Inicio > Destacadas > Liquidan todos los televisores que no pudieron vender para el Mundial

Liquidan todos los televisores que no pudieron vender para el Mundial

Aunque la Selección decepcionó y quedó eliminada en los octavos de final, algunos argentinos recordarán el mundial de Rusia con una sonrisa: los fabricantes y los vendedores de televisores. Sucede que el evento, pese a la crisis económica que lo precedió, impulsó en los hogares el recambio de pantallas más acelerado del que se tenga registros.

Entre enero y junio de 2018 se compraron en el país 2,42 millones de aparatos, a un ritmo inédito promedio de 13.371 por día, 557 por hora, 9,3 por minuto o 1 cada 6 segundos y medio. El resultado fue así un 37% mayor al de igual período del año pasado, 51% mayor al registrado para Brasil 2014 (1,60 millones) y 41% mayor al de Sudáfrica 2010 (1,72 millones).

Los datos surgen de un informe de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba). “Los primeros seis meses de 2018 marcaron un nuevo récord para las ventas de televisores en Argentina”, concluyó el trabajo, basado en datos y proyecciones de la consultora Claves Información Competitiva.

En los locales lo confirman. Alejandro Taszma, director comercial de Frávega, cuenta que para ellos, comercialmente, “fue un buen mundial”: “Superó la expectativas. Planeábamos vender en el primer semestre 50% más que en igual período de 2017 y terminamos 60% arriba, con la particularidad de que la demanda se activó antes que en otros mundiales. Solía arrancar en abril, pero esta vez fue a fines de febrero y principios de marzo, tuvo un pico muy importante en el Hot Sale y después siguió firme hasta el fin de la fase de grupos, como es habitual”.

La mayor anticipación se ve con claridad en las cifras del informe. De abril a junio, en plena previa mundialista, se vendió un récord de 1,37 millón de aparatos (10,4 por minuto), 29% más que en 2014. Pero más llamativo es que de enero a marzo se haya despachado otro 1,05 millón, casi el doble que los 540 mil de 2014 o los 553 mil de 2010.

Juan Ferlaino, especialista de la consultora GfK, destaca que el Mundial no sólo trajo un salto en las cantidades vendidas -un 50% interanual, calculan-, sino también en las dimensiones de las pantallas que la gente demanda, porque “el comprador mundialista prioriza esa característica por sobre cualquier otra”.

Según datos de esa firma, frente al año anterior, entre enero y mayo se vendió un 58% menos de televisores de menos de 27 pulgadas, mientras que crecieron 42% los de 30 a 43”, 190% los de 46 a 52”, 394% los de 55” y 988% los de más de 60”.

En los registros de producción, determinantes de lo que ofrecieron los negocios, también queda claro el salto de tamaño. Datos de la Asociación de Fábricas Terminales de Electrónica (Afarte) muestran que, de enero a mayo, se fabricó un 51% más de aparatos que en 2014. Y si para el mundial de Brasil las pantallas de más de 39” habían sido el 45% de la oferta, esta vez fueron el 65%. Para eso fue clave el avance de las teles de 46 a 52”, cuya participación pasó del 5% al 24%, mientras los modelos de 32” cayeron del 42 al 34%. Los de menos de 31”, que eran un 13%, este año prácticamente desaparecieron.

Además, para este Mundial, 94% de las teles producidas fueron “smart”, con conexión a Internet, contra 76% de un año atrás y 29% de Brasil 2014. Y el sistema de Ultra Alta Definición (UHD o 4K), inexistente en 2014, triplicó su peso en el total: pasó a ser el 24% de lo fabricado y, según GfK, menos del 30% de la venta.


“La demanda de televisores en años mundialistas no siempre está vinculada al desempeño futbolístico de la Selección. Si Argentina clasifica, más allá de las expectativas que genere el equipo y de sus resultados, eso ya impulsa a la gente a renovar su pantalla por otra de mayor tamaño y mejor definición. Mundial a mundial esa tendencia crece”, analiza Federico Hellemeyer, el presidente de Afarte.

