Inicio > Tecnología > INTI diseña el futuro con la nanoelectrónica
INTI diseña el futuro con la nanoelectrónica

INTI diseña el futuro con la nanoelectrónica

Así como la tecnología está presente en todos los ámbitos de nuestra vida, la micro y nanoelectrónica también. Al compás de un mercado internacional en el cual la demanda de productos con este tipo de tecnología es cada vez mayor, el INTI avanza en el diseño de circuitos integrados mediante la adquisición de un equipo con tecnología de “haz de iones focalizados” (FIB por sus siglas en inglés), único en el país. El nuevo equipo –instalado en el Centro INTI-Micro y Nanoelectrónica del Bicentenario (CMNB)– se conoce como Helios NanoLab 650 y es el primero de su tipo en Argentina. Su principal característica es que no sólo se puede utilizar para la visualización de imágenes ampliadas, sino que permite la manipulación de materiales a nivel de la nanoescala. Hasta ahora existían en el país microscopios electrónicos que permiten la visualización pero no el trabajo directo con los componentes, lo cual dificultaba mucho la investigación y modificación de los circuitos diseñados. A partir de la incorporación en el Instituto de este instrumento, el país cuenta con una herramienta para avanzar en el camino de la sustitución de importaciones en la industria nanoelectrónica. Esto es posible porque el equipo permite hacer la edición de microchips y corregir los errores de aquellos circuitos que al ser testeados muestran fallas en el funcionamiento. Según explica Gustavo Giménez del Centro INTI-CMNB: “Antes de tener este dispositivo, para poder hacer un trabajo similar se hacían caracterizaciones mediante análisis de espectroscopia infrarroja o ultravioleta, difractometría de rayos X, pero todo manejando la totalidad de la muestra, impactando con luz, sin poder manipular cada una de las nanopartículas individualmente”. El equipo está conformado por dos columnas. Una de ellas es un microscopio electrónico de barrido (MEB), mientras que la otra acelera iones de galio a partir de una fuente líquida de galio. Al acelerar estos iones contra la muestra se pueden cortar y desbastar los circuitos para analizar el interior. También se puede depositar platino metálico para conectar las circuitos internos y de esta forma investigar la conexión eléctrica que existe entre las distintas parte del chip. Las herramientas con las cuales cuenta el dispositivo permiten fabricar objetos en la nanoescala, “se puede hacer un diseño para fabricar electrodos, para medir características eléctricas y mecánicas; se pueden preparar muestras para microscopía de transmisión electrónica de corte transversal y todo ello sin necesidad de destruir la muestra”, detalló Giménez. Al adquirir este dispositivo, el Instituto cuenta con una herramienta más para brindarle servicio a las pymes nacionales en el diseño de circuitos integrados. Hacia la fabricación de microchips En Argentina no existe actualmente una planta que permita fabricar chips, es por ello que resulta tan importante que haya un dispositivo para evaluarlos, caracterizarlos y estudiarlos, ya que al contar con este sistema se pueden corregir los errores de diseño de componentes que se hayan enviado a fabricar al extranjero. Asimismo permite realizar el proceso de ingeniera inversa, lo cual es necesario para estudiar la composición y diseño de los circuitos. Laura Malato, responsable del área de procesos microelectrónicos del CMNB explicó: “Si bien la fabricación se realiza en el extranjero, se está apuntando, a través de un proyecto privado, a crear una capacidad nacional y única en Latinoamérica para fabricar microchips. El INTI como organismo especializado está asociado y acompaña este proyecto mediante la asistencia en diversas áreas”.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

¿Tu hijo es deportista? Consejos para que le ayudes y no le agotes

Aprendizaje y diversión deben ir de la mano. Es la mejor manera de ayudar a …