fbpx
¿Qué es la devolución del IRPF en Uruguay?

¿Qué es la devolución del IRPF en Uruguay?

Cuando se acerca el fin del año, es común que un trabajador tenga dudas acerca del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF, sobre todo en lo que se refiere a una potencial devolución.

El IRPF es un impuesto obligatorio para todas las personas residentes en territorio uruguayo, sin distinción de su nacionalidad. Sin embargo, es un impuesto justo y que se calcula en base a distintas variables y al índice de la Base de Prestaciones y Contribuciones, por lo que cada persona o familia pagará determinadas cantidades de impuestos y, a algunos, les corresponderá seguir unos sencillos pasos para solicitar una devolución, ya que es un impuesto progresivo que se paga mes a mes -automáticamente, descontando de la nómina- y que a fin de año, al totalizar cuentas, gastos y exenciones, puede tener un saldo favorable y, por ende, será posible requerir una devolución de impuestos.

En internet, existen sitios web dedicados a informar sobre la devolución IRPF, el procedimiento y los detalles a tener en cuenta antes de realizar la solicitud ante la Dirección General Impositiva. Esa información, valiosa e imprescindible, repercutirá en lo fácil y bien que se podrá llevar a cabo la solicitud de devolución de impuestos, y también ayudará a conocer cómo funciona el IRPF.

 

¿Qué es la devolución IRPF y cómo se realiza?

Cuando llega el momento de hacer la declaración de impuestos sobre la renta, a final del periodo laboral, hay dos posibilidades. La primera es que se haya pagado menos IRPF del que debería haberse pagado, de acuerdo a los cálculos y a las bases imponibles, para lo que deberá realizarse el aporte por los canales que la DGI disponga. La segunda posibilidad es que se haya pagado más dinero por concepto de IRPF del que debería haberse pagado, en ese caso, a la persona o familia le corresponderá una devolución de IRPF.

El IRPF se calcula sobre la Base de Prestaciones y Contribuciones, teniendo en cuenta todos los ingresos que una persona o familia haya tenido durante un período fiscal en lo correspondiente a salarios, prestaciones por desempleo, rendimientos por bienes inmobiliarios o mobiliarios, por inversiones en fondos o acciones, con excepciones para las becas públicas, prestaciones sociales, indemnizaciones, personas o familias que pagan créditos o viven de alquiler; y con menor carga impositiva para las familias con hijos, las personas jubiladas o aquellas personas que padezcan alguna incapacidad.

Una vez se haya realizado el cálculo, para lo que puede requerirse una declaración jurada -dependerá de cada caso-, será posible solicitar una devolución de IRPF en el caso que se haya pagado más dinero del que correspondía, algo que es bastante frecuente, sobre todo porque no se aplican todas las exenciones y desgravaciones en todos los casos.

¿Cómo se realiza la devolución de IRPF?

Las devoluciones de IRPF no son automáticas, es decir, deben solicitarse explícitamente ante la Dirección General Impositiva, a través de su sitio web oficial o, si resulta más cómodo, a través de la oficina de la DGI que sea más cercana al domicilio.

Para hacerlo a través del sitio web, sólo se necesita proporcionar el RUT o el número de cédula, tras lo cual, la ventana ofrecerá detalles acerca de si efectivamente corresponde una devolución o si tiene que pagar más dinero, en todo caso, ofrecerá detalles del importe correspondiente.

Tras eso, el importe podrá ser retirado de la cuenta bancaria en un procedimiento rápido y sencillo, como también podrá ser retirado a través de la red de oficinas de la DGI, proporcionando la tarjeta de RUC en caso de los trabajadores independientes o la cédula de identidad en el caso de trabajadores por cuenta ajena.

Consideraciones sobre el IRPF

El IRPF es un impuesto justo, tiene en cuenta las realidades personales, familiares y sociales, para realizar cada uno de los cálculos sobre deducciones, exenciones y desgravaciones. Sin embargo, no es perfecto y puede ser que al final del periodo existan algunas desgravaciones que no se hayan tenido en cuenta o gastos que no figuren entre los deducibles, y que sí se hayan tenido en cuenta por la Dirección General Impositiva.

Por estas razones, es importante siempre llevar los datos al día en todo lo relacionado con los impuestos y, sobre todo, tener en cuenta cuáles son aquellos gastos y beneficios que por ley permitirán pagar menos impuestos o solicitar una devolución cuando así corresponda.

Te puede interesar >>>

El plan de Alibaba para apoderarse del eComerce en Argentina

El plan de Alibaba para apoderarse del eComerce en Argentina

Alibaba, anunció una alianza con el grupo de carga aérea estadounidense Atlas Air Worldwide Holdings para lanzar un …