Inicio > Destacadas > Melody: “Melina estaba inconsciente y se turnaban para violarla”

Melody: “Melina estaba inconsciente y se turnaban para violarla”

Melody, testigo del crimen, amplió su declaración y dio nuevos detalles sobre lo ocurrido con la joven. Su dramático relato

Para la Fiscalía, Melody, de 17 años, es la principal testigo del crimen, cuyas declaraciones, a medida que se avanza en la investigación, resultan positivas. Pese a que en un primer momento se realizaban allanamientos en la casa de Toto, el único menor detenido, ella afirma que fue en la casa de una persona que se presentó como “César”, padre de la religión de Toto.

“El sábado 23, me pasan a buscar a las 22 para ir a bailar, estaban Melina, Elías (el Narigón), Toto, Joel (Chavo) y el que manejaba. Era un auto chico, gris oscuro, con vidrios polarizados y olor a limpio”, comenzó su relato la principal testigo del crimen de la joven Melina Romero.

“Cuando subo al auto, llegó a la esquina y me acordé lo que le iban a hacer a Melina, porque Joel me venía advirtiendo que la iban a drogar, enfiestar y a tener relaciones todos juntos. Yo le dije a Melina que me acompañara a buscar un documento, porque yo quería sacarla del auto como sea. Me dijo que se quería quedar, yo me enojé y les dije ‘vayan ustedes'”. Al ser consultada sobre qué recuerda del interior del auto, aclara que antes de bajarse pudo divisar “marihuana, cocaína, pastillas de rivotril y clonazepam”.

Tras esa primera visita, afirma que volvieron más tarde, pero ya en otro vehículo: “A las 7 de la mañana del domingo me tocan bocina. Vi a Melina que no daba más, estaba en su mambo. El auto era alargado, con palanca al piso, azul marino y feo. No tenía luces de adelante y la chapa patente la tenía atrás. Durante el viaje no encontraba la forma de sacar a Melina del auto y me dijo ‘acompañame, no me dejes sola’, entonces me subí”.

Respecto de las características del chofer, aseguró: “Era la primera vez que lo veía. Tenía pelo enrulado y una gorra. Joel estaba al lado y Melina encima de él. Atrás estaba Toto, el Narigón, otro pibe con buzo a rayas y visera, y al lado de ese me subo yo. El pibe de buzo a rayas se baja en la Escuela Técnica”.

Joel fue el primero en autoincriminarse, además de señalar a los demás implicados. Según esa declaración, los hechos ocurrieron en la casa de Toto, donde se encuentra un templo umbanda. Sin embargo, para Melody la escena del crimen es otra, aunque también detalla imágenes religiosas.

“De ahí fuimos a la casa de César, el umbanda, que dice ser el padre de Toto y tío del Narigón”, afirmó en esta oportunidad Melody, quien aclaró que antes no había detallado todo porque se sentía presionada. “César es gordo, de 1,75 metros, cabello rapado color negro, medio canoso, robusto, más bien gordo”, continuó.

Al detallar la casa donde tuvo lugar la fiesta, afirmó: “Es una reja blanca oxidada, con un pasillo largo que da a una puerta corrediza. Ahí hay una cortina donde se ven todos los santos. Hay una radio, una televisión vieja, dos colchones finitos, uno encima de otro. hay una cama marinera y los colchones estaban en la cama de abajo. El piso era de cemento y ahí vi fasos, merca, bebidas alcohólicas y colillas”.

“Apenas entramos a la casa de César, Melina se quedó ahí fumando un cigarrillo. Yo me quise ir, Toto y César me dijeron ‘no te podés ir, te tenés que quedar acá’. Yo les decía que tengo una hija y tengo que llevar a Melina”.

“Melina estaba llena de chupones, todos bailaban entre ellos: Toto, César, Melina, Joel y el Narigón, menos yo. Yo no sabía qué hacer. Y ahí Joel me hizo una seña como que a Melina la iban a violar. Él unas semanas antes me lo había dicho, pero no le conté nada a Melina porque pensé que Joel no mata ni a una mosca. Estaban bailando y en un momento Melina quería irse y lo empuja a Toto”. Ahí, comienza el relato del horror.

Melody recuerda: “César se pone en la puerta, tapándola y no me deja ir, me muestra un arma que tenía en la cintura y Melina se me cuelga para irnos y me decía ‘nos van a violar’, y yo le digo ‘estamos secuestradas, ¿cómo salimos ahora de acá?'”.

“Toto me saca a Melina, la empuja y ella le quiere pegar, entonces entre Toto y Elías la cagan a trompadas y patadas como si fuera una pelea callejera. Joel también le pegó, pero no tan violentamente. Melina cayó al piso y quedó ensangrentada. Esto fue a las 4 o 5 de la tarde”.

“Melina reaccionó un rato después y no sabía nada de lo que había pasado. Joel y los demás le decían que se había desmayado y ella intenta irse, entonces Toto y Elías empiezan a sacarle la ropa. A mí me retenía Joel”, rememoró.

Respecto de los abusos, recordó: “A Melina la violaron Toto y Elías, ella se defendía con patadas y codazos. Ahí Toto le pegó otra piña, entonces ella quedó inconsciente y la violan en forma reiterada.
Joel me tenía arrinconada y se turnaban para violarla. A las 10 de la noche dejaron de violarla, respiraba lentamente, estaba todavía inconsciente”.

“Le dije a Joel que había que llevarla al hospital, porque Melina no reaccionaba. Mientras tanto, Toto, Elías y Joel se quedaron consumiendo lo último que quedaba de droga. César no estuvo presente durante los golpes y la violación. Entre la 1 y las 2 de la madrugada, César volvió y dijo ‘ah, bueno, veo que la pasaron bien’, y dijo que se iba a encargar de deshacerse del cuerpo”.

Sobre cómo se deshicieron del cadáver de la menor, Melody aseguró que “colocaron a Melina en forma fetal. Le ataron los pies y las manos con bolsas de nylon y le colocaron una bolsa en la cabeza cuando todavía respiraba. Entre Toto, César, Joel y Elías la pusieron en una bolsa de consorcio negra, adentro le pusieron piedras, como pedazos de baldosas, le hicieron un nudo y la dejaron ahí”.

“A los quince minutos, César levantó la bolsa en la que estaba Melina, la sostenía con una mano arriba y la otra abajo, como abrazándola. Así la llevaron hasta un auto azul, César metió la bolsa en el lado delantero del acompañante, corrieron el asiento para atrás y pusieron la bolsa en el piso. Toto y Elías se subieron en la parte de atrás y ahí me quise ir, pero Joel me agarró y me subió al coche que manejaba César”, confesó.

Al momento de declarar sobre cómo se realizó el descarte del cuerpo, confirmó: “Salimos para Hurlingham, pasaron por arriba de un puente, abajo del puente pasaba un arroyo”, momento en que se bajaron del vehículo y “ellos siguieron caminando con la bolsa junto a un alambrado, donde hay un cartel de una empresa con la sigla 3M. La bolsa la llevaban entre Elías y César, caminaron y tiraron la bolsa con Melina, que rodó hasta la orilla. Ellos bajaron hasta donde estaba la bolsa y la patearon; como la bolsa seguía en la orilla, la abrieron y le metieron más piedras. Ahí me dijeron ‘bueno, vamos'”.

“En el viaje, César decía ‘por fin la descartamos, por fin nos sacamos de encima un peso’, y los demás chicos se reían”, afirmó Melody, quien recordó que al volver a su casa le relató a la madre que había estado con Melina. Pocas horas pasaron y Joel volvió a la casa de Melody. “Me dijo que me tenían vigilada, me lo dijo hasta que lo detuvieron. Recién ahí me solté y empecé a decir la verdad. No dije nada antes por temor a que me pasara algo”.

Te puede interesar >>>

Vacaciones inolvidables

Si todavía no has decidido a dónde ir de vacaciones, lee lo que te contamos …