Inicio > Autoayuda > Qué es el síndrome de Wendy
Qué es el síndrome de Wendy

Qué es el síndrome de Wendy

El síndrome de Wendy se define fundamentalmente como un trastorno de la persona que le lleva constantemente a satisfacer a otra.

Wendy puede ser una mujer o un hombre, y está detrás de otra persona (Peter Pan), para hacer todo lo que éste no lleva a cabo y debería realizar.

El Síndrome de Wendy se puede considerar como un abanico de conductas que lleva a cabo el afectado, fundamentalmente motivadas por miedo al rechazo, por la necesidad de que le acepten, y por temor a la soledad. En definitiva, por una necesidad muy grande de sentirse socialmente respaldado.

Puede darse en los roles paternos, llevando a cabo una exagerada sobreprotección de sus hijos y liberándolos de muchas de sus responsabilidades, con lo que les hacen un flaco favor. También puede darse a nivel de pareja, haciendo que el otro miembro en ocasiones pueda sentir agobio en dicha relación.

Aquel madre o padre que le tiene todo preparado a su hijo, que con 10 años le sigue atando los cordones o cortándole la carne, es un claro ejemplo de síndrome de Wendy en el núcleo familiar.

Algunas de las conductas más significativas que lleva a cabo la persona que padece el síndrome de Wendy, son las las siguientes:

Se siente imprescindible

Necesidad imperiosa de cuidar del amante como si fuera un niño.

Evita todo lo que a su pareja le enfade.

Intentar continuamente hacer feliz a la pareja

Considera que el amor o las relaciones son solo sacrificio y resignación, y no disfrutar.

Convertirse en un padre o madre en la relación de pareja, etc.

Para poder determinar un verdadero síndrome de Wendy, hay que tener en cuenta que todas estas conductas se producen por el miedo al rechazo y a la soledad, y que además se perpetúan en el tiempo.

Qué hacer ante un síndrome de Wendy

El principal problema de este trastorno, como de tantos otros en psicología, es la falta de conciencia del mismo por parte de quien lo está padeciendo. Saben que les pasa algo y que algo no funciona en la forma que tienen de hacer y de ver las cosas, pero no saben solucionarlo y ni cuál es el origen.

La superación de este síndrome depende en gran medida de que el afectado sea capaz de reconocer, hacerse consciente de dicho trastorno, y de lo erróneo de las conductas que por él lleva a cabo. Debe superar el miedo al rechazo y a la soledad, y debe aprender que todo aquello que se le exija no tiene siempre porqué llevarse a cabo.

Estos síndromes deben de evaluarse y de tratarse por psicólogos especialistas en este tipo de síndromes, ya que es muy probable que si no se trata adecuadamente y no se superan los miedos que lo ocasionan, haya una recaída en el mismo trastorno.

El proceso de tratamiento y recuperación debe conllevar necesariamente lo siguiente:

Incrementar su autoestima personal.

Establecer relaciones equitativas con las personas.

Acostumbrarse a decir NO, hay que enseñarle lo que es la asertividad.

Enseñarle que cada uno es responsable de su propia vida.

No asumir los deberes y responsabilidades del otro.

Ser consciente de que los cambios de hábitos son lentos, y que debe tener paciencia con la intervención.

Estas pautas sirven como prevención y superación de este trastorno. La conducta de cualquier persona con el síndrome de Wendy está basada en el miedo al rechazo y a la soledad, en el complejo de inferioridad y el impulso por complacer a todos.

Por tanto, si en el proceso educativo se enseña a la personas conductas asertivas, se enseña a desarrollar la autoestima, y a tener unas adecuadas habilidades sociales, las personas estarán mejor preparadas para prevenirse de síndromes como el síndrome de Wendy.

Fuente: http://www.psicoglobalia.com/que-es-el-sindrome-de-wendy/

Te puede interesar >>>

Claves de diseño a tener en cuenta antes de comenzar la renovación del hogar

Es normal que las personas piensen en grandes sumas de dinero cuando se plantean mejorar …