fbpx
Obras de modernización del rompehielos Almirante Irizar

Obras de modernización del rompehielos Almirante Irizar

oDurante el recorrido el ministro de defensa se refirió a las tareas que se están llevando a cabo en Tandanor. “El Irizar se encuentra en la etapa final de la reconstrucción del rompehielos Almirante. Está bien dicho reconstrucción porque luego del incendio en 2007 sólo quedó la carcasa inferior”. Y agregó que “todo lo que estamos viendo hoy se hizo a nuevo, hemos multiplicado la capacidad de laboratorios, de tripulantes y de pasajeros, con respecto al anterior buque. Tiene todos los elementos de modernización para convertirse en uno de los rompehielos con mayor capacidad científica del mundo”. “A partir del incendio surgieron presiones para repararlo en el exterior o comprar uno nuevo, pero la presidenta de la Nación tomó la decisión política de reconstruirlo en el astillero Tandanor con mano de obra argentina. Todo esto es parte de un proyecto político que tiene una mirada firme sobre cómo resolver los problemas”. Y añadió: “Tuvimos que generar una nueva capacidad dentro de Tandanor, lo que le dio un valor intangible a dicho astillero: la capacidad de trabajar con buques de gran porte”. “La obra está avanzada arriba del 90 por ciento y el objetivo es contar con el buque en la próxima campaña antártica 2015-2016, luego de finalizadas las pruebas de agua y de hielo que se harán en breve”, sostuvo Rossi en la recorrida por las distintas cubiertas del rompehielos amarrado en la dársena del astillero Tandanor. Entre los adelantos con los que cuenta el buque que operará en la Antártida, “Ahora – explicó Rossi- el Irizar tendrá dos puentes, el de comando, y otro similar en la cubierta de abajo que corresponderá a los científicos.” El ministro empezó su recorrido visitando el puente de comando; la sala en que se encuentran los radares; los camarotes; la sala de control de máquinas; de bombas; de motogeneradores. Luego, siguió por la cantina; el centro de recuperación de hipotermia; el sector de los laboratorios; la cubierta de vuelo y el hangar. La inversión fue de más de 500 millones de pesos, y se emplearon más de 1.2 millones de horas hombre de trabajo íntegramente argentino y con proveedores nacionales. “Elegimos el camino más difícil, pero el Irizar será un orgullo para todos los argentinos”, dijo Rossi al referirse a este nuevo buque con tecnología de punta, y con un sistema ignífugo que permitirá controlar y sofocar eventuales incendios. Por su parte, el secretario de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa, Santiago Rodríguez, destacó que “desde el punto de vista industrial, estamos hablando de un trabajo de altísima complejidad, que permitió incorporar nuevas capacidades técnicas y productivas, no sólo en Tandanor, sino en las decenas de pymes nacionales que participaron en la obra”. El rompehielos se rehízo por completo. En sus 120 m de eslora x 25 m de manga dispone de habitabilidad para más de 300 personas. Con la modernización aumentó la capacidad de los trabajos científicos, ya que triplicó el área de laboratorios para investigación. Además contará con más de 600 equipos nuevos, más de 1500 muebles de fabricación nacional, y con motores de última generación. Acompañaron al ministro el presidente de Tandanor, Mario Fadel; y personal técnico del astillero.

Te puede interesar >>>

Qué pasa si se demora la aplicación de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V

Qué pasa si se demora la aplicación de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V

La llegada intermitente de vacunas provocó un cambio en la estrategia al poco tiempo de …