¿Qué marcas eligió el público? Aunque casi todas hicieron publicidad, más de la mitad de la demanda terminó concentrada en modelos de cinco sellos: Samsung (12,8%), Philips (12,5%), Noblex (10,9%), LG (10,8%) y, algo más lejos, Hitachi (4,4%), según el informe de Fecoba.

Sobre las causas del récord de ventas, en esa entidad empresaria explican que las mayores facilidades para la importación de productos electrónicos derivaron en una mayor oferta de equipos, que a su vez “se tradujo en menores precios y descuentos más agresivos a lo largo de la cadena”, que estimularon la demanda.

A eso se sumó, según el informe de Fecoba, “la situación de dólar relativamente barato que imperaba en la Argentina hasta que se desató la crisis cambiaria de mayo”. Y que luego, ante la fuerte devaluación, los consumidores pudieron “congelar” los valores pagando las teles en cuotas antes de que se encarecieran. “El dinamismo que mostró el crédito al consumo a través de tarjetas y préstamos en el primer semestre le brindó al consumidor el financiamiento para comprar antes de que aumentasen los precios”, concluyen.
 

Las cadenas ofrecen rebajas de hasta un 40% y cuotas para liquidar los que sobraron

Aunque la venta mundialista resultó récord, en los negocios quedaron aparatos disponibles. Y hay inquietud ante la perspectiva de que venderlos se les vuelva complicado en los meses que vienen.
 
No sólo porque la Copa del Mundo ya terminó, sino porque la economía entró en recesión y el consumo empezó a retraerse. Ante ese escenario, y la pérdida que implica tener mercadería inmovilizada, la estrategia parece haber sido continuar con las promociones agresivas que habían lanzado antes del Mundial o durante la competencia, en una suerte de “liquidación”.


Eso sí, ahora sin la pelota como gran protagonista y apuntando al público menos “futbolero” que pueda verse tentado a renovar su televisor para ver películas y series en una pantalla mejor, más grande y con una imagen más nítida.

Un relevamiento en las grandes cadenas encontró que por estos días, y aunque el Mundial se terminó, los televisores siguen entre los productos para el hogar con las ofertas más atractivas: descuentos de hasta un 40% y la posibilidad de pagarlos en 12 cuotas sin interés, en especial durante los fines de semana.

“La dinámica comercial que tuvimos durante el Mundial seguirá, no hubo una interrupción luego de la final ni de la eliminación de la Selección. Seguimos y seguiremos en los próximos meses con las ofertas y las cuotas de la misma manera que antes. Habrá descuentos, y 6 o 12 cuotas sin interés en productos seleccionados”
, comenta Alejandro Taszma, director comercial de Frávega.

En los sitios web de las grandes cadenas, por ejemplo, podía encontrarse esta semana un televisor Sharp 4K de 55 pulgadas de $ 37 mil publicado en oferta a $ 23 mil (un 38% menos) o uno Admiral Full HD de $ 17 mil rebajado a $ 12 mil (29% menos).
 
Por un SmartTV LG de 43 pulgadas Full HD, antes a $ 17.500, pasaron a pedir $ 13 mil (26% menos).


“En los años mundialistas -explica Taszma- la venta de televisores se concentra. Si en un año normal el primer semestre reúne el 55% de las ventas de todo año, en uno con Mundial es el 65%. Y creemos que esta vez lo vendido será un 70% del total anual. Por lo cual, está previsto para el segundo semestre vender el 30% restante.”

Con “viento en contra” y sin Mundial, esa pequeña parte podrá ser la más difícil.

Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/mundial-televisores-compro-segundos-ahora-liquidan-resto_0_r1qRkN0XQ.html

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Cáncer de mama: El rol del diagnóstico precoz

El cáncer de mama es más frecuente en la mujer. Actualmente en Argentina se detectan …

Deja un comentario