Inicio > Consejos > Los mejores consejos para decorar un salón

Los mejores consejos para decorar un salón

El salón es quizás la estancia más importante para un hogar

La decoración es un tema que a todo el mundo atrae, pero no todos saben cómo hacerlo. Es habitual que muchas personas contratan los servicios de un decorador profesional, que les ayude elegir cuales son los detalles que no deben faltar o que, por el contrario, nunca deberían ser añadidos a una estancia.

Una de las principales estancias de una casa es el salón. Esto se debe a que es una zona de tránsito donde la familia suele reunirse, ya sea para comer, para ver la tele, para jugar y pasar tiempo juntos. En ocasiones los salones sufren mucho desgaste y además, con el paso de los años y al cambiar las edades de los miembros de la familia, también suelen quedar anticuados.

En la actualidad la decoración salón ha cambiado mucho si se compara con respecto a algunos años atrás. Atrás quedaron los grandes muebles que cubrían las paredes (mueble bar), las cortinas pesadas que no dejaban pasar la luz y los pequeños sillones y sofá, donde sentarse era casi imposible. Ahora los interioristas han buscado la forma de conseguir salones y salas de estar cómodas, útiles y, sobre todo, funcionales para todos los miembros de la familia.

Estos especialistas han descubierto una serie de trucos decorativos que favorecen a casi todas las estancias, pues jugando con ellos pueden conseguir que los salones se conviertan en el espacio deseado, sin tener que realizar reformas.

A continuación se expondrán cuáles son esos sencillos secretos que utilizan los decoradores para convertir los diferentes espacios en zonas confortables y prácticas para todos los miembros y que la vez no supongan una gran inversión para la familia.

¿Cómo decorar el salón en siete sencillos pasos?

A continuación se desvelarán las claves para tener un salón adecuado a la necesidad familiar y acompasado con el espacio que realmente se posee.

Agrandar el salón sin obras

Muchos se preguntarán cómo se puede lograr esto, y la respuesta es muy sencilla, utilizar muebles más pequeños que vayan acorde con el verdadero tamaño de la estancia.

Los muebles grandes son solo aptos para lugares donde literalmente el espacio sobra, si no es así lo mejor es optar por un mobiliario más pequeño, ajustado al lugar y que cree la impresión de que existen más metros cuadrados de los que hay.

Esto también se consigue utilizando un suelo laminado, que dé la apariencia de profundidad.

Aprovechar y crear luz

Es la clave principal para que la estancia parezca más grande y agradable. Para ello hay que librar las ventanas y colocar visillo o estores que sean translúcidos, lo que quiere decir que la claridad pueda traspasar el tejido para que la estancia nunca sea ensombrecida. También ayudará el combinar colores decoración en tonos claros, así la luz se reflejará m

ejor en ellos.

La distribución

En términos de distribución y decoración de los salones hay que empezar colocando las piezas grandes, como el sofá, el mueble del televisor o la mesa. Además se debe tener en cuenta dónde están las ventanas y las puertas, para no entorpecer el tráfico de personas y de luz.

Una vez se haya hecho esto lo demás será más sencillo, pues solo consistirá en rellenar los espacios sobrantes con muebles que contribuyan a mantener el orden y la decoración de la estancia como una estantería, una lámpara, mesitas auxiliares o alguna planta.

El reto del salón rectangular

Para muchos un salón rectangular supone un reto, el truco está el elegir piezas poco profundas y alargadas para que no corten la línea visual. También se puede decorar a través de rincones, creando en las estancias pequeñas salas dedicadas a diferentes cosas, como el rincón de la lectura.

Tonalidades

Quizás la clave de todo esto sea el uso de tonalidades claras, tonos pasteles, grises, celestes, rosados, siempre dentro de una variedad que cree la sensación de espacio.

Cuando se utilizan colores demasiado vibrantes u oscuros en estancias pequeñas, se genera una atmósfera algo asfixiante, pues parece que el lugar es más pequeño de lo que es.

Entre telas

Las telas naturales son siempre un acierto en términos de decoración. Las tapicerías de lino y algodón son cálidas en invierno y frescas en verano, además son telas que poseen caídas muy naturales.

Para los tapizados, al igual que para las cortinas o estores, es mejor elegir tejidos sin mucha trama. Luego se puede añadir un toque más divertido en una alfombra.

Para el suelo

Nada mejor que las tarimas de madera o al menos que la imiten. Hay que apostar por acabados matizados con cera, barniz o ligeramente blanqueados.

Del suelo al techo, muchas estancias tienen incorporadas la escalera madera decoración, que une ambos lugares, esta no debe quedarse en el olvido y debe contar con las misma tonalidades que el suelo.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Sofía Jujuy Jiménez habló de los rumores de romance con Juan Martín del Potro

La ex participante de “Bailando” y el tenista estuvieron juntos en un boliche de Palermo… …

Deja un comentario