el exceso de oferta de pesos y deteriorará la relación base monetaria / reservas son metas del Presupuesto 2014, por lo que vemos muy poco probable que el BCRA vuelva a acumular reservas.

De hecho, es esperable que la pérdida de reservas continúe y que el dólar paralelo siga subiendo durante el próximo año.

Ante un uso de reservas de casi US$10.000 millones y una emisión monetaria para financiar al Tesoro estimada en $115.000 millones, todo esfuerzo oficial para generar entrada de divisas y acumulación de reservas luce débil. Un potencial acuerdo de pago en el CIADI, que provoque desembolsos del Banco Mundial, está lejos de amortiguar la suba del tipo de cambio de cobertura y el dólar paralelo.

En este sentido, tampoco sería suficiente la extensión del blanqueo de capitales y/o cualquier acuerdo con Chevron u otra firma internacional que procure traer divisas para invertir en YPF.

El dólar paralelo dejará de subir sólo si hay un cambio radical en la actual política fiscal, sus fuentes de financiamiento, la política de desendeudamiento y la política cambiaria.

Es decir, se debe reducir el déficit fiscal y dejar de financiarlo con emisión monetaria.

reservas bcra

Paralelamente, se debe abandonar la política de desendeudamiento y dejar de pagar con reservas las obligaciones en dólares del Tesoro.

Con menos gasto y emisión, la inflación cederá terreno. En ese marco, normalizar el INdEC y volver a los mercados financieros será beneficioso. El riesgo país y la tasa de interés bajarán y el cepo cambiario podría ir relajándose. Seguramente, en un contexto de mayor certidumbre volverá a crecer la inversión extranjera directa.

Sin cambios, el tipo de cambio de cobertura seguiría subiendo hasta $12.3 por dólar, por lo que la divisa paralela cerraría 2013 y/o comenzaría 2014 cotizando entre $11.3 y $13.1.

Fuente > http://www.urgente24.com/220189-agenda-minima-para-el-lunes-2810-1-cuando-se-habla-del-dolar-libre-a-13?pagination=1

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco Hace justo cuatro años, un avión operado …