fbpx
Inicio > Internet > Las principales estafas de internet

Las principales estafas de internet

Cada vez realizamos más y más compras y ventas online, con lo que el flujo de dinero en las redes no para de crecer. Internet se ha convertido en el gran mercado del mundo, atrae a millones de inversores… y también a numerosos estafadores. Las estafas online crecen y se diversifican año tras año de forma exponencial con tanta rapidez que en ocasiones resulta difícil detectarlas desde los filtros de los programas de ciberseguridad. Para ayudarte a esquivarlas, vamos a hacer un breve recorrido por las principales formas de estafa en internet, y a darte algunas ideas para protegerte mejor. Antes de comenzar, recuerda que un antivirus actualizado y una VPN de confianza te ayudarán a mantener tus datos personales a salvo. ¿Una VPN qué es? Se trata de un servicio que te permite redirigir tu conexión de manera encriptada para que puedas navegar de forma segura.

Casas de apuestas ilegítimas

Una de las formas más sencillas de perder el dinero en internet son las casas de apuestas ilegítimas. Situadas en paraísos fiscales o en países sin regulación para este tipo de webs, las casas de apuestas ilegítimas ofrecen servicios de apuestas generalmente basadas en juegos de azar. En estas webs podremos jugar a la ruleta, el black jack y otro tipo de juegos de casino con la esperanza de ganarle a la banca en alguna ocasión, pero el resultado será siempre la derrota y la pérdida de nuestro dinero. Unos algoritmos trucados son los responsables de nuestra pésima racha, y cuando finalmente nos demos cuenta ya será demasiado tarde: habremos perdido el dinero invertido y no tendremos ninguna posibilidad de reclamar. ¿La solución? Evitar este tipo de sitios. Las webs de apuestas deportivas son más fiables porque el resultado de cada competición no depende de la web. Si quieres divertirte apostando con seguridad, quizá te convenga más hacerlo sobre fútbol o Fórmula 1.

Falsas encuestas

Sobre el papel, una encuesta no parece algo para alarmarse. Se trata simplemente de un conjunto sencillo de preguntas sobre un producto o algún tema que le interesa a alguna corporación. En ocasiones verás publicidades de internet o recibirás mails que te pedirán tu participación desinteresada en una encuesta y quizá pienses que no hay nada malo en hacerla, pero aquí es donde debes tener cuidado. Si aceptas, los creadores de la encuesta pueden tratar de perjudicarte de varias formas diferentes. Una de ellas es mediante la solicitud de determinados datos personales para registrarte: en algún punto pedirán los datos de tu tarjeta de crédito con la excusa de que deben comprobar que eres mayor de edad, y aquí estará la estafa. En otras ocasiones te pedirán que descargues un archivo para poder responder las preguntas, y de esta forma infectarán tu equipo y obtendrán tus datos bancarios. En ambos casos, este tipo de encuestas son espacios que debes evitar.

Dinero gratis

Se trata de la estafa del famoso príncipe de Nigeria, aunque cobra muchas formas diferentes. Recibirás un correo donde se te informa de que eres la persona beneficiaria de una supuesta herencia, o de una transferencia de dinero que al parecer te han remitido por error, o habrá alguien que necesita desesperadamente sacar dinero de su país y te pedirá que seas tú la persona que lo reciba. En todos los casos, parecerá que de pronto tienes delante una cantidad de dinero muy generosa y que solo necesitas hacer un par de clicks para ingresarla en el banco sin mayores consecuencias. Pero aquí está el truco. Siempre tendrás que hacer un ‘pequeño pago’ antes de poder retirar el dinero. Ese pago puede estar justificado como parte indispensable del trámite para formalizar la transferencia de dinero, o como recurso para saber con claridad cuál es el número de cuenta donde deben ingresarte la cantidad, etc. Ya sabes lo que ocurre después: pierdes tu dinero y la herencia desaparece.

Inversión en criptomonedas

A partir del boom del Bitcoin en 2017 se hizo popular otro tipo de estafa consistente en la oferta de alguna criptodivisa a un precio inferior al del mercado. El alza continua de los precios, la fiebre de las criptodivisas y el desconocimiento general con respecto a los procesos correctos de su compra y venta propiciaron que muchas personas cayesen víctimas de esta estafa. El proceso parecía sencillo: un aparente inversor o una aparente plataforma de inversionistas nos contacta y nos propone la compra de criptodivisas a un precio muy inferior al precio de mercado. La oferta parece casi irrechazable. Incluso si la divisa no continuase revalorizándose, simplemente comprarla y venderla en el mismo día nos comportaría un beneficio muy generoso. Por supuesto, a la hora de formalizar la compra terminamos descubriendo que no hemos conseguido ninguna criptodivisa: todo ha sido una farsa, y nuestro dinero ha volado.

Phishing

Pero la forma más extendida de estafa por internet es definitivamente el phishing. Esencialmente, el phishing consiste en la suplantación virtual de una empresa reconocida para tratar de obtener los datos bancarios de sus víctimas. Para realizarlo, los atacantes mimifican por completo la apariencia de la web o el sistema de mailing de una gran empresa, habitualmente bancos, compañías de telefonía o cualquier otra entidad que presumiblemente pueda tener acceso a los datos de nuestra tarjeta de crédito o nuestra cuenta corriente. Desde este disfraz, tratarán de obtener nuestros datos mediante una falsa operación de compra o mediante una petición inusual a través del correo.

Si el ataque de phishing se produce a través del mail, lo que normalmente ocurrirá será que recibiremos un correo de una importante empresa -por ejemplo un banco- solicitándonos nuestro usuario y clave por alguna razón. Debemos tener siempre presente que nuestra entidad bancaria nunca nos pedirá las claves de nuestra tarjeta, por lo que si encontramos un correo donde nos la piden debemos desconfiar inmediatamente. Por otra parte, si el ataque de phishing se produce desde la suplantación de una web, simplemente trataremos de comprar algo que nunca nos llegará. Para cuando nos hayamos dado cuenta de la estafa, habrán pasado semanas y la web ya habrá desaparecido. Sea de un modo u otro, es esencial mantener los ojos bien abiertos para no caer víctimas de este tipo de estafas en la red.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

¿Por qué es tan importante contar con un seguro de vida?

La vida está repleta de imprevistos que no podemos controlar, es una de sus mayores